El Altiplano boliviano o alto Perú

Titicaca, Tiahuanaco, Puma Punku

Al Titicaca, subí casi a empujones, exagerando un poco, claro. Es un espacio magnífico, un mar interior creado por los movimientos telúricos de la interacción de la placa del Pacífico y la placa Andina…..pero eso ya lo sabe todo el mundo, está en Wilkipedia, en el Espasa, en el Larousse, e incluso en la British, así que busquen sus gracias que este espacio es para otra cosa.

Llevo unos días hecho una ruina por esto de los casi cuatro mil metros que me rodean, no es que me maree, me duela la cabeza, no….lo que parezco es un osito perezoso, de esos que se mueven a 10 metros por día. Pero es lo que hay, y en el Titicaca no iba la cosa a ser menos.

La parte boliviana tiene poco que enseñar, aparte de cuatro cutre tiendas de recuerdos para turistas despistados, o con la mochila aún con sitio, es el famoso “ya visto” que al viajero de hoy día le persigue por todo el mundo. Hemos enrasado por abajo, y en todos los sitios las cosas son las mismas, sin margen a la sorpresa.

Un monasterio a una virgen negra, y las vistas del lago en un entorno de dejadez, es lo que te ofrece Copacabana, junto a un reducto para mochileros, que creen estar descubriendo el mundo.

P1060259

Paseíto por el lago, la isla del Sol, piedras ancestrales de posibles templos precolombinos, pero tan descuidados, que si no fuese por el paisaje que te rodea, no tendría sentido estar allí.

Copacabana, istmo de chamanes, sincretismo a favor de esta “Moreneta” local, cuatro coches a ser bendecidos, y poco más.

 

El país da de sí lo que puede, y no es mucho. Los caminos, ciertamente no te llevan a Roma, el riesgo es pasar directamente a inframundo en unos de los baches de la carretera, el masaje boliviano, creo que se llama.

Cerca de la capital, y parece que estés cruzando Gambia, o los poblados de carretera de Zimbawe. Ya lo he dicho otro día, es lo mismo, y me temo que con los mismos resultados de miseria, a pesar de que la sensación es de una actividad febril.

Cierto que un atardecer sobre el lago es una maravilla, pero sobre el lago Leman también. No quiero comparar, pero creo que el lado peruano tenía algo de más auténtico, no sé.

P1060269

De vuelta a La Paz, esta ciudad aturullante, entré a ver el templo de los franciscanos que lo tengo a la vuelta de la esquina, y debo de constatar que el entorno no me impulsó a meditar. Dorados por todas partes, cuadros sucios por el humo de varios siglos, altares barrocos, donde al parecer, solo importaba cuanto oro cubre las paredes. A la calle pues, y dejemos a la orden mendicante con sus riquezas y ostentación.

P1060355

Y en la calle, en la plaza, espectáculos callejeros, a la gorra, para pagarse el viaje o la pensión, no lo sé, pