Y la vajilla de fino oro labrada / sea de quién la mar no teme airada

P1000908

 

Más abajo, encontraréis copiado directamente de una web, un resumen del comienzo del libro VII de La República de Platón. Es decir, el mito de la caverna.

Que nadie se me alarme, ya se ha escrito suficiente durante los últimos dos mil quinientos años, para que yo me ponga ahora a buscar nuevas facetas epistemológicas de la intención de Platón, estoy muy mayor para eso.

Sin embargo, quiero, como continuación de lo que escribía ayer, utilizar el mito de Platón, para profundizar en algunas de las ideas que intentaba desarrollar.

Decía que una de las cosas que se llevó por delante esta era Acuario malnacida con el siglo, era la verdad, y quizás me equivoqué. Me está empezando a parecer que, la verdad, así, en sentido absoluto no la hemos conocido nunca a lo largo de la historia.

Vivimos, pues en una caverna, y no vemos más que sombras de lo que pasa por ahí fuera, con el añadido negativo, para nosotros, que esa realidad, nos afecta, influye en nuestra forma de vida, nos manipula, y nos fuerza a actuar, no como a los cavernarios platónicos, que tenían un aparente pacto de ignorancia mutua con el exterior.

Desde luego, la realidad de afuera, ha trabajado muy duramente para que el hombre de la caverna, no interfiera en esa vida exterior. Las sombras, esa realidad conveniente, nos ha entretenido por los siglos de los siglos, ha sido una especie de teatro de sombras, que ha acaparado nuestra atención y ha evitado que participásemos de la actividad de la luz.

Las sombras de hoy, todos las conocemos, y además se van “profesionalizando”. Por una parte el “soma” de Huxley, en forma de entretenimiento para nuestro cerebro, es decir, televisión, (incluídos los reportajes de la dos), las redes sociales…..

La desubicación desarrollada en el ministerio de la historia de Orwell, la babelización de ideas de nuestra civilización, contando la historia sin contarla.

Y como colofón a esta era de la información huera, el Farenheit 451 de Bradbury, pero en forma de aparente exceso de información, el acceso a “todo” lo que pasa,” te dejo leer, pero no hay contenido”.

Yo, me decía el otro día un taxista, ahora leo todos los periódicos, porque los tengo gratis en el teléfono inteligente, y soy un hombre informado, y al día…¡Alma de pollo!. Las veces que he pensado que en tiempos del “Parte” aunque estuviera igual de mal informado, por lo menos era solo media hora en la radio, y luego podía leer a Mallorquí o a Tellado, según gustos, mire usted.

Nuestro taxista del ejemplo, no solo leía sombras, leía las mismas sombras veinte veces, intercaladas con publicidad machacona, bien de lo malos que son en Podemos, o lo afeitaditos que van los de Ciudadanos, o lo mal que gobiernan los del PSOE, o lo que arramblan los Pperos, todo repetido.

Si el bueno del taxista, una vez se ha empapado de lo malos que son los del equipo contrario, decidiera pasar de los titulares, no encontraría mucho más, y si fuera a Internacional, desde luego no se enteraría de los problemas de Birmania, o del pensamiento político de la oposición en Japón, o si hay un “leader” carismático en la lejana Xingian…..

Desde luego, de lo que no se enterará es de los planes que el club de antiguos alumnos de Harward está diseñando para el futuro de su vida y la de los suyos, o cuál es la razón oculta de esta segunda guerra mundial que estamos viviendo.

No se enterará de quienes son las víctimas, solo intuirá sombras, no se enterará de qué tipo de armas se están utilizando (los hongos están mal vistos) y la pólvora mata poco…..pero hacer bajar los precios de la energía, reblandece a los malos, y asustarnos con comernos vivos, nos asusta a nosotros.

El hombre de la caverna de Platón estaba más tranquilo (quizás no tuviera camisa, como el de Tolstoi) que nosotros. La ciencia del dominio del hombre por minorías, ha alcanzado niveles encomiables de sofisticación.

Aquel que quiso enseñar la otra realidad, la que estaba ahí fuera, fue ajusticiado. No matiza muy bien Platón, si fue por los dirigentes cavernarios, que se beneficiaban de comisiones que recibían desde afuera, o si fue un simple, no nos moverán. No lo sé, pero si alguien hoy intenta saber, decir, publicar, insinuar….ya se sabe, primero se le desacredita, es un conspiranoico, está loco, a saber qué quiere ganar, lo que en una sociedad bien manipulada, y poco crítica cuaja rápido, y muerto el perro, se acabó la rabia.

Si no es suficiente, se le asesina discretamente, o no tanto, (Kennedy brothers ) o se le aisla y si se mueve se le mata….(Wikileaks). Ejemplos de estos a miles en la historia.

Así que seguimos sin saber el qué, el por qué, y el para qué. No sabemos a qué viene ese mundo de baratijas que han creado, y que reparten a cambio de cromos, que también han creado, y que se reparten con criterios poco definidos pero ligados al escalvismo.

Porque el dinero, no existe, murió con el nefasto Nixon, allá por el 71, cuando la reserva federal americana, decidió que los” bank notes” no serían respaldados por oro. En ese momento, todos nos transformamos en esclavos, nos pidieron que creyèsemos en Dios….”In god we trust”, y lo que nos dieron a cambio fueron mercancías manufacturadas por el sistema.

Solo para valorar el robo que nos han hecho, baste decir, que una onza de oro valía literalmente 35 dólares. Hoy esa misma onza vale 1205 dólares…34 veces más.

Recuerdo haber leído, que en el principio de la era industrial, era común desarrollar poblados alrededor de las fábricas, donde vivían los empleados, como plantaciones de Maryland, vamos.

A cambio de su trabajo, el obrero recibía vales que le servían para comprar en el abarrotes que tenía la empresa en el poblado…..El sistema hoy, es idéntico, salvo que la aldea es global.

Como ejemplos, quedan en la carretera que va desde Manresa a Berga, restos de aquellas colonias que han sido origen de poblados como Viladomiu, Navás, Puigreig….hoy hay hasta rutas turísticas, si alguien quiere constatarlo. Pero las hay en todo occidente.

Para que se entienda la sofisticación de la evolución de nuestros derechos, a peor, permítanme sus gracias una “boutade”. La situación de un esclavo, fue siempre mejor que la de un obrero.

Veréis, cuando el amo, necesitaba mano de obra, iba al mercado de esclavos, y compraba una mercancía, que tenía un precio perfectamente conocido, fruto también de unos gastos, y no menores, incurridos por los esclavistas que proveían el mercado.

A partir del momento de la compra, el esclavo, pasaba a ser un activo de la plantación, que debía mantenerse, debía producir, debía cuidarse para evitar su deterioro, y en función de su estado tenía un valor residual en libros, vaya como el ordenador del contable.

Realmente era poco productivo el sistema, tenías que gastar una fortuna en traer obreros ¡desde otro continente!, ¡mermas de hasta el cincuenta por ciento de la mercancía durante el transporte!, y como se te muriera antes de tiempo habías hecho un pan como unas tortas.

El sistema de la libertad ha sido muy perjudicial para el cortador de caña. Lo primero, es que tú te pagas el viaje, en patera claro, (los ratios de mermas no han mejorado mucho). Luego como he externalizado la mano de obra, te doy cromos que gastas en mi tienda, intento darte menos cromos de los que necesitas para pagar tu subsistencia en mi tienda, si no hay que cortar caña, te echo de mi plantación y me ahorro una pasta en lo que coges en mi tienda, y si revientas…allá tú, yo no tengo que amortizarte en libros anticipadamente, que luego salen pérdidas no presupuestadas, que os morís sin que antes hayáis hecho una presentación para que se tenga en cuenta en los presupuestos trimestrales, y no dais tiempo al contable para que haga correctamente la provisión.

Por supuesto, conseguir cosas como la propiedad de tierras, o de medios de producción, están fuera del alcance de nosotros, hombres de la caverna.

Y así estamos, que a lo mejor el hombre de dentro de la caverna, si no le tocaban mucho los cojones los que andaban por fuera, hizo muy bien apiolando al pollo que les animaba a unirse a la fiesta del conocimiento.

Y acabaré con los versos de Fray Luis de León, en su oda a la vida retirada

……Y la vajilla de fino oro labrada

sea de quien la mar no teme, airada

Buenas noches y buena suerte

Platón describió en su alegoría de la caverna un espacio cavernoso, en el cual se encuentran un grupo de hombres, prisioneros desde su nacimiento por cadenas que les sujetan el cuello y las piernas de forma que únicamente pueden mirar hacia la pared del fondo de la caverna sin poder nunca girar la cabeza. Justo detrás de ellos, se encuentra un muro con un pasillo y, seguidamente y por orden de cercanía respecto de los hombres, una hoguera y la entrada de la cueva que da al exterior. Por el pasillo del muro circulan hombres portando todo tipo de objetos cuyas sombras, gracias a la iluminación de la hoguera, se proyectan en la pared que los prisioneros pueden ver.

 

Estos hombres encadenados consideran como verdad las sombras de los objetos. Debido a las circunstancias de su prisión se hallan condenados a tomar únicamente por ciertas todas y cada una de las sombras proyectadas ya que no pueden conocer nada de lo que acontece a sus espaldas.

 

Continúa la narración contando lo que ocurriría si uno de estos hombres fuese liberado y obligado a volverse hacia la luz de la hoguera, contemplando, de este modo, una nueva realidad. Una realidad más profunda y completa ya que ésta es causa y fundamento de la primera que está compuesta sólo de apariencias sensibles. Una vez que ha asumido el hombre esta nueva situación, es obligado nuevamente a encaminarse hacia fuera de la caverna a través de una áspera y escarpada subida, apreciando una nueva realidad exterior (hombres, árboles, lagos, astros, etc. identificados con el mundo inteligible) fundamento de las anteriores realidades, para que a continuación vuelva a ser obligado a ver directamente “el Sol y lo que le es propio”,

La alegoría acaba al hacer entrar, de nuevo, al prisionero al interior de la caverna para “liberar” a sus antiguos compañeros de cadenas, lo que haría que éstos se rieran de él. El motivo de la burla sería afirmar que sus ojos se han estropeado al verse ahora cegado por el paso de la claridad del Sol a la oscuridad de la cueva. Cuando este prisionero intenta desatar y hacer subir a sus antiguos compañeros hacia la luz, Platón nos dice que éstos son capaces de matarlo y que efectivamente lo harán cuando tengan la oportunidad> con lo que se entrevé una alusión al esfuerzo de Sócrates por ayudar a los hombres a llegar a la verdad y a su fracaso al ser condenado a muerte.

DE LO QUE ESTE SIGLO SE HA LLEVADO POR DELANTE

Viaje a Japón 155

 

 

 

 

Parece mentira, ahora que estamos justo en la mitad de la segunda década de este siglo, lo que sin darnos cuenta se ha llevado por delante esta era de Acuario, que dicen ha empezado acabando los mil novecientos.

Con el comienzo, desparecieron de las líneas del cielo de Nueva York, las torres del “Centro del comercio mundial” que suena más duro que eso de World Trade Center, que a mis oídos pareció siempre como una atracción de feria, y a lo mejor lo era, y todo.

Miles de muertos, la ciudad nunca sería la misma, ni en su configuración, ni en el espíritu de sus habitantes. La cosa había comenzado dura, haciendo daño, pero a la vez ofreciendo la oportunidad de construir sobre esas ruinas, un nuevo espacio, y una nueva conciencia, que ha tenido consecuencias notables, no solo en Norteamérica, sino en todo el mundo.

Creo que en ese momento, comenzó la segunda guerra mundial global, (La primera, tuvo dos partes, creo yo, de 1914 a 1918, el primer tranco, y de 1939 a 1989, con la caída del muro de Berlin, el segundo) esta segunda parte no fue más que la consecuencia de la ceguera de las potencias vencedoras en 1918, que regalaron un motivo a una Alemania innecesariamente humillada.

Esta segunda guerra, como todas, lo primero que se ha llevado por delante, ha sido la verdad. Hoy, los ciudadanos, no sabemos qué pasa, no conocemos ninguna verdad sobre los motivos, las intenciones, o los hechos que cotidianamente van llenando la lista de acontecimientos que se suceden.

Además ahora los mantras se difunden a nivel global, a la vez, y no podemos discernir nada, estamos condenados a construir con retazos intencionados de información, una verdad que nos pueda satisfacer. Ni siquiera aquello que vemos con nuestros ojos, es digno de crédito, ya no.

Una vez muerto y enterrado el comunismo de bloques, con la disolución de la Unión Soviética, el mundo occidental necesitaba un enemigo para seguir funcionando. Yo no lo sé, pero siempre he pensado, que se escogió al Islam, porque era la última gran masa de gente con ideales, o pensamiento más o menos comunes, y un cierto poder dado por las finanzas del petróleo, que aún no se ha incorporado al Siglo XXI.

Todos recordamos que en el siglo XIX Japón dio el salto traumático, no con la eliminación de sus tradiciones, pero sí con la apertura a otras formas de vida que trajo el Emperador Meiji de sus paseos por el mundo industrializado que había a Occidente.

Lo de Rusia, fue tremendamente doloroso. Se eliminó una monarquía de cartón piedra, a sangre y fuego, creando al menos, en primera persona, un demonio, Stalin. La transición a la cultura Occidental y a la industrialización, se ha llevado a cabo, con muchas deficiencias, y renunciando al final, al motor que fue el pensamiento comunista.

Y China. A costa de sacrificios humanos sin límite, Mao, se echó el país a la espalda, les lavó el cerebro a bofetadas, las veces que fue preciso, y ha llevado a parte de la población a la era de la industria.

Cierto que es la industria que aquí no queremos tener, bien por molesta, o por no rentable cuando se desarrolla en nuestros países, pero están llenando un hueco, como los bárbaros con el Imperio Romano.

Así, que ya tenemos un enemigo global, el Islam, que ataca Nueva York, Londres Madrid…o Beigin.

Nosotros a cambio llenamos de bombas y muertos aquellas partes del Islam que no nos son rentables económicamente.

De esa forma hemos hecho desaparecer buena parte de las joyas de Siria, de la gran Babilonia, y si no hemos hecho lo mismo con las pirámides de Gizah, creo que ha sido porque no hay dinamita para hacerlas volar. Seguro que ha estado en la cartera de algún señor de la guerra de Oriente, o de Occidente, que lo mismo da.

Cuando pienso que ha desaparecido buena parte de la ciudad de Alepo, que Palmira ha sido destruída, como si lo que le hicieron los romanos a la reina nabatea no fuera suficiente.

Esta vez no había Zenobias que arrastrar por las calles de Roma.

Como la verdad ha muerto, no sé cómo estará la mezquita omeya de Damasco, o su milenario mercado, no lo sé. Es posible que el siglo XXI se haya llevado buena parte al “otro lado”, no lo sé. Pero Cran de los Caballeros ha debido ser bombardeado de nuevo, y por las mismas causas básicas que la destruyeron una vez.

Pero quienes han desaparecido, para siempre son los millones de sirios, que ya no tienen una vida que desarrollar en su tierra, El Assad aguanta, y acabará siendo olvidado por los telediarios, manteniendo así su tribu en el poder. Es de lo que se trata.

La destrucción de las reliquias arqueológicas que sobrevivían como testigos de los inicios de la humanidad que hoy conocemos, los hemos visto desaparecer a martillazos. (Bueno lo que quedaba). Y no sé si es verdad, o no. Tremendo.

Y yo vivo más intranquilo, la guerra ha dado más poder a quien nos gobierna. Estamos controlados, censurados, vigilados diría yo. Nuestra intimidad ha sido otra de las sacrificadas, debemos entregarla en los aeropuertos, en nuestras comunicaciones, pronto tendremos ya la policía del pensamiento, (si no existe ya). Y nos quejábamos como el Hermano Lobo, ¿cuándo quitarán la censura cinematográfica?…El año que viene si Dios quiere.

Pues la seguimos teniendo en You Tube, por ejemplo, o en la matanza de los chicos de Charlie Hebdo. Me da lo mismo quién, ya las consecuencias siempre son nefastas para los ciudadanos.

Así que este siglo XXI se ha llevado también la libertad de pensamiento, ya que las bases para fundamentarlo que podemos encontrar a nuestro alrededor, seguramente están manipuladas.

Así que estamos condenados a pensar con unos límites pre-establecidos, y si nos los saltamos, You Tube, o Facebook, los cercenan deprisa, que no hay que cabrear al poder.

Lo siguiente que se ha llevado este siglo, ha sido nuestro dinero. Parece que la nueva misión del poder es eliminar a la clase media. Tanto, que creo que ya no existe, así que nos hemos quedado sin trabajo, con dos barridas de dinero con las burbujas, primero de las puntocom, luego con las subprime, y pasado mañana cuando reviente la de los bancos y las inmobiliarias en China, o nos demos cuenta que los préstamos que se han concedido a los países, estructurados hoy en bonos de estado, no valen nada.

Mantenemos pues la guerra global, en las espaldas de parte del Islam….que difuso enemigo nos hemos creado. Ni siquiera es un país con ansias colonialistas, son grupos que solo quieren que se rece como ellos, o muerte. Huele a plan diseñado en un despacho. Seguro que me equivoco.

Por fin nuestra madre Gaya, anda de un cabreo subido. Se han arrasado las playas paradisíacas del Ïndico a base de Tsunamis. La misma diosa, ha demostrado que hasta los japoneses son capaces de no saber enfrentarse a Ella, como se ha demostrado en Fukujima. La fama japonesa de eficiencia dedicación y detalle, ha saltado por los aires. La gran ola les pillo tomando unas cañas.

Parece que hasta los templos de los pobres desaparecen, como ha ocurrido en Nepal, ahora mismo, o que nos quedamos sin hielos en el Norte. No sé, pero desaparecen muchas cosas en muy poco tiempo. Maldita era de Acuario, con lo que les gustaba a los hippies floreados en aquella California dorada de los sesentas.

Hablaré más de todo esto en otras ocasiones, me preocupa mucho el ver como se derrumba una civilización en la que he vivido, y se sustituye por una mezcla de 1984, un mundo feliz, y Farenheit 451.

A lo mejor los Mayas llevan razón, y esto ha petado ya.

Buenas noches, y buena suerte

El terror a la hoja en blanco

Tantas veces hemos leído o escuchado a escritores, de esos que son profesionales, que tienen que escribir su página diaria para la revista, o deben entregar un par de capítulos más al editor para el próximo lunes  y , ¡buuuffff! la cabeza en blanco, que no viene la idea, o peor aún, que viene y no hay quien la plasme de forma coherente.

Recuerdo que Kubrik, llevó en El Resplandor , ese síndrome al extremo, haciendo que su escritor hiciera una novela de papel en blanco. La cosa acabó mal, claro.

Hoy estoy un poco en esa línea, salvando las distancias, claro, ya que ni tengo editor esperando un par de capítulos, ni el jefe de redacción del periódico donde no trabajo va a echarme una bronca, y dos días de empleo y sueldo.

Quizás haya sido culpa de  un día de perros en Madrid que me ha impedido salir a contar los frailes, y que me ha recluido en mi garibola, viendo como cuadrar la declaración de hacienda, después de que la Pepa de la radio diera por despertarme con un beethovenazo en toda la cocorota metiendo la quinta con Von Karajan riendo desde el otro lado. No lo sé, quizás una mezcla de todo.

Luego intentar organizar un poco mi biblioteca, que desde que se me murió el lector electrónico, y llegó su reencarnación, las cosas han cambiado a peor.

De cualquier forma, decir algo siempre se puede decir, y hoy echaré mano de eso que cada vez me molesta más, pero con lo que llevamos conviviendo bastantes décadas. Se trata de la intromisión de palabras de otros idiomas en nuestra fabla cotidiana.

Cierto es que con la proliferación de escritos, conferenciantes, presentaciones, discursos, radios, televisores, formas de expresión que te obligan a usar un número determinado de caracteres, y todas esas zarandajas, el idioma se ve sometido a un trajín que no era tal cuando   se circunscribía solo a los monjes de los monasterios que en una semana te pintaban una letra…. preciosa, eso si, pero una sola letra.

Así, que tenemos toneladas de palabras que han aparecido en nuestra lengua, algunas con tal fuerza, que han conseguido doblegar los, a veces, esclerotizados brazos de nuestros académicos, que al menos.por el momento, se defienden bien de los acrónimos.

Los ejemplos, por  si alguien se me ha perdido, son incontables. Hacemos Road show, cuando realmente son exposiciones itinerantes,  se usa make-up, en vez de afeites, o hacemos business en vez de negocios… bueno que voy a decir que no se sepa.

Hay personas, que han entrado en campaña para defender la pureza de nuestro idioma, intentándolo alejar de esos barbarismos, y en principio me parece bien, si no fuera porque es una práctica que se viene llevando a cabo desde que el mundo es mundo y por todas partes. Veamos.

El primer ensayo que me trague, justo acabando de leer por primera vez Moby Dick, fue un pequeño texto de Austral, “En torno al casticismo”. By Miguel of Unamuno.

Reconozco en aquel libro leído, hace posiblemente más de cincuenta años, la causa de que no volviera a leer un ensayo en más de diez años, pero que también me dio la oportunidad de entender muchas cosas más adelante enormemente útiles para caminar por la vida

Entenderemos  con D. Miguel, que el  casticismo en el idioma, es esa jerga que los gremios utilizaban para entenderse entre ellos, y facilitar  tanto la salvaguarda de sus  secretos, sus técnicas, como el reconocimiento de sus iguales, y dentro del gremio, los diferentes casticismos, que diferenciaban a maestros de oficiales y aprendices….

De ahí se han derivado hasta sociedades secretas si me apuras, o simplemente profesiones en las que un posible intrusismo podía ser no solo incómodo sino hasta peligroso. Pensad por favor, en un abogado, cuando redacta un texto profesional que  el profano necesita que se lo interpreten, por no hablar de los latinajos que a la que te descuidas han aparecido en la conversación.

De los médicos y los científicos en general, ni hablamos. Han tenido que inventar la especialidad de divulgador para que el común de los mortales entendamos de qué hablan, o qué nos duele.

Las nuevas profesiones, o aficiones que han ido apareciendo durante los últimos ciento cincuenta años, como no podía ser de otra manera, han traído también sus casticismos, en general marcados por la zona del mundo de donde proceden en primera instancia. Así hablaremos de foot ball, no de balompié, ( a no ser que te pongas estirado) tirarás  un córner, difícilmente  un saque de esquina… gritamos goal, no  objetivo. Bueno suficiente.

Esto, si lo tomas con un cierto sentido del humor te puede llevar a situaciones chuscas como cuando te pones a comentar algo de ese deporte u otro cualquiera, que arrastra su jerga, su casticismo, con un neófito. No te entiende, de la misma forma que yo no entenderé cuando me hablan de semicorcheas, o cuando me dicen que el ataque del allegretto fue brillante.

Pues apliquémonos el cuento, los informáticos tienen su jerga, el mundo de la moda, la suya, el del deporte, también, el del motor, o los fabricantes y consumidores de goma de mascar, pues no son menos que los fabricantes de vidrio de Murano, o los tejedores de seda, o los militares.

Veamos el toque sociológico. Hace unos días  comentaba, de paso, (he evitado con elegancia el galicismo), que la lucha de clases había sido muerta, y enterrada, pero los humanos que somos muy nuestros, y gracias al cartesianismo, nos encanta pertenecer a algún grupo, clasificaditos y reconocibles, que para eso se inventaron las tiendas de camisetas del Atleti, en mayor o menor medida.

Los norteamericanos inventaron algo muy interesante en aquel ambiente de fin de la segunda guerra mundial, mientras se daban de tortas por el paralelo cincuenta y dos. “El american way of life”.

En teoría, el sistema te recompensaba en función de tu esfuerzo, de tu ambición , en definitiva, de tu aportación al país. Está bien, porque eso permitió generar tiempo libre y crear grupos de gente a los que les gustaba el ejercicio, a los que les gustaba la pesca  o cualquier otra  cosa, y con ello, y su difusión mundial  exportaron también los casticismos que conllevaba la nueva situación. Porque la mayoría de las veces la afición era realmente nueva.

Donde antes las clases no se mezclaban, ahora los que no se mezclan son los runners con las fashion victims. Es lo que hay. Y no se puede pretender entrar en un grupo sin comprender sus jergas, sus usos, sus sentimientos en definitiva. De ahí que mi abogado preferido jamás podrá intervenirme un apendicitis, ni mi adorado cirujano, representarme en un juicio de faltas.

Por el momento, la suerte que tenemos es que los japoneses, son muy suyos, y los chinos apenas están saliendo del medievo, que si no también su jerga nos llegaría junto con cualquier cosa que puedan desarrollar y vender al mundo, y,pues ya ves, a meter expresiones escritas en casitas para hablar del nuevo juego de ordenador o de la forma de sacarle la pasta al vecino, que lo mismo da.

Así que no se me aturulle la concurrencia, y si Nadal le mete un ace al Federer, se disfruta, y si yo en el hoyo cinco me hago un hole in one, se me aplaude y a otra cosa.

Por último, si ves un texto, o una publicidad que no entiendes, no te preocupes, no está hecha para ti. Descubre al friki que llevas dentro, presentarte en ese círculo, y lo entenderás todo perfectamente, sin que a ti te entiendan un carajo los no iniciados ni falta que hace

Cosas de la Aldea Global.

Buenas noches and good luck

Dolor nepalí

DSC_0067He visitado dos veces Nepal, la última en octubre del año pasado. Desgraciadamente en la capital, decidió un tifón que estaba machacando el centro y norte de la India, descargar, no con la fuerza con que lo hizo al sur, pero si con la suficiente intensidad, para ponerme de barro hasta las orejas.

P1040460

Los que conocéis Katmandú, sabéis perfectamente lo que significa una lluvia persistente y con cierta intensidad en esa tremenda ciudad.

Hoy no voy a escribir sobre ese viaje, ni sobre el anterior, un par de años antes que me llevó hasta los pies del Annapurna.

Quiero sin embargo recordar, que esa lluvia, molesta, para un turista como yo se transformó en un drama para las gentes que estaban haciendo el circuito del Annapurna, ya que al comienzo de la temporada de excursionistas y escaladores, cuando ya no se esperaban precipitaciones fuertes, este fenómeno sorprendió a mucha gente, demasiada creo yo, entre habitantes de la zona, guías de montaña, y excursionistas.

Mientras este drama se desarrollaba, yo estaba volando hacia Paro, y con las limitaciones de las comunicaciones no llegué a enterarme con exactitud, del número de personas que murieron, pero leí algo así como 50 muertos, y 400 desaparecidos en algún momento. Supongo que de esos últimos aparecerían con posterioridad los más de ellos, pero las agencias de noticias dejaron de informar, y nunca más se supo, o supe.

Luego desde el Tíbet, llegué casi al campo base del Everest, por el lado fácil, pero el ejército chino me impidió el paso, porque, al parecer, las condiciones incluso en esa parte, con los Himalayas por en medio, y varios días después de la tragedia, el paso estaba cerrado por inseguro.

P1040303

De nuevo, sabéis quienes habéis viajado a esa zona, como son las comunicaciones, lo que cuesta hacer treinta kilómetros por aquellos caminos, y lo frágil que es la vida de quienes allí, intentan salir adelante.

Sabéis perfectamente que una alteración del medio, un corrimiento, un desbordamiento, no solo se puede llevar decenas de vidas, sino, lo que quizás es peor, dejar en la más absoluta miseria a los que sobreviven.

Cierto que necesitan poco, y que tienen la sonrisa siempre en la cara, incluso, aquellos que por su profesión, han sido contaminados por occidente, por gente como yo que aparecemos con nuestros euros, dólares o plásticos que lo pueden todo.

Gentes, que como yo, van a sus tiendas, y tratan de rebajar 100 rupias en unos zapatos de montaña, falsos, ya lo sé, pero útiles, y esas 100 o 200 rupias puede ser lo P1040394P1040437

que muchos nepalíes llevan a sus casas ese día para dar de comer a su familia.

Uno de los grupos más privilegiados del país, son los sherpas, miembros de una etnia, que tradicionalmente han acompañado a las expediciones de  occidentales, y orientales (Japoneses, Australianos, Neozelandeses) en sus excursiones por las montañas maravillosas a cuyos pies se extienden los valles por los que transcurren los Ríos que acaban rindiendo pleitesía en la India.

P1040324

Estas gentes, con las que yo he viajado, son seres excepcionales, no solo por la forma en que llevan a cabo su labor, sino por el trato que te dan, y la sonrisa con la que te regalan todos y cada uno de los momentos del día, es un privilegio estar con ellos.

Mi amigo el Sherpa que me llevó al Annapurna

Mi amigo el sherpa que me acercó al campo base del Annapurna.

Trabajan durante cuatro meses al año, ahora empieza la temporada de primavera, luego paran por la llegada de los monzones, vuelven de nuevo en octubre y noviembre, y el invierno les echa a patadas a sus poblados porque no se puede andar por las montañas.

Digo que son privilegiados, porque pueden obtener unos ingresos de siete u ocho mil euros al año, lo que les permite llevar a sus hijos a escuelas de mayor calidad, y algunos casos excepcionales a alguna universidad local.

Justo ahora hace un año, una avalancha, se llevó la vida de 16 de estos hombres que estaban preparando en el campo base del Everest una ruta para el día siguiente. Mereció algunos sueltos de prensa, y un artículo sobre los sherpas en National Geographic, que no se si compensó al menos a las familias de los muertos.

Luego, como he dicho, el pasado 9 de octubre el ciclón Hudhud, llegó hasta la montaña, y por el paso de Thorung, se llevó a esa cincuentena, (creo) de personas.

Para que nos hagamos una idea de qué es lo que esto significa, diré que en un año, casi doscientas mil personas van por las rutas del Annapurna, (bellísimas, e inolvidables), que representan la vida para el país y para muchas de sus comunidades.

Pero ya vemos que cuesta sangre. Si corresponde a occidentales, mal, claro, sobre todo si acaba con sus vidas, pero han, (hemos) ido por voluntad propia. Si corresponde a un ciudadano nepalí, el drama se multiplica por mil, y es fácil entenderlo. Si hay muerte, las expectativas de la familia se truncan, y si se sobrevive con impedimento de volver a la montaña, aún peor.

P1040379

Porque por encima de los cuarenta y poco…. estás fuera de este trabajo, tienes que  haber sacado tu familia adelante, debes tener tus hijos educados, vamos el trabajo hecho.

Dos golpes terribles el año pasado al inicio de la temporada en primavera y en otoño, y hoy un terremoto, que al parecer ha matado gente en la montaña, habrá destruido caminos, no sé lo que habrá hecho en la doliente Katmandú, aunque las noticias son terribles, con centenares de muertos, edificios derrumbados, y hasta maravillosas construcciones se han venido abajo. Parece que el Dharahara se ha derrumbado, no sé como estará la plaza Durbar en Patan, aunque las noticias son que está irreconocible.

Pienso también en Bhaktapur, o en Pokhara, que debe estar muy cerca del epicentro, o en Lumbini, más al sur donde nació Buda.

P1040359

Quiero hacer un último comentario sobre las gentes de este país, que siempre me ha acogido con cariño, y es relativo a la explotación inhumana que están sufriendo en Qatar los nepalíes que les están levantando instalaciones deportivas para un futuro campeonato del mundo de fútbol. Informaros acerca de lo que ocurre, como viven y como están muriendo esos obreros que acuciados por la miseria y con salarios infrahumanos, van a satisfacer el ansia de dinero de la gente más rica del mundo, los qataríes, y los dueños del fútbol.

Solo quiero ahora expresar mi dolor por el drama que se vive en esa tierra, y esperaré ocasión para poder colaborar dentro de mis posibilidades.

Buenas noches, y buena suerte

De la ilusión de 1977 a Barcelona Global

P1000111Ayer escribía sobre la falta de ilusión que provocan los proyectos que nos está ofreciendo el panorama político a los que debemos votarlos, y voy a aportar algo positivo, para que no  crean sus gracias que soy un negativo, y jodido viejo amargado. Juro que nada más lejos de la realidad.

No aguanto comentar que la última ilusión del Sr. Iglesias, ha sido mostrarse ufano de mandar a casa a dos prebostes de la vieja guardia socialista. Los he matado yo, cree el pobre, cuando la realidad es que ya estaban muertos desde hace tiempo. Como mucho ha realizado la muy ecológica labor del buitre leonado, limpiando la carroña.

 Pero vamos a lo positivo, primero comentando lo que para mí significó ilusión en política. Fue entre 1976 y 1977. Como había anunciado la Pirenaica, “la bestia ha muerto”, de hecho había sido en noviembre de 1975, cuando el gobierno de entonces decidió ahorrar en celebraciones, e hizo coincidir el evento con el aniversario de José Antonio Primo de Rivera. ¡Qué cosas!

Los que nos acordamos de aquello, mayormente por estar allí, sabíamos que las cosas no estaban bien, ni en lo económico, ni en lo social. Teníamos terrorismo, Mohamed nos invadía el Sahara, en Europa no nos querían ni ver, no había cine, teatro, libro o revista que no pasase por una terrible censura. La información era en una sola línea, la oficial, que salía de Prado del Rey, las emisoras, que no eran privadas, debían conectar a las dos y media y a las diez de la noche para dar el “Parte”, y los telediarios, los veían 20 millones de españoles.

De trabajo, ni hablamos, ¿para qué?, las condiciones económicas eran deplorables, comparadas con nuestro entorno, las cosas no podían ser peores, hasta la educación iba terriblemente dirigida, nuestro futuro era tremendo.

Además el Dictador, había dejado las cosas” atadas y bien atadas”, tal y como nos había amenazado. Los poderes que se transmitieron al nuevo Jefe de Estado, eran, ni más ni menos, los que disfrutaba el Dictador, y la teórica representación ciudadana de la Carrera de San Jerónimo, era, no solo monocolor, sino sustentada por las armas del ejército.

Los estudiantes que habían intentado algo, supieron perfectamente que era eso de correr delante de los grises, y llevarse buenos golpes en el mejor de los casos, ya que en el peor, la dictadura se despidió, como saludó al llegar, matando. (Claro que se le llamó ajusticiar, lo que a Puig Antich le hicieron).

Como se recuerda, en esas épocas, no había obreros, había productores…(problemas de tener una lengua tan rica), y si había alguien fuera del sindicato vertical, pues al 1001.

Sin embargo, la cainita sociedad española, en un escorzo inesperado, se dio la mano por todas partes, cedieron los comunistas muchas de sus justas reivindicaciones, para evitar más sangre, la jefatura del estado, no hizo valer los poderes heredados, las cortes se auto-disolvieron, y a pesar de etarras, grapos, restos fascistas del ejército, fue tal la ilusión que los políticos de aquel momento supieron infundir al (ahora sí), ciudadano, que se pasó de la más terrible de las dictaduras a lo que se reconoce hoy como democracia.

Por fin pudimos hablar de política, de como queríamos que fuera nuestra sociedad, sin tener que mirar si había ropa tendida. Por fin se discutía en el Parlamento de lo que queríamos, o de lo que cada partido quería para el futuro de España.

Y por ahí fuera, hubo hasta admiración. Creo que la cosa salió bien, pero ahora casi cuarenta años después, necesitamos una nueva inyección de ilusión, que juro no está en el navajeo tabernario con que día y noche nos regalan nuestros políticos, así que voy a dar unas cuantas ideas.

– Cambiar inmediatamente la ley electoral, eliminar las listas cerradas, de forma que yo pueda conocer a mi diputado, a mi concejal, y que sea el pontífice que necesita la sociedad para llevar los anhelos a donde se puedan analizar y desarrollar. Además, quiero que todos los votos valgan lo mismo.

-Cambiar las leyes de contratos de la administración pública, de forma que sea imposible que  se decidan en el palco de Can Barça, o en el Bernabéu. La lucha contra la corrupción parte siempre de la dificultad que una ley te imponga para hacer trampas, y de los controles independientes que se establezcan en el análisis del gasto público.

– Realmente llevar adelante una reforma de la educación consensuada entre todos los representantes de los votantes, y que garantice que va a ser útil a nuestros descendientes. Que no se cambie cada cuatro años, según los intereses de tal o cual partido. Los de mi quinta ya no tenemos remedio.

– Necesito ver que mis políticos quieren que yo viva mejor, y necesito de su generosidad para que en vez de pelear por su próxima reelección, hasta límites execrables, peleen lo necesario, hombro con hombro cuando se requiera, para conseguir que nuestro país sea motivo de orgullo y satisfacción para sus habitantes, cosa que hoy no ocurre ni de broma.

– Necesito un líder que abandere  un proyecto  en beneficio únicamente de los ciudadanos, no de él, y las sobras para el pueblo, alguien que nos aglutine, y que pueda devolverme la alegría de acercarme a una urna sin nauseas.

Cuando en una empresa,( y un país lo es) quiere sacar adelante un proyecto, lo primero que hace es decir qué se quiere hacer. En el ejemplo que quiero comentar sucintamente, “Barcelona global” lo primero que se dice es lo que se pretende: Compromiso para que Barcelona sea una de las mejores ciudades del mundo para atraer talento y actividad empresarial. ¡Guau!. A esto me apunto….” Queremos una Barcelona abierta, comprometida, conectada y desacomplejada y excelente”. A esto también me apunto.

Esto lo promulga una plataforma ciudadana de pensamiento y acción…… No voy a decir más, visitad www.barcelonaglobal.com, y descubrid, descubrid un proyecto, un proyecto que puede ser válido, o no, que puede ilusionar, o no, no me importa, pero el esquema para que se  rellene con los millones de ideas que seguro bullen en el talento reprimido de nuestra tierra, es lo que vale. Como si quieres decir, y pelear para ello como un solo hombre, que queremos ser el centro mundial de encuentro continuo de las religiones, o que queremos ser el centro mundial de desarrollo sanitario, o de la alimentación mundial, o varias de esas cosas a la vez…. yo qué sé. Solo soy un pobre jubilado que paga impuestos, pero quiero un líder, una tarea que nos mejore a todos, que nos una en la consecución de un fin, que los reinos de Taifas destruyeron Al Andalus.

Luego, por supuesto, una vez sabiendo a donde vamos, hay que trabajar por el proyecto, y solo por el proyecto. Con presupuestos ideológicos y económicos, con correcciones cuando se requiera, con controles, metas….y resultados.

Buenas noches y buena suerte

Discurso de Goytisolo al aceptar el Cervantes

  A la llana y sin rodeos  
En términos generales, los escritores se dividen en dos esferas o clases: la de quienes conciben su tarea como una carrera y la de quienes la viven como una adicción. El encasillado en las primeras cuida de su promoción y visibilidad mediática, aspira a triunfar. El de las segundas, no. El cumplir consigo mismo le basta y si, como sucede a veces, la adicción le procura beneficios materiales, pasa de la categoría de adicto a la de camello o revendedor. Llamaré a los del primer apartado, literatos y a los del segundo, escritores a secas o más modestamente incurables aprendices de escribidor.
A comienzos de mi larga trayectoria, primero de literato, luego de aprendiz de escribidor, incurrí en la vanagloria de la búsqueda del éxito -atraer la luz de los focos, “ser noticia”, como dicen obscenamente los parásitos de la literatura- sin parar mientes en que, como vio muy bien Manuel Azaña, una cosa es la actualidad efímera y otra muy distinta la modernidad atemporal de las obras destinadas a perdurar pese al ostracismo que a menudo sufrieron cuando fueron escritas. La vejez de lo nuevo se reitera a lo largo del tiempo con su ilusión de frescura marchita. El dulce señuelo de la fama sería patético si no fuera simplemente absurdo. Ajena a toda manipulación y teatro de títeres, la verdadera obra de arte no tiene prisas: puede dormir durante décadas como La regenta o durante siglos como La lozana andaluza. Quienes adensaron el silencio en torno a nuestro primer escritor y lo condenaron al anonimato en el que vivía hasta la publicación del Quijote no podían imaginar siquiera que la fuerza genésica de su novela les sobreviviría y alcanzaría una dimensión sin fronteras ni épocas.
“Llevo en mí la conciencia de la derrota como un pendón de victoria”, escribe Fernando Pessoa, y coincido enteramente con él. Ser objeto de halagos por la institución literaria me lleva a dudar de mí mismo, ser persona non grata a ojos de ella me reconforta en mi conducta y labor. Desde la altura de la edad, siento la aceptación del reconocimiento como un golpe de espada en el agua, como una inútil celebración.
Mi condición de hombre libre conquistada a duras penas invita a la modestia. La mirada desde la periferia al centro es más lúcida que a la inversa y al evocar la lista de mis maestros condenados al exilio y silencio por los centinelas del canon nacionalcatólico no puedo menos que rememorar con melancolía la verdad de sus críticas y ejemplar honradez. La luz brota del subsuelo cuando menos se la espera. Como dijo con ironía Dámaso Alonso tras el logro de su laborioso rescate del hasta entonces ninguneado Góngora, ¡quién pudiera estar aún en la oposición!
Mi instintiva reserva a los nacionalismos de toda índole y sus identidades totémicas, incapaces de abarcar la riqueza y diversidad de su propio contenido, me ha llevado a abrazar como un salvavidas la reivindicada por Carlos Fuentes nacionalidad cervantina. Me reconozco plenamente en ella. Cervantear es aventurarse en el territorio incierto de lo desconocido con la cabeza cubierta con un frágil yelmo bacía. Dudar de los dogmas y supuestas verdades como puños nos ayuda a eludir el dilema que nos acecha entre la uniformidad impuesta por el fundamentalismo de la tecnociencia en el mundo globalizado de hoy y la previsible reacción violenta de las identidades religiosas o ideológicas que sienten amenazados sus credos y esencias.
En vez de empecinarse en desenterrar los pobres huesos de Cervantes y comercializarlos tal vez de cara al turismo como santas reliquias fabricadas probablemente en China, ¿no sería mejor sacar a la luz los episodios oscuros de su vida tras su rescate laborioso de Argel? ¿Cuántos lectores del Quijote conocen las estrecheces y miseria que padeció, su denegada solicitud de emigrar a América, sus negocios fracasados, estancia en la cárcel sevillana por deudas, difícil acomodo en el barrio malfamado del Rastro de Valladolid con su esposa, hija, hermana y sobrina en 1605, año de la Primera Parte de su novela, en los márgenes más promiscuos y bajos de la sociedad?
Hace ya algún tiempo, dedique unas páginas a los titulados Documentos cervantinos hasta ahora inéditos del presbítero Cristóbal Pérez Pastor, impresos en 1902 con el propósito, dice, de que “reine la verdad y desaparezcan las sombras”, obra cuya lectura me impresionó en la medida en que, pese a sus pruebas fehacientes y a otras indagaciones posteriores, la verdad no se ha impuesto fuera de un puñado de eruditos, y más de un siglo después las sombras permanecen. Sí, mientras se suceden las conferencias, homenajes, celebraciones y otros actos oficiales que engordan a la burocracia oficial y sus vientres sentados, (la expresión es de Luis Cernuda) pocos, muy pocos se esfuerzan en evocar sin anteojeras su carrera teatral frustrada, los tantos años en los que, dice en el prólogo del Quijote, “duermo en el silencio del olvido”: ese “poetón ya viejo” (más versado en desdichas que en versos) que aguarda en silencio el referendo del falible legislador que es el vulgo.
Alcanzar la vejez es comprobar la vacuidad y lo ilusorio de nuestras vidas, esa “exquisita mierda de la gloria” de la que habla Gabriel García Márquez al referirse a las hazañas inútiles del coronel  Aureliano Buendía y de los sufridos luchadores de Macondo. El ameno jardín en el que transcurre la existencia de los menos, no debe distraernos de la suerte de los más en un mundo en el que el portentoso progreso de las nuevas tecnologías corre parejo a la proliferación de las guerras y luchas mortíferas, el radio infinito de la injusticia, la pobreza y el hambre.
Es empresa de los caballeros andantes, decía don Quijote, “deshacer tuertos y socorrer y acudir a los miserables” e imagino al hidalgo manchego montado a lomos de Rocinante acometiendo lanza en ristre contra los esbirros de la Santa Hermandad
que proceden al desalojo de los desahuciados, contra los corruptos de la ingeniería financiera o, a Estrecho traviesa, al pie de las verjas de Ceuta y Melilla que él toma por encantados castillos con puentes levadizos y torres almenadas socorriendo a unos inmigrantes cuyo único crimen es su instinto de vida y el ansia de libertad.
Sí, al héroe de Cervantes y a los lectores tocados por la gracia de su novela nos resulta difícil resignarnos a la existencia de un mundo aquejado de paro, corrupción, precariedad, crecientes desigualdades sociales y exilio profesional de los jóvenes como en el que actualmente vivimos. Si ello es locura, aceptémosla. El buen Sancho encontrará siempre un refrán para defenderla.
El panorama a nuestro alcance es sombrío: crisis económica, crisis política, crisis social. Según las estadísticas que tengo a mano, más del 20% de los niños de nuestra Marca España vive hoy bajo el umbral de la pobreza, una cifra con todo inferior a la del nivel del paro. Las razones para indignarse son múltiples y el escritor  no puede ignorarlas sin traicionarse a sí mismo. No se trata de poner la pluma al servicio de una causa, por justa que sea, sino de introducir el fermento contestatario de esta en el ámbito de la escritura. Encajar la trama novelesca en el molde de unas formas reiteradas hasta la saciedad condena la obra a la irrelevancia y una vez más, en la encrucijada, Cervantes nos muestra el camino. Su conciencia del tiempo “devorador y consumidor de las cosas” del que habla en el magistral capítulo IX de la Primera Parte del libro le indujo a adelantarse a él y a servirse de los géneros literarios en boga como material de derribo para construir un portentoso relato de relatos que se despliega hasta el infinito. Como dije hace ya bastantes años, la locura de Alonso Quijano trastornado por sus lecturas se contagia a su creador enloquecido por los poderes de la literatura. Volver a Cervantes y asumir la locura de su personaje como una forma superior de cordura, tal es la lección del Quijote. Al hacerlo no nos evadimos de la realidad inicua que nos rodea. Asentamos al revés los pies en ella. Digamos bien alto que podemos. Los contaminados por nuestro primer escritor  no nos resignamos a la injusticia.

POLITICOS, VOTANTES, E ILUSION

 

 

Una cosa que no han sido capaces los políticos de transmitirme, ha sido ilusión.

Los proyectos que están planteando para el futuro, el futuro cercano de los próximos cuatro años, no pueden ser más ramplones, y más lejos de mis expectativas, en lo que se refiere a la ciudad en la que vivo, la comunidad que encierra mi ciudad, y por supuesto, el país que finalmente nos engloba a todos, por no hablar (que lo haré) de Eurpoa.

Ya, cuando las europeas, me hacía esta misma reflexión, y lo que querían los políticos era que les escogiéramos a ellos, a cada uno de ellos, con un cheque en blanco, para sentarse en un Parlamento, que al parecer no tiene más poder que yo mismo, y al final no se representa ni a él mismo.

¿Alguien recuerda las promesas o los proyectos que juraban en las reuniones electorales (permitidme que no use meeting)? .

Yo, no, honradamente lo digo, y la razón es porque al final el voto fue a quien fue, con el famoso cheque en blanco, y una de las consecuencias, es que ninguno de los miembros del parlamento europeo, ninguno de los partidos que salieron a representarnos, ha gastado un solo segundo en explicar en horas de máxima audiencia, cuáles han sido sus logros en estos meses, qué proyectos les ocupan, y lo más importante, como va a afectar eso a mi vida. Silencio.

¿Alguien recuerda diez nombres de las personas que son hoy los representantes de España en ese foro? . Yo no lo recuerdo, es más, creo que ni dos diría, y desde luego, si se me pregunta por el curriculum de tal señora o señor, ya, ni flores.

Si intentamos hablar del problema, o los problemas que quieren solucionar, para mi es una página en blanco, o mejor dicho, en negro que representa más el vacío, la ausencia de color.

Si es de las posibilidades que tienen de hacerlo, en función del poder que puedan ostentar en esas instituciones, apaga y vámonos, porque a la hora de calificarla seguro que sale una sucesión de Cauchy convergiendo en el punto más cercano al cero posible.

Y ahí los tenemos, miles de personas, gastando nuestro dinero, discutiendo en múltiples idiomas, sobre el sexo de los ángeles las más veces, o implantando la nueva directiva impuesta por la multinacional de turno, o por el grupo de influencia al que le toque imaginaria esa noche, pero evitar por ejemplo que muera gente en aguas o cuchillas fronterizas, nada de nada.

A eso voy. Por ejemplo,muy pocos de los votantes de las europeas, saben qué es el TTIP. Y va a cambiar nuestras vidas, y me temo que a peor. Tratado Trasantlántico para el Comercio y las Inversiones.

Básicamente, se trata de reconocer, que las legislaciones europeas y las americanas (USA), sus normativas, y sus leyes, han permitido a las dos zonas a ambos lados de Atlántico, vivir con prosperidad y seguridad.

Sus consecuencias más básicas son la tentación de aceptar que los controles de los dos lados son válidos, y por tanto aceptados. Es decir que si tú fabricas un producto con el sello CE los americanos aceptan, sin control posterior, que es aceptable para su mercado, y viceversa.

Lo que ocurrirá rápidamente, es que se tenderá a aceptar la norma de fabricación, de garantía salarial, de control de movimientos financieros, de políticas de seguros, de auditorías, de elementos sanitarios, de productos alimentarios….más baratos, ya que tendrán que competir con los homónimos fabricados a uno u otro lado. Teniendo en cuenta el tema de las relaciones laborales en USA, o que se incluyen los países del tratado USA, México y Canadá, id contando que los salarios en España serán mexicanos, el despido y las indemnizaciones debidas, como en USA, la protección social, las emisiones de gases contaminantes y los Cop’s como allí.

Eso quiere decir que décadas de normativa europea se van a ir poco a poco, si queremos, pero inexorablemente por el sumidero.

¿Y quién gana?. Sólo las más grandes de las multinacionales, y esas salvo contadas excepciones están en el occidente Atlántico.

¿Quién pierde?. Los ciudadanos, lo juro, y si no, revisad cifras en México tras la implantación del tratado de libre comercio que les unió a USA. Y lo que es peor, ha conllevado – ignoro si directamente por su causa – que nuestra tierra hermana esté sumida en una guerra civil, por falta de riqueza.

Nuestros políticos no han debatido sobre esto en nuestro parlamento, y por lo que sé, no tienen aquellos que nos representan en Europa acceso alguno, a las actas de las negociaciones. No me ilusiona, me aterroriza.

Vayamos a las próximas, municipales y autonómicas parciales. ¿Propuestas ilusionantes?, por favor decidme alguna.

El otro día salía el candidato socialista a la alcaldía de Madrid que uno de sus proyectos era ¡quitar la hora al barrio del Pilar!.

La Sra. Aguirre no le andaba a la zaga, juraba a un grupo de personas en una residencia geriátrica, poco menos que les iban a poner chorizo a las lentejas.

L’Albert insistiendo en lo de las meretrices.

….Podemos que depende…..y los de IU,.

Y la mitad de los jóvenes sin trabajo, los mayores de 40 no van a encontrarlo nunca, los hospitales cayendo en picado, y cada vez que desde fuera miran a nuestro nivel de educación nos sonrojamos, el fondo nacional de pensiones tiritando, y nadie de los que pagamos hace nada por resolverlo. (Bueno, los muy ricos tienen ese problema resuelto).

De los autonómicos, ni hablar me apetece. El bueno de Gabilondo, remembrando al Viejo Profesor, bien está, y la del PP, no sale, que no le dejan.

A nadie se le ha ocurrido un plan, de esos que necesitan para llevarse a cabo, apéndices que hagan palidecer al caballo de Espartero. Ejemplo, un plan para elevar la renta per cápita de la región o la ciudad en un 15% anual, durante los próximos diez años. Plan desarrollado, viable, con sus costes, con sus sacrificios, con sus controles, como cualquier proyecto que llevaría a cabo cualquiera de esas empresas que están a punto de ser ya los verdaderos dueños del universo.

Un plan que asegurara niveles de ocupación, y niveles de renta per capita por encima de los 40K€ a los que votamos, a los que pagamos los sueldos y mamandurrias de esta gente que, a la hora de comunicarnos sus proyectos, parecen un programa de debate de esos de tele basura.

¿No somos capaces? Creo que no quiere hacerse, nos distraen con sus corrupciones, sus rasgamientos de túnicas senatoriales, pero proyectos ilusionantes, ninguno que, al menos, conmigo funcione, son políticas del siglo XIX, basadas las más de las veces en la lucha de clases, y eso ya no existe, amigos, murió en los cincuenta del pasado siglo, y se enterraron en 1989.

Ya he hablado en otras ocasiones de la distribución de la riqueza en nuestro país, pues tened en cuenta, que según lo que veo y leo, esto va a peor a pasos agigantados, para los más de los mortales.

Buenas noches y buena suerte

Tierra Santa ¿de verdad?

P1020960Viaje a Israel, la tierra prometida, y otras zarandajas

 

¿Por qué Israel?

 

La verdad no me atraía demasiado, pero era una forma de acabar mi periplo por esas tierras tan intranquilas, donde la gente anda dándose bofetadas desde antes de Tuthankamon, es decir casi cuatro mil años de hostialidades, que no tienen pinta de acabar.

P1020953

Pues sí, quería ver cuál es la razón, (si había alguna) para que una situación de este calibre durase tanto, y la verdad es que mis agnósticos ojos algo descubrieron, pero nada, a mi modesto entender que lo justificase.

 

Algo de geografía

 

Israel, hoy es un pequeño país, situado al este del Mediterráneo, cosa que a los occidentales del Mare Nostrum no nos importa demasiado, salvo que ahí el sol se pone por el mar, y parece que andas por tierras gallegas. Rápido ves que no.

Veintidós mil kilómetros cuadrados, ocho millones de habitantes, y una renta per capita, que para nosotros la quisiéramos, por encima de los treinta y dos mil dólares, que no está nada, pero que nada mal.

Rodeado de enemigos por todas partes…jordanos, egipcios, libaneses, sirios…y claro palestinos, hasta en el ombligo.

Agua, la justa, al norte el mar de Galilea, que supone un treinta por ciento del aporte nacional, lo poco que pillan del Jordán que se reparten con los jordanos, y un gran acuífero que les saca de penas.

El país fuera de las zonas costeras, y de los montes de Judea, es un desierto, que a fuerza de trabajo, se ha medio domado en algunas zonas, gracias a la alta tecnología agrícola que se ha desarrollado.

Para acabar de rematarlo, al sur y antes del gran desierto casi deshabitado, un gran lago hipersalado, el Mar Muerto, que además y con esto del calentamiento global, anda yendo hacia atrás por la terrible evaporación de esas zonas a más de cuatrocientos metros por debajo del mar Mediterráneo.

Sin ese encomiable trabajo, un erial, donde ni las cabras podrían sobrevivir.

 Algo de historia

 Ni pienso contar la “Historia Sagrada” ni la descolonización de Palestina por los británicos. Para eso está la Wilkipedia, la Espasa, o la British Enciclopedia, pero si comentaré algunos de los aspectos que más me han llamado la atención, sobre estas tierras y estas gentes.

P1020970

Todos sabemos, que según el primer libro del Pentateuco, posiblemente el Paraíso andaba por tierras entre el Tigris y el Eufrates… a saber, y que los primeros profetas adoptados como propios posiblemente vinieran del norte, de las tierras de Ur, siguiendo a sus rebaños de cabras mientras escarbaban en busca de algunas hierbecillas entre los guijarros del desierto.

De hecho esa “tradición” errante sigue hoy en día vigente pudiéndose ver campamentos de nómadas posiblemente beduinos con sus cabras entre las montañas secas. Poco ha debido cambiar la esencia de esa vida desde tiempos del padre Abraham, y posiblemente siga aún unos cuantos siglos.

Obviamente ese tipo de vida errante hace a la gente pelín agresiva, ya que seguro invades en tu discurrir tierras ajenas, o directamente quieres acceder a los asentamientos ya firmemente establecidos.

 Siempre andas detrás de la Tierra Prometida, y cuando sois muchos, el grupo puede ser temible y peligroso para aquellos que tienen una vida asentada en un territorio.

 

 No es mala idea para justificar las tropelías que esa forma de vida les llevó a realizar, buscarse un aliado incondicional, y quién mejor que Dios, pero sólo uno, por favor, que los que tienen muchos ya andan viviendo en sus ciudades tan tranquilos, y pueden tener un dios para cada cosa que se les ocurra. Además da un toque de exclusividad que te permite diferenciarte por arriba de cualquier otro grupo humano que te rodee.

 No es de extrañar, pues, que apareciera una figura protectora, a quien seguir. Asi que ese Dios, les animaba a pelear, conquistar, destruir, y no porque quisieran mejores tierras, o asentamientos más ricos, no, no, ni mucho menos, sino porque aquellos a los que apiolaban, eran incrédulos, no tenían su fe, eran de una religión diferente, y claro había que meterlos en cintura.

 El concepto de tribu a su máxima expresión, y para diferenciarnos, nos cortamos un cachito de pito… y a las señoras conquistadas por ahí oficialmente ni tocarlas….que no son gratas a los ojos de nuestro Dios.

 Lo que tienen las creencias monoteístas es sobre todo la intransigencia, pierden cualquier posibilidad de sincretismo con otras creencias, no pueden adoptar otros dioses, otros credos, otras liturgias. Hay que eliminarlas, y si alguno de los nuestros cae en la tentación de adorar a un becerro de oro, pues se le da con las Tablas de la Ley en la cabeza.

De esta forma creas un grupo cerrado, fanático, sin aportaciones externas. Un peligro si son agresivos y un coñazo si son pacíficos.

 Leyendo historiadores serios, resulta que parece que no hubo ningún pueblo judío viviendo en Egipto, parece también que de pollos como Moisés, bueno, no hay constancia, salvo la mención en el Éxodo, y posteriores….eso sí lo de Josué sacudiendo a Jericó parece que sí, y ya vemos que los nómadas andaban buscando zonas donde asentarse, aunque fueran en medio del desierto, por muchos pozos a los que se pudiera acceder.

 Y aquí me viene una similitud curiosa. Está la Torá, llena de referencias a las veces que se sacudió fuerte y en las orejas al pueblo Philisteo, (nótese la similitud con Palestino), gente que estaba en esa tierra, y a quienes los nómadas israelitas querían quitársela….

Lo mismo de los últimos cuatro mil años.

 Fuera de la costa, lo único prácticamente no desértico es el valle del Jordán, Tiberíades, y los montes de Judea…así que lo mejor es buscar un sitio en esos montes, empeñarse que Abraham, en la explanada que ahora se llama del templo, detuvo su mano por mandato divino, y no mató a su hijo, y hacerlo no sólo sagrado, sino lo más sagrado, el centro de todo, y al poblado entre esas montañas lo hacemos Jerusalén, ciudad sagrada.

 Y cómo no, nos inventamos un rey imposible, Salomón, del que no hay rastro histórico tampoco, y lo hacemos constructor, poeta y luz en el firmamento, construyendo a su alrededor la más bella de las leyendas…y adelante.

 Su papito, no menos importante, (de ese si que hay datos históricos) David, que se dedicó al noble arte de sacudir filisteos, fue ni más ni menos que un corsario de tierra, y no hizo más que rapiñar, y pelear contra los asentados, eso sí en nombre de Jehová, que para él no quería nada.

 Con todos esos ingredientes, no es de extrañar que no hicieran muchos amigos, y claro, cada vez que aparecía un imperio en las proximidades y decidía expandirse un poco, intentaba eliminar a estos plastas cabroncetes. Eso costó paseítos a Babilonia, sal en la tierra, cuando el romano dijo basta, (y mira que tuvieron paciencia con ellos), y una dispersión de dos mil años, que tampoco les debió sonar a extraño, recordemos su nomadismo original, del que como de las demás cosas de su cultura no se han desprendido.

 Y en el siglo veinte se reinicia la caza al philisteo-palestino, por obra y gracia del desmoronamiento del Imperio Otomano, y la vista de los ingleses que aguantaron allí lo justo para darse cuenta de que pillar, lo que se dice pillar, iban a pillar muy poco para los dolores de cabeza que se iban a llevar.

 Y en eso estamos, tan a gusto, rodeados de enemigos….ya se sabe, egipcios, jordanos, sirios, libaneses, babilonios, y palestinos en el ombligo.

 

Algo de religión

 Hay que reconocer a estos chicos que la que les lió el hijo de Judá, no fue pequeña. Clavo de la misma madera, el Cristianismo, literalmente les robó la religión. Jugada maestra, hay que reconocerlo, usa con todo descaro la tradición judía como base de la nueva creencia, de ella obtienen a su figura carismática, la profecía del Mesías la hacen realidad, y tira palante. Un gran trabajo de marketing por parte del luego llamado San Pablo, y luego el toque definitivo….os transformo en odiosos asesinos del Hijo de Dios.

Con todo esto se consigue cerrar toda posibilidad de expansión de la religión/cultura judía fuera de sus más íntimos ámbitos, y hacerla enemiga de la humanidad.

Siendo justos el palo fue desmesurado, pero es lo que tienen estas cosas, y su tradicional intransigencia, y soberbia racista, no les ayudó ni un pelo para solucionar el problema. Es la factura por ser el pueblo elegido.

 Para más INRI, esto no les importó a miembros de una tribu tan cerrada como la judía, y siguieron a lo suyo, sabbat de sinagoga, a leer la Torá a trozos que se completan una vez al año, a discutirla un poco o un mucho, y el año que viene lo mismo.

Como siguen siendo una tribu nómada, por mucho que traten de creer lo contrario, aún comen al estilo de hace cuatro mil años, que está estupendo para el desierto, y si ahora les gusta pues adelante.

 A partir de ese punto y durante buena parte de los siguientes dos mil años, Jerusalén que era centro del corazón de los judíos, debe compartir su ciudad con los cristianos, ya que según su tradición allí asesinaron a Jesús, y posteriormente, con la aparición de la tercera religión monoteísta, el Islam, resulta que al profeta le da por tomar un platillo volante en la tal explanada….y ¡ hale! ciudad santa también para ellos. Por cierto, sensu estricto, no creo que el cristianismo sea monoteísta, pero eso es harina de otro costal.

 Lo divertido es que la cosa queda así. El templo de ¿Salomón? enterrado, y no hay quién lo encuentre, ( se lo destrozaron un par de veces por lo menos), la mezquita de Al Aqsa y la cúpula dorada encima, y un poco más allá la obra de Elena, la mamá de Constantino, con su templo del Santo Sepulcro. Claro, lo único que les ha quedado es un paredón para darse cabezazos, mientras lloriquean.

P1020960

 Antes dije que el cristianismo me pareció una bonita campaña de marketing religioso, y ahora es el momento de comentar que la figura de Jesús de Nazaret (por cierto en Nazaret, no hay restos arqueológicos de esas fechas), no aparece en los textos del extremadamente detallista Flavio Josefo, que fotografió la época con exquisita precisión.

En los textos romanos de Tito Livio, ni mención al proceso de Jesús, lo que no indica s existió o no, sino todo lo contrario

 Bien asentado en la tradición de la Torá, y en la ley judía, de la que no iba a cambiar ni una coma, añade en su doctrina, enseñanzas muy entroncadas con la moral budista (no me gusta hablar del budismo como una religión, más me parece una moral ), de las tradiciones esenias (esos pirados que viven en cuevas por el Qumram) y abre esa tradición judía a todo el mundo. La hace universal, todos son bienvenidos….menos los judíos que no pueden por un par de razones.

La primera es que por Mesías, no les viene nada, y ¡Joooder! Estaban allí y no se dieron cuenta. Luego visto lo visto, se les hace culpables de Deicidio, y a otra  cosa.

Queda pues el judaísmo, como religión y cultura, circunscritos a ellos mismos, los elegidos, los del pito tallado, sin posibilidad de expansión y enrocados como una sociedad de poder y dinero, que periódicamente es sometida a intentos de exterminio.

Los mil trescientos y pico de años que el Islam campa por sus respetos en la zona, y salvo el paréntesis fanático-turístico-comercial, que supusieron las cruzadas, transforman la zona en territorio del Profeta, y aunque eran cuatro gatos, eran cuatro Gatos del Profeta.

 La caída del Imperio Otomano, es la ocasión para que de nuevo se abra la vía a los Palmeros, y rindan viaje en los Santos Lugares, transformando el territorio en una sucesión de templos todos sacratísimos donde se dice que nació Jesús???, el portal de Belén??(aquí hay cierta solera como en el templo del Santo Sepulcro, que son bizantinos), el pozo de Samaria, el lago de Galilea, en fin todo lo que conocemos perfectamente, pero construído en el primer cuarto del siglo pasado. Las órdenes religiosas que guardan esa riqueza (Franciscanos por cierto),  supongo se lucran con las ristras de frikis religiosos que por miles rinden pleitesía y Visa o Amex.

 Al parecer, todo esto desde el punto de vista religioso, de cualquier religión, es un chollo, ya que se han montado sedes de más de cien creencias, iglesias, y posiblemente sectas que, como embajadas ante dios se han montado hasta en pisos de Jerusalén. Si hay creyentes de lo que sea, hay oportunidades de negocio, así que se monta tienda.

Lo que me parece divertidamente justa, es la actitud de los judíos con toda esta historia. Jerusalén y la mayoría de los Santos Lugares, están en territorios controlados por la autoridad Palestina, así que han hecho lo posible para ocuparlos, especialmente Jerusalén y controlan el muy lucrativo negocio relativo a las creencias de quienes se apropiaron de su tradición religiosa para fundar el Cristianismo. Delicioso.

 

Persas, Romanos, Cruzados, y otras hierbas

 

No debemos olvidar que estamos hablando de un desierto, cruzado por un arrollo en su extremo oriental, con un lago de agua dulce al norte, donde no hay ni oro, ni plata, ni petróleo. Las tierras fértiles son muy limitadas, lo que a su vez también marca límites a la población que puede sustentarse en la zona, y esto lo digo en términos históricos.

La importancia de estas tierras para los grandes imperios de la antigüedad, se limita básicamente a los deseos expansionistas, y tierra de paso, poco más.

Pensemos en las guerras de los egipcios con los hititas (Ramsés II en Qadesh, según relieves en Abú-Simbel) por el control de Canaan, o en las necesidades de conquista del gran Ciro y de Cambises que por llegar a Egipto, pasaron por estas tierras y trataron de asegurar la retaguardia.

Alejandro tuvo que pasar y fundar ciudades en estos territorios, por similares razones, de hecho a su muerte, la Lidia quedó dentro de los territorios seleúcidas, y este Israel, aparece siempre como parte de Siria….(no comment).

En estas épocas surge una “anécdota” que lo define todo.

Como bien saben en Italia, Nabucodonosor destruye el Templo de ¿Salomón? Y se lleva al exilio a unos 20-30.000 judíos a Babilonia. Ciro II el Grande le da en las orejas a los asirios, y devuelve al desierto a los judíos, prometiéndoles además ayudarles a reconstruir el Templo.

 Al poco tiempo, los judíos casi le montan una revuelta, porque les pareció que no le daban suficiente dinero para la reconstrucción…..

 Pero mi lectura es, que eran un pequeño grupo fanático, que unos y otros se quitaban de en medio para que no mareasen demasiado, y a otra cosa.

 Para los romanos, la cosa era parecida, llevan su civilización, hacen vías de comunicación, se garantizan el paso hacia Egipto, y controlan de esa manera los importantes puertos del Mediterráneo donde se embarcaban las mercancías procedentes de Oriente hacia la metrópolis, y tenían que batallar contínuamente con estos chiquitos y sus leyes, hasta que se hartaron de ellos, les destruyeron el templo, y los echaron de esas tierras por un par de milenios.

A mitad del siglo IV el emperador Constantino, y su mamá, la tal Santa Elena, se dan cuenta de la importancia que ha tomado esa secta, y se apuntan a ella con el fervor que da el mantenimiento del poder.

Redescubren los santos lugares de la tradición cristiana, se hacen adalides de la causa, construyen templos, y por poco tiempo, unos tres siglos o así las cosas están tranquilas.

Pero ¡ay¡, que un poco al este les aparece un profeta, que dice ser transcriptor del mensaje divino de Ala, recibido directamente del Arcángel Gabriel, (San José no tuvo tanta suerte, Gabrielillo, directamente le levantó la chavala).

Estos, nacen con mentalidad global, e intentan reconocer las tradiciones judías, cristianas, y las que se pongan por en medio.

Otro monoteísmo intransigente, que tiene como objetivo expandir su creencia por todo el orbe.

Después de sus disputas tribales al inicio, (que todavía duran) empieza la expansión, y en lo que respecta a estas tierras, pues camino de paso hacia el oeste. La fuerza del califa de Damasco, se extiende por el oeste hasta Poitiers, y claro, en Jerusalén centro religioso importante para judíos y cristianos, ponen su planta, porque al tal Mahoma, le da por coger el avión en la explanada de las mezquitas, donde está la cúpula dorada de la mezquita de la roca. Y ya estamos todos, mil trescientos añitos de empujones.

Ya se sabe que cuando hay problemas en casa, lo suyo es buscar soluciones y excusas lo más lejos posible.

Como el Islam había cogido una fuerza importante, (léase, las rutas comerciales que controlaba Occidente hasta la caída del Imperio Romano, están ahora en manos de tribus locales) se imponía recuperar ese camino. Así que UrbanoII pone el grito en el cielo, y llama a la Cristiandad a recuperar los Santos Lugares, creando oportunidades de enriquecimiento a segundones de sangre real y nobles.

Allí que nos vamos en oleadas que duraron doscientos años entre 1095 y 1291.

Se invade con mayor o menor fortuna, se construyen fortalezas, se crean órdenes religiosas de las de la letra con sangre entra, y tropelía tras tropelía, al final entre los kurdos de Saladino, los seleúcidas, los franceses de Luis IX, y hasta catalanes como Roger de Lluria, la cosa queda como estaba, sin las rutas comerciales, que pasaban por allí, sin acceso cómodo a los “Santos Lugares” para los palmeros, pero con algunas innovaciones muy importantes.

Claro que las rutas comerciales se derivaron hacia el norte, lo que le vino muy bien a sitios como Samarcanda, y la Anatolia.

Creo que hablar un poco de los Templarios, que inventaron la banca, y los cajeros automáticos no es tema baladí.

En las temporadas que controlaron el Templo de Jerusalén (que ya no estaba), dicen que encontraron tesoros fabulosos, cartas de navegación esotéricas que les enseñaron el camino de América, y hasta el Bafumet y el Arca de la Alianza, que como todo el mundo sabe es una especie de órgano de Stalin, que dispara proyectiles “atósmicos”….

Y luego los Otomanos, y otros siete siglos sin comerse el Cristianismo ni un colín, y tampoco importó demasiado.

Es a la caída del Imperio Otomano cuando otro Imperio, el Británico, llena el nicho de mercado, pero sale por pies, dejando las cosas para que de nuevo sonaran las trompetas de Josué ante Jericó.

Así que de nuevo, el pueblo elegido, vuelve a su Tierra Prometida, y claro, palo al Philisteo, perdón, Palestino.

 

Genocidios, regreso, Israel actual

Antes muertos que integrarse. De esta forma esas tribus en diáspora, se enquistan en las ciudades europeas, dedicándose al comercio y a la banca (los préstamos con intereses estaban prohibidísimos por la Iglesia Católica), generando odio generación tras generación los que les hace ricos….Pero ahora las cosas no son tan  favorables, tienen dinero, conocimientos, y funcionan como una sociedad secreta en muchos aspectos, pero mataron a Jesús.

En base a eso había excusa para apiolarlos, quitarles el dinero, y putearlos hasta decir basta.

Se les echo (previa requisa de dinero y propiedades de allá donde se pudo). Se les persiguió, se les asesinó, y se les robó en toda Europa, todo lo que se quiso.

Lo de Hitler fue más de lo mismo, pero con métodos alemanes que son más eficaces, y expeditivos.

Nunca entendí que no se quedaran definitivamente como pueblo en América, allí se les ha molestado poco. De hecho buena parte del lobby judío en USA, ostenta uno de los grados de poder mundial más grandes de la actualidad. ¿Verdad Sr. Kissinger?, y económicos con bancos como JPMorgan, bien apalancaditos.

Sin embargo, ven la posibilidad de volver al desierto, y al acabar la segunda guerra mundial, como la cabra que tira al monte, se suben a barcos como el Éxodus y desembarcan en los puertos Mediterráneos, gentes como Ben Gurion, Golda Meyer….y ya tenemos Estado moderno de Israel…..¡¡¡uuppss, que aquí hay filisteos!!!. Pues ya se sabe, se aplica la técnica de Josué y David, y se escribe un nuevo capítulo del libro de los Reyes.

Todos los estados que les rodeaban, también sufrieron mordiscos territoriales, pero allá por el 67, el bueno de Moisés Dayan, les sacudió a todos, les quito Jerusalén a los jordanos, el Golán a los Sirios y no tomaron El Cairo, porque no quisieron.

Claro, el mundo árabe, el Islam, los tiene de enemigos más que mortales, pero ellos encantados. Es más, apoyados en su poder a nivel mundial, han conseguido que el Islam, sea ahora el único y gran enemigo de Occidente. Y ahí estamos.

Hoy, a los Palestinos, los tenemos encerrados tras muros de ocho metros. Los que viven dentro del Estado de Israel, son ciudadanos de segunda, a Yaser Arafat, que parecía podía aglutinar a las tribus palestinas, le dio un para allá (yo creo que con ayuda), y tan felices.

Lo que pasó ese hombre en la Muqataa de Ramala, sólo el lo sabe.

 

Por otra parte, y ya lo he comentado al principio, los territorios Israelíes, son muy europeos, por decirlo de alguna forma.

Tel Aviv me parecía un Alicante cualquiera, las comunicaciones ni mejores ni peores que las nuestras, la educación muy buena, la industria de gran valor añadido, la agricultura muy creativa….

Los colonos y los Kibbutzs, han conseguido transformar en vergeles desiertos pedregosos. Nada que decir.

Andan estos días tan contentos porque han encontrado gas frente a Haifa, y creen que ya no dependerán del capricho egipcio que les había cortado en estos tiempos el suministro.

 De política no voy a hablar. Del Sr. Nettanyahu, no tengo muy buen concepto, y anda cabreado por la actual mansedumbre de los persas, que a él lo que le motiva es liarse a tortas con los vecinos, y Obama no le deja.

Durante los días que estuve allí el Sr Kerry, secretario de estado USA, fue a visitarles, para decirles que se estuvieran quietos, que pararan un asentamiento de treinta mil colonos en territorios palestinos, que no jodieran más la marrana, que lo de Irán iba a ir bien, en fin esas cosas, y la prensa echaba humo contra el yanqui, que a estos lo que les va ahora son las tortas.

 

Futuro

 

Creo que tarde o temprano acabarán liándola, lo llevan en los genes, aunque no creo que sean sus vecinos quienes acaben con ellos, lo harán ellos mismos con actitud tan belicosa, pero yo no lo veré.

 

Como colofón, noticia de hoy:

El ejército y la policía israelí, ha desahuciado a cuarenta mil beduínos, del Nagev para intentar reubicarlos. En esa tierra, se van a construir 15 nuevas localidades para que habiten ciudadanos judíos. (Por si las dudas los beduínos tienen además de cabras pasaporte judío)

Estos han cogido un cabreo notable, y aunque traguen ahora, seguro que se la guardan por unas cuantas generaciones.

 

Y ASI OTROS CUATRO MIL AÑOS

 

 

La caída del Imperio Otomano, es la ocasión para que de nuevo se abra la vía a los Palmeros, y rindan viaje en los Santos Lugares, transformando el territorio en una sucesión de templos todos sacratísimos donde se dice que nació Jesús???, el portal de Belén??(aquí hay cierta solera como en el templo del Santo Sepulcro, que son bizantinos), el pozo de Samaria, el lago de Galilea, en fin todo lo que conocemos perfectamente, pero construído en el primer cuarto del siglo pasado. Las órdenes religiosas que guardan esa riqueza (Franciscanos por cierto),  supongo se lucran con las ristras de frikis religiosos que por miles rinden pleitesía y Visa o Amex.

 

Al parecer, todo esto desde el punto de vista religioso, de cualquier religión, es un chollo, ya que se han montado sedes de más de cien creencias, iglesias, y posiblemente sectas que, como embajadas ante dios se han montado hasta en pisos de Jerusalén. Si hay creyentes de lo que sea, hay oportunidades de negocio, así que se monta tienda.

Lo que me parece divertidamente justa, es la actitud de los judíos con toda esta historia. Jerusalén y la mayoría de los Santos Lugares, están en territorios controlados por la autoridad Palestina, así que han hecho lo posible para ocuparlos, especialmente Jerusalén y controlan el muy lucrativo negocio relativo a las creencias de quienes se apropiaron de su tradición religiosa para fundar el Cristianismo. Delicioso.

 

Persas, Romanos, Cruzados, y otras hierbas

 

No debemos olvidar que estamos hablando de un desierto, cruzado por un arrollo en su extremo oriental, con un lago de agua dulce al

norte, donde no hay ni oro, ni plata, ni petróleo. Las tierras fértiles son muy limitadas, lo que a su vez también marca límites a la población que puede sustentarse en la zona, y esto lo digo en términos históricos.

La importancia de estas tierras para los grandes imperios de la antigüedad, se limita básicamente a los deseos expansionistas, y tierra de paso, poco más.

Pensemos en las guerras de los egipcios con los hititas (Ramsés II en Qadesh, según relieves en Abú-Simbel) por el control de Canaan, o en las necesidades de conquista del gran Ciro y de Cambises que por llegar a Egipto, pasaron por estas tierras y trataron de asegurar la retaguardia.

Alejandro tuvo que pasar y fundar ciudades en estos territorios, por similares razones, de hecho a su muerte, la Lidia quedó dentro de los territorios seleúcidas, y este Israel, aparece siempre como parte de Siria….(no comment).

En estas épocas surge una “anécdota” que lo define todo.

Como bien saben en Italia, Nabucodonosor destruye el Templo de ¿Salomón? Y se lleva al exilio a unos 20-30.000 judíos a Babilonia. Ciro II el Grande le da en las orejas a los asirios, y devuelve al desierto a los judíos, prometiéndoles además ayudarles a reconstruir el Templo.

 Al poco tiempo, los judíos casi le montan una revuelta, porque les pareció que no le daban suficiente dinero para la reconstrucción…..

 Pero mi lectura es, que eran un pequeño grupo fanático, que unos y otros se quitaban de en medio para que no mareasen demasiado, y a otra cosa.

Para los romanos, la cosa era parecida, llevan su civilización, hacen vías de comunicación, se garantizan el paso hacia Egipto, y controlan

de esa manera los importantes puertos del Mediterráneo donde se embarcaban las mercancías procedentes de Oriente hacia la metrópolis, y tenían que batallar contínuamente con estos chiquitos y sus leyes, hasta que se hartaron de ellos, les destruyeron el templo, y los echaron de esas tierras por un par de milenios.

A mitad del siglo IV el emperador Constantino, y su mamá, la tal Santa Elena, se dan cuenta de la importancia que ha tomado esa secta, y se apuntan a ella con el fervor que da el mantenimiento del poder.

Redescubren los santos lugares de la tradición cristiana, se hacen adalides de la causa, construyen templos, y por poco tiempo, unos tres siglos o así las cosas están tranquilas.

Pero ¡ay¡, que un poco al este les aparece un profeta, que dice ser transcriptor del mensaje divino de Ala, recibido directamente del Arcángel Gabriel, (San José no tuvo tanta suerte, Gabrielillo, directamente le levantó la chavala).

Estos, nacen con mentalidad global, e intentan reconocer las tradiciones judías, cristianas, y las que se pongan por en medio.

Otro monoteísmo intransigente, que tiene como objetivo expandir su creencia por todo el orbe.

Después de sus disputas tribales al inicio, (que todavía duran) empieza la expansión, y en lo que respecta a estas tierras, pues camino de paso hacia el oeste. La fuerza del califa de Damasco, se extiende por el oeste hasta Poitiers, y claro, en Jerusalén centro religioso importante para judíos y cristianos, ponen su planta, porque al tal Mahoma, le da por coger el avión en la explanada de las mezquitas, donde está la cúpula dorada de la mezquita de la roca. Y ya estamos todos, mil trescientos añitos de empujones.

Ya se sabe que cuando hay problemas en casa, lo suyo es buscar soluciones y excusas lo más lejos posible.

Como el Islam había cogido una fuerza importante, (léase, las rutas comerciales que controlaba Occidente hasta la caída del Imperio Romano, están ahora en manos de tribus locales) se imponía recuperar ese camino. Así que UrbanoII pone el grito en el cielo, y llama a la Cristiandad a recuperar los Santos Lugares, creando oportunidades de enriquecimiento a segundones de sangre real y nobles.

Allí que nos vamos en oleadas que duraron doscientos años entre 1095 y 1291.

Se invade con mayor o menor fortuna, se construyen fortalezas, se crean órdenes religiosas de las de la letra con sangre entra, y tropelía tras tropelía, al final entre los kurdos de Saladino, los seleúcidas, los franceses de Luis IX, y hasta catalanes como Roger de Lluria, la cosa queda como estaba, sin las

rutas comerciales, que pasaban por allí, sin acceso cómodo a los “Santos Lugares” para los palmeros, pero con algunas innovaciones muy importantes.

Claro que las rutas comerciales se derivaron hacia el norte, lo que le vino muy bien a sitios como Samarcanda, y la Anatolia.

Creo que hablar un poco de los Templarios, que inventaron la banca, y los cajeros automáticos no es tema baladí.

En las temporadas que controlaron el Templo de Jerusalén (que ya no estaba), dicen que encontraron tesoros fabulosos, cartas de navegación esotéricas que les enseñaron el camino de América, y hasta el Bafumet y el Arca de la Alianza, que como todo el mundo sabe es una especie de órgano de Stalin, que dispara proyectiles “atósmicos”….

Y luego los Otomanos, y otros siete siglos sin comerse el Cristianismo ni un colín, y tampoco importó demasiado.

Es a la caída del Imperio Otomano cuando otro Imperio, el Británico, llena el nicho de mercado, pero sale por pies, dejando las cosas para que de nuevo sonaran las trompetas de Josué ante Jericó.

Así que de nuevo, el pueblo elegido, vuelve a su Tierra Prometida, y claro, palo al Philisteo, perdón, Palestino.

 

Genocidios, regreso, Israel actual

Antes muertos que integrarse. De esta forma esas tribus en diáspora, se enquistan en las ciudades europeas, dedicándose al comercio y a la banca (los préstamos con intereses estaban prohibidísimos por la Iglesia Católica), generando odio generación tras generación los que les hace ricos….Pero ahora las cosas no son tan  favorables, tienen dinero, conocimientos, y funcionan como una sociedad secreta en muchos aspectos, pero mataron a Jesús.

En base a eso había excusa para apiolarlos, quitarles el dinero, y putearlos hasta decir basta.

Se les echo (previa requisa de dinero y propiedades de allá donde se pudo). Se les persiguió, se les asesinó, y se les robó en toda Europa, todo lo que se quiso.

Lo de Hitler fue más de lo mismo, pero con métodos alemanes que son más eficaces, y expeditivos.

Nunca entendí que no se quedaran definitivamente como pueblo en América, allí se les ha molestado poco. De hecho buena parte del lobby judío en USA, ostenta uno de los grados de poder mundial más grandes de la actualidad. ¿Verdad Sr. Kissinger?, y económicos con bancos como JPMorgan, bien apalancaditos.

Sin embargo, ven la posibilidad de volver al desierto, y al acabar la segunda guerra mundial, como la cabra que tira al monte, se suben a barcos como el Éxodus y desembarcan

en los puertos Mediterráneos, gentes como Ben Gurion, Golda Meyer….y ya tenemos Estado moderno de Israel…..¡¡¡uuppss, que aquí hay filisteos!!!. Pues ya se sabe, se aplica la técnica de Josué y David, y se escribe un nuevo capítulo del libro de los Reyes.

Todos los estados que les rodeaban, también sufrieron mordiscos territoriales, pero allá por el 67, el bueno de Moisés Dayan, les sacudió a todos, les quito Jerusalén a los jordanos, el Golán a los Sirios y no tomaron El Cairo, porque no quisieron.

Claro, el mundo árabe, el Islam, los tiene de enemigos más que mortales, pero ellos encantados. Es más, apoyados en su poder a nivel mundial, han conseguido que el Islam, sea ahora el único y gran enemigo de Occidente. Y ahí estamos.

Hoy, a los Palestinos, los tenemos encerrados tras muros de ocho metros. Los que viven dentro del Estado de Israel, son ciudadanos de segunda, a Yaser Arafat, que parecía podía

aglutinar a las tribus palestinas, le dio un para allá (yo creo que con ayuda), y tan felices.

Lo que pasó ese hombre en la Muqataa de Ramala, sólo el lo sabe.

 

Por otra parte, y ya lo he comentado al principio, los territorios Israelíes, son muy europeos, por decirlo de alguna forma.

Tel Aviv me parecía un Alicante cualquiera, las comunicaciones ni mejores ni peores que las nuestras, la educación muy buena, la industria de gran valor añadido, la agricultura muy creativa….

Los colonos y los Kibbutzs, han conseguido transformar en vergeles desiertos pedregosos. Nada que decir.

Andan estos días tan contentos porque han encontrado gas frente a Haifa, y creen que ya no dependerán del capricho egipcio que les había cortado en estos tiempos el suministro.

 

De política no voy a hablar. Del Sr. Nettanyahu, no tengo muy buen concepto, y anda cabreado por la actual mansedumbre de los persas, que a él lo que le motiva es liarse a tortas con los vecinos, y Obama no le deja.

Durante los días que estuve allí el Sr Kerry, secretario de estado USA, fue a visitarles, para decirles que se estuvieran quietos, que pararan un asentamiento de treinta mil colonos en territorios palestinos, que no jodieran más la marrana, que lo de Irán iba a ir bien, en fin esas cosas, y la prensa echaba humo contra el yanqui, que a estos lo que les va ahora son las tortas.

 

Futuro

 

Creo que tarde o temprano acabarán liándola, lo llevan en los genes, aunque no creo que sean sus vecinos quienes acaben con ellos, lo harán

ellos mismos con actitud tan belicosa, pero yo no lo veré.

 

Como colofón, noticia de hoy:

El ejército y la policía israelí, ha desahuciado a cuarenta mil beduínos, del Nagev para intentar reubicarlos. En esa tierra, se van a construir 15 nuevas localidades para que habiten ciudadanos judíos. (Por si las dudas los beduínos tienen además de cabras pasaporte judío)

 

Estos han cogido un cabreo notable, y aunque traguen ahora, seguro que se la guardan por unas cuantas generaciones.

 

Y ASI OTROS CUATRO MIL AÑOS

 

 

Irán y no volverán. De Ciro a Hasan Rohani,

P1020411IRÁN Y NO VOLVERÁN

 OCTUBRE 2013

 

 

Antecedentes

Ir a pasear por Persia siempre fue un deseo que por muchas razones fue retrasándose.

Los deseos quizás comenzaran en mi niñez cuando me llamaron la atención unas noticias, que la prensa de la época recogía de ese país, exótico a mis ojos.

Un Sha…¿qué era eso? Sonaba muy interesante, en plena segunda mitad del siglo XX repudiaba a su mujer porque no podía tener hijos. Luego veías imágenes del tal Reza Pahlevi en el No-Do y parecía un señor de lo más moderno, sobre todo si lo comparaba con aquella España oscura y tenebrosa….Si no era americano ni inglés, claro no podía divorciarse, repudio, me pareció curioso lo que nos contaban las noticias, y no lo entendí hasta mucho más tarde. Corría 1958, y yo tenía siete años.

La emperatriz Farah Diva (un apellido de diosa) siempre me pareció una mujer bellísima, pero a la vez no le perdoné nunca que tomara el puesto de Soraya Esfandiari. Me sonó siempre a una forma de usurpación….

Y pasó el tiempo, mi profesor de historia en el instituto, el bueno del Sr. Plá, se esforzaba, (con bastante éxito por cierto) en contarme las guerras Médicas….sumerios, medos, persas, Darío, los inmortales, las Termópilas, Jerjes, Artajerjes, Alejandro que acaba con todo el imperio aqueménida….

 Y ahí se quedó la cosa en un lugar recóndito del cerebro mientras me empeñaba en vivir.

Por cierto que el profe de historia sagrada, un jesuita rogelio..(rojo no se podía ser) mencionó también a ese Imperio. Parece que le agradecía a Ciro que liberara al pueblo elegido de las garras babilonias, y más aún que entre él y su hijo, Cambises intentaran reconstruir el Templo…buuf, luego me enteré que los judíos se quejaron de que no les daba pasta suficiente. La vida.

Y hubo más, claro que sí, cuando leí la Anábasis, o cuando me enteré de la coña marinera del ejército que se tragaron las arenas del desierto nubio, cuando Cambises envió a 50.000 números de tropa para hacerse con el trono de Psamético III cosa que consiguió….pero eso es harina de otro costal.

Mucho me llamaban la atención, aquellas campañas de Gengis Khan, de Tamer “el cojo” (Lan en inglés) que nombraban ciudades míticas para mí….Bujhara, Samarcanda, Isphahan, Shiraz. ¿De donde habían salido? De las mil y una noches, del libro de las maravillas del viajero véneto, no lo sé, solo que dejaron un poso que parece me unía al paraíso, a las vírgenes del Edén musulmán, al agua fresca de los oasis del desierto…Persia.

Claro, luego te llega la cultura otomana, refinada como pocas cosas, y de nuevo surgen esos mitos que me mueven, que para mi son la historia del mundo que me han contado, y sobre la que he construido mi escenario, aquel por el que me muevo, o creo que lo hago.

Y luego el Islam, esa doctrina sincrética y universal de vocación que llega al sur del Caspio en forma de segregación minoritaria, el chiismo, los seguidores de Alí. Y son minoría en tierra que de dioses y religiones.

Tenía ya su falso monoteísmo, su profeta Zoroastro, su Aura Mazda, su antagonista Ariman, su Asvesta, sus restos de Mithra, su Faravahar, que para mí claramente es un extraterrestre montado en su platillo volante, su templo del fuego en Yadza, en el que tuve ocasión de sentir rodeado de turistas una religión de cuatro mil años, que entronca posiblemente con el comienzo de la escritura, y que posiblemente posea ya todos los elementos de los monoteísmos que siguieron. Claro, que quizás las culturas védicas tengan algo que decir respecto a los derechos de autor.

Pero para mí fue muy interesante. Reconozco que por la noche, en ausencia de un buen Asvesta en román paladino que echarme al coleto, escuché en mis cascos, una estupenda versión del poema sinfónico de Richard Strauss (Also Sprach Zarathustra) versionado e interpretado por Eumir Deodato.

Luego ese Islam chií, se fue asentando, opuestos siempre al sunnismo de conveniencia, creador de jurisprudencia, interpretando el Corán. Ellos jamás lo literal es lo literal.

Contra los Omeyas de Damasco, los Abbasies de Bagdad, los asesinatos de omeyas abusando de la hospitalidad…. Pero al final su cultura acaba en España, en Al-Andalus, y veo en esta Persia cármenes y jardines granadinos. Cuantas raíces nuestras al este del Tigris.

A finales del 1979, otro destello me recordó que existía Persia, que ahora insistían en llamar Irán. Reza Palhevi era expulsado por golfo, en su peor momento, iniciando un periplo por USA, Panamá, que finalizó con su muerte  por cáncer, creo que de pulmón en el Egipto de Anwar el Sadat allá por 1980. Y eso salió carísimo a Irán, porque un tal Jomeini, Imán él, descendiente directo del Profeta, entró a saco.

Por cierto el palacio de verano del Sha, en un maravilloso parque en Tehran, no es para tanto. Además dormía en el suelo, sobre una alfombra…

Como no le dejaron asesinar al Sha, tomó la embajada USA, y tuvo rehenes americanos por casi dos años. Costó bloqueo de cuentas en el extranjero, y prohibición de venderles cualquier cosa que no fuera comida o medicinas…..Por otra parte, nació para ellos el concepto del Gran Satán Americano, y judío por extensión.

 El cacahuetero Carter se merendó un marrón notable, que se solucionó gracias a la muerte de Reza Pahlevi, y al ataque de las hordas babilonias de Sadam Hussein.

Ocho años de muerte, más de un millón de personas, niños mártires que limpiaban campos de minas estallándolas con sus cuerpos, gases mortíferos, sunníes contra chiíes, el petróleo. La guerra impuesta que llamaron los iraníes, que destrozó los dos países, y que acabó en tablas por agotamiento. Claro que los dos se proclamaron vencedores.

No recuerdo mucho de todo aquello, porque no se dijo mucho tampoco. Además andaban los rusos por aquellos momentos, empeñados en invadir Afganistán, y la democracia española atascada en las crisis de Felipe, y preparando los fastos del 92. Un sin vivir.

Claro que no faltó ocasión visitando un precioso poblado camino de Tehran, ver las fotos de los niños soldados que luego, en macabra sucesión, aparecían por las calles de la capital.

Para acabar con los antecedentes solo mencionar las ganas que tenía de ver el integrismo islámico gobernante. Es decir quería evaluar la calidad de la propaganda que recibimos de nuestros medios de comunicación. Y algo intuí.

La marcha del farsante Almadineyad, la necesidad del país de recomponer su maltrecha economía, vendiendo el petróleo que se tienen que comer, el cambio que supone el nuevo burócrata-clérigo que designaron las familias que controlan el país,  y la intención de suavizar las tensiones creadas por su antecesor, y las ganas de tener su juguete atómico, van a conformar su futuro cercano.

 

PREJUICIOS

Con todo esto en la mochila, ¿quién no va lleno de prejuicios?

El primero, basado en una imagen que se me quedó grabada en la Mezquita de Damasco de un grupo de orantes iraníes, liderados por su mulah, quien a gritos blandiendo un Corán como si se tratara del rayo de Zeus, les increpaba, mientras ellos arrodillados rezaban en silencio.

Ellas tapadas hasta las orejas y ellos con tunicón y turbante. Jesús, lo que me esperaba.

El segundo, temor absoluto a las carreteras. Tras la guerra y el embargo, esperaba caminos llenos de baches, y jornadas en las que a buen seguro un camello fuera más adecuado que un autobús.

El tercero, esperaba gentes hoscas, atemorizadas, y que además nos verían como hijos de Satán (Thanks Mr. Carter). Buena carga de gafas de sol y a ser buen niño.

El cuarto suciedad e incultura. Es algo que en algún país con creencias musulmanas me había encontrado, y aquí me temía lo peor.

Y el último….Dios mío vienen conmigo dos españolas del siglo XXI, que seguro no pasan ni la más mínima en temas de ponte el velo, yo no hago esto o aquello,¿ machismos a mí?.

Nosotros, nobles varones, lo tenemos mucho más fácil, infinitamente más fácil.

Gracias a Dios esos prejuicios, fueron cayendo uno a uno y por su orden.

No voy a decir ateazos, pero en las mezquitas habían más turistas que fieles, claro que el chiismo, (para no molestar digo yo), considera la oración como algo íntimo, y vamos, que con tres en vez de cinco oraciones diarias, tienes tu cupo de vírgenes en el edén. (El premio a las muchachas no se especifica).

Con una renta per cápita cuarta parte de la nuestra, la conexión por carretera entre ciudades, (al menos en la ruta que yo realicé), era por autopistas de tres/cuatro carriles, lo que no está nada mal. Eso sí por normas de tráfico en parsi, no viene nada. Para un occidental, es extremadamente difícil, creo, navegar en tal caos. Su parque de automóviles es acorde con la renta del país, o coches desechados de occidente, o coches pequeños. Algunos, pero pocos, camiones, y ferrocarril difícil, creo que, solo entre Yadza y Tehran. Ah! La gasolina, racionada, pero en cantidades más que suficientes, y casi regalada.

El tráfico en ese Tehran de 15 o más millones de habitantes, es una mezcla de El Cairo, Calcuta, y NYC en hora punta, para no perdérselo.

Una indicación de la economía es la existencia del billete de mil rials, cuando por un euro te dan cuarenta mil…

Vi y conocí gente con ganas de ser moderna, pero en un régimen dictatorial, aunque se vote, y con un tufo tremendo de miedo a represalias de todo tipo si alguien considera que te desvías del dogma imperante. Nada nuevo para mí. Ya pasé por eso, junto a varios millones de españoles.

Curiosidad de la gente en la calle por saber de dónde vienes, grupos de chicas con enorme interés por practicar su inglés, pero les llamamos la atención enormemente.

Por un momento, creí que había dejado de ser invisible para las muchachas, porque hacía ya mucho tiempo que tantas y tan guapas, no me miraban con tanto interés. Pronto me dí cuenta que el extranjero es lo que llama la atención, así que tranquitronco, que las cosas siguen en donde estaban.

Los chicos van disfrazados de macarras de piscina, como bien indicó Silvia, una de mis dos compañeras de andanzas, y ellas deben llevar el velo islámico, ropas anchas, las más de las veces oscuras, aunque se  las ve con unas ganas enormes de liberarse de todo eso. La coquetería, y el sex appeal, deben circunscribirlo a la cara, así que,  super maquilladas, nariz operada y un punto picante siempre en la mirada.

Claro que en casa hablan catalán, como Aznar, y enseñan la chicha que tienen que enseñar…

Ahora que lo tienen fatal, un achuchón puede costarte un disgusto, y un polvito a destiempo, puede tener para ellas consecuencias muy negativas para su vida.

Los matrimonios me temo que están aún extremadamente controlados por las familias, y las opciones de maniobra son escasas aunque el divorcio exista, eso sí con funestas consecuencias para la mujer.

Están en pleno tránsito. Hay mujeres que ejercen su profesión, que tienen su dinero, pero es difícil que puedan vivir  solas, o papá o marido. Pero creo que en una o dos generaciones las cosas pueden cambiar algo.

Vi poca industria, los mercados como en oriente cercano, de Ketelby, y su mercado persa nada de nada. Me gustó especialmente el de Shiraz.

 

Limpieza que me sorprendió, en las calles, en los hoteles, en los espacios públicos en general y con las adecuadas excepciones. Pocos olores exóticos, vamos los he visto más ricos y más guarros.

Comercio occidental como tal, está muy limitado, y es normal, esto no es occidente, es Persia bloqueada. Apenas resquicios para la Coca-Cola, y similares, alcohol totalmente prohibido, tolerancia cero.

La comida, es pobre, se ciñe a arroz, con pollo, vaca, o cordero. Alguna salsa que se aplica a todo, yogur líquido en la mesa, y fruta y verdura de bastante calidad pero poco variada, alguna sopa, y poca legumbre.

Todo cocinado con, digamos, escasa creatividad.

Los panes ácimos, los peces mejor en el río, los dátiles inolvidables, de las baclavas espero informe de cata por parte de Silvia, y el resto de la repostería demasiado sencilla.

Permítaseme destacar algún flan, desrecomendar te a quien espere algo delicioso, es de sobre porquero, como en bareto de Atocha, y el café hay que buscarlo casi en delicatesen.

Ennumerar los sitios por los que pasé no es tema de esta bitacorilla desfechada, pero debo hacer algún comentario a lo excepcional.

Para mi pasear por la vieja y esquilmada Persépolis, ver las tumbas de los aqueménidas y sobre todo la tumba de Ciro II el Gran Rey, era algo que me debía.

 Me dolió el expolio al que se sometió por parte de esas potencias europeas (de las que desgraciadamente cuelgo) a toda esta cultura solo para llenar los museos y enriquecer a unos pocos….

.

 

Ver los símbolos del Mazdeísmo (extraterrestre incluído), era un objetivo, soñar en Isphahan, en esa plaza del Imán que para mí está a la altura de las mas bellas del mundo, contemplar los azulejos de las mezquitas y las madrasas, e imaginar como se creó toda aquella cultura de médicos, matemáticos, filósofos, poetas, astrónomos, comerciantes, artesanos….¿una alfombra señorito? Las tengo baratitas…guerreros que llegaron desde Egipto a un poco más arriba de Palencia, o a enfrentarse a Carlos Martel en Poitiers, dejándonos los más bellos monumentos, jardines, los textos griegos, la medicina, la intolerancia, el comercio y bastante sangre.

Es parte de nosotros, sobre todo de los guaperas arios que aún se pavonean por nuestra piel de toro.

Y por último me encuentro con dos compañeras estupendas, cultas, e interesadas en lo que el país les propone, aceptando las costumbres de la tierra que las acoge, sin soltar la sonrisa en ningún instante, (bueno salvo algún momento no deseado de eliminación de toxinas ingeridas de forma involuntaria). Un privilegio para mí que les agradeceré siempre.

Y todo esto para no volver…….creo

Viaje a Rumanía o lo que quedó de la utopía socialista

P1000586Mayo 2013

Reflexiones sobre un viaje a Rumanía, por tierras de Vlad el Empalador

 

Nunca había estado en ese país, lo que a mis ojos de perro baqueteado por mil trenes, aviones, y hoteles, le daba un cierto aire de ¿exotismo?, no sé.

El caso es que me subí a un cacharro desvencijado de la TAROM, donde recibí el primer choque sociológico de lo que iba a encontrarme en tierras Cárpatas.

El avión, sin llegar a los excesos de Air Maybe (líneas aéreas de Tanzania)* tenía un ambiente encantador de tren playero de los cincuenta, y a no ser porque las ventanas no se podían bajar, los animales no estaban permitidos, y había que cruzar antes de embarcar los crudos controles de Barajas, seguro alguien habría puesto un botijo en la ventana, alguna gallina habría depositado un huevo, o un vecino de butaca hubiese sacado su fiambrera de gulash, para ofrecer a todos.

Hubiéramos fumado nuestros liados de caldo**, y no nos hubiéramos intoxicado ya que alguna ventana abierta para refrescar el botijo, nos habría salvado…..

Sobrevolando los alrededores del aeropuerto de Bucarest, me llamó la atención la disposición de los pueblos que se alargaban pegados a las carreteras. Tuve un flash de la Cañada Real***…no sé por qué,  aunque luego no se confirmó ese flash.

El aterrizaje dentro de normas, me brindó el primer paisaje con los pies en el suelo, un aeropuerto con aviones de una sola compañía, TAROM, cuatro aviones de hélice de uso interno y santas Pascuas.

Emulando al Don Juan diría aquello de ¡ Bucarest rico vergel de amor y placer emporio!..pues no..La ciudad tiene ese corte que el socialismo soviético intentó dar a las capitales de sus satélites llenándolas de parques inmensos, avenidas amplísimas, y construcciones públicas mazacotorras a loor y gloria del régimen.

Sin embargo, todo eso está construido sobre la capital de segunda clase que fue de la tierra Transilvana, parte del imperio austro-húngaro.

De esa ciudad quedan edificios públicos del último tercio del siglo diecinueve, no carentes de cierto interés arquitectónico, y hablo del Banco Nacional, el Tribunal Supremo (que quiere ser La Conciergerie parisina cuando crezca), la Universidad, o el Palacio Real, el Casino, o el Gran Hotel.

Los monumentos religiosos tienen desde el punto de vista arquitectónico un interés limitado, aunque no están exentos de un halo romántico, que los hace entrañables.

Digamos que el centro histórico decimonónico, nos muestra una ciudad que quería crecer como un pequeño Paris del este….quiero pero no puedo.

Desgraciadamente la dictadura de Nicolas Ceaucescu, y antes, el desastre de la segunda guerra mundial cercenaron esas aspiraciones.

Hoy ese centro histórico, está lleno de casas en ruina, por pleitos interminables con la administración pública, fruto de las expropiaciones forzosas del último dictador.

Incluso las casas que jalonan el “Champs Elyseès” local, preciosos palacetes decimonónicos, están los más de ellos en un estado lamentable.

La ciudad es como un ejército derrotado, edificios en ruina, casas de pisos muy humildes y mal mantenidas, un tufillo en fin a ese sueño del dictador megalómano que fracasa en todo menos en destruir  lo que toca.

Hoy Rumanía es parte de la CEE, pero no se la ha permitido acceder a algunos de los sistemas clave que permiten a los ciudadanos más hacia occidente una vida más desahogada, así, no es parte del euro, no disfrutan sus ciudadanos de la posibilidad de trabajar libremente en el ámbito europeo, ni forman parte del espacio Schengen. Es lo del Reino Unido, o Dinamarca pero a la fuerza, y en versión pobre.

Sin cruzar las fronteras de Bucarest, la consecuencia es, bajos salarios, falta de trabajo (25% de la población ha emigrado), un comercio que recuerda al de Papiol en los sesenta, por decir algo.

No sé si el hecho de que aparentemente la población sea muy joven, es o no una ventaja para el país, posiblemente sí, pero vi mucha gente de edades por encima de los cuarenta, que se educaron bajo el régimen anterior, con una tristeza en la mirada que asusta.

Ese centro histórico del que hablo, se llena a la atardecida de gente que llena y rellena los bares, baretos, puses, restaurantes, restaurantines, comederos para guiris (una foto please).

El ambiente es muy agradable, y al participar te conviertes también en parte del espectáculo, que das a quienes no pueden sentarse a tu lado…La primera sorpresa es el precio que te piden por ese ocio, y por la restauración en general. No hay forma de gastarse 10€, en copas sin salir totalmente borracho.

El comercio en general es pobre y poco atractivo para nosotros, fuera de algunas tiendas internacionales que no traen lo mejor que tienen, hay muy poca cosa. Por cierto el concepto de Grandes Almacenes  tipo Macy’s no existe o no supe verlo.

Visitando los supermercados vi muy poco alimento de alta gama, los productos locales con precios muy ajustados, y los de multinacionales, a su precio lo que imagino deben excluirlo del común de los ciudadanos.

Una cosa curiosa que me llamó la atención los días que estuve   en esa tierra, fue el calor que sufrimos. Estábamos 6/7 grados por encima de los países de alrededor, en una suerte de microclima, que para ser sinceros ni los locales entendían.

Estaba dudando si mencionar o no el Parlamento y al final, lo haré. Es al final un aborto de locura que avergüenza a los rumanos, según pude entender claramente. No están orgullosos de es período de su historia en absoluto, y es encomiable su deseo de salir definitivamente de ese círculo.

El actual presidente dentro de lo que significa ser político, apareció el sábado por la noche en un restaurante con su santa (hubo por parte del guía local comentarios de lo más maliciosos).

Bailó, no molestó a nadie, cenó tranquilamente y se marchó, o me marché yo antes, no me acuerdo. Pero desde luego dio una sensación de sencillez encomiable, y tuvo contacto con la gente sin mayor problema.

Sigamos un poco con estos aspectos económico/sociológicos que soportan mis impresiones de este viaje, y comencemos por un aspecto básico de una economía occidental, el transporte.

Las carreteras directamente aterrorizan, tanto como aterrorizaba nuestra red Redia. No sé cuanta gente se mata al día/mes/año, pero me temo, que, por lo que vi, son cifras difícilmente asumibles.

Para solucionarlo, la inversión que se requiere es monstruosa, así que me temo que tardarán en resolverlo, ya que ni siquiera hay dinero hoy en día para un correcto mantenimiento de lo existente.

Los trenes no le andan a la zaga. Diremos que tienen un cierto aire romántico y así me ahorro decir que son un castigo para el pueblo rumano y sus invitados.

Salvo una fábrica de automóviles que soportó la transición no he visto nada que impresione, los campos, no diré que baldíos, pero no me transmitieron ninguna sensación de riqueza o de explotaciones rentables. Supongo, ya que no lo constaté, que el mismo problema que se creó con la propiedad urbana, al ser expropiada por el anterior régimen, se extendió a la vida rural, con el consiguiente aparente abandono de los campos.

Y siempre el desastre de las explotaciones industriales que el sistema socialista creó. Hoy totalmente abandonadas, tras haber causado desastres no solo en el entorno natural sino lo que es peor en la salud de la gente.

Tampoco creo que un clima continental posiblemente extremo ayude mucho a una agricultura y una ganadería boyantes.   Como podría decir cualquier Harvardcito, hay muchas áreas manifiestamente mejorables.

El país está rodeado por multitud de países casi todos o bien procedentes del desmembramiento del telón de acero o de su peor consecuencia, la guerra de los Balcanes. En cualquier caso, de lo más  pobre e inestable de Europa.

Su salida al mar no es para tirar cohetes, ya que como gran cosa disponen de un puerto en el Mar Negro, de dudosa eficacia.

Lo que tampoco creo que hayan podido quitar de encima es la burocracia extrema y sin sentido, característica de aquella época,.

Ignoro como es el sistema educativo, y mucho menos como es la Universidad, pero parece que en lo que se refiere a grandes científicos, o literatos la cosa anda justa. Apenas un Eugène Ionescu, que se lo apropiaron los franceses, (claro que escribió en gabachois), y nada destacable en el ámbito de la música, pintura o literatura.

Tierra de paso, un poco el jamón y el queso del bocadillo entre otomanos y austro-húngaros. Así que tortas por los dos lados, ausencia de poder real, militar o económico.

Mi historia algunos casos que recordar no quiero..,Así, que aparte de algún rey caudillo, más o menos sanguinario, (el tal Vlad Tepes por ejemplo), lo que encontré fueron ciudades de artesanos organizadas siguiendo el más estricto orden gremial europeo, con implicaciones en la defensa de sus ciudades.

Supongo en esas épocas tremendas dificultades de comercio, por la ausencia de poder militar suficiente para garantizar transacciones y transportes.

En favor del desarrollo de la sociedad rumana debió estar el ser camino de paso del gran comercio Oriente / Occidente, lo que supuso incluso que algunas artesanías orientales encontraran acomodo en su territorio.

Sin embargo, también hay una cierta tendencia al nomadismo, y se llama gitanería. Es curioso que tampoco aquí sean bienvenidos, se reniega de ellos como elementos indeseables de la sociedad, inadaptados, con normas de vida propia, que no casan con los requerimientos de una sociedad moderna. Pero son parte del pueblo rumano, y tendrán que seguir toreando con ellos.

La religión es, como no podía ser de otra manera por su situación geográfica Ortodoxa, y durante estos días tocó la celebración de la Semana Santa y Pascua adjunta, con sus huevos decorados, sus conejitos de chocolate, sus ritos relativos a la muerte de Cristo, sus misas interminables, y sus cantos con sochantre y todo.

Los dos monasterios que tuve ocasión de visitar no difieren demasiado del concepto de la Iglesia Romana sobre el mismo tema.

Hasta representación callejera de la Pasión me fue concedido ver,  por cierto no exenta de una violencia que espero no fuera más que juego de actores.

Los Cárpatos, son otra leyenda que en mi incultura esperaba más cafres. Nada de nada, Guadarrama y Maestrazgo, no mucho más, alturas máximas de 2500 metros, y dado que no hay mucho que enseñar en el país, te llevan a ver sus estaciones de esquí, vamos un St. Moritz cualquiera, del Este….

Por último no puedo pasar por alto la leyenda romántica que se le viene a la pluma al bueno de Bram Stoker, en su cuento del no muerto, su diablo, “Dracul” en vernácula, y que este pueblo lleno de ilusión ha fomentado en su favor como atractivo turístico. El castillo que sobre un picacho te enseñan es, la verdad, muy bonito, y lo han desarrollado como un parque temático, en medio de as broncas entre el estado y la familia noble que hoy ostenta la propiedad. Está bien.

Aunque los verdaderos vampiros de nuestros días fueron seguramente los Hohenzoller, y los Ceaucescu, cada uno dejando su huella arquitectónica como símbolo de su poder….y el que venga detrás que arree.

Así vi Rumanía, y así lo escribo, pero antes de cerrar el capítulo, quiero destacar que mis compañeros de viaje, hicieron realidad una experiencia enriquecedora en lo lúdico y en lo personal, así que vaya a ellas mi agradecimiento.

*Ver Memorias de África de Javier Reverte

**Tabaco para liar Made in Spain, (marca Ideales) muy utilizado en la posguerra española o sea hasta casi los setenta del siglo pasado

***Famoso barrio  residencial de las afueras de Madrid ocupado en su mayoría por etnias gitanas, y lo que caiga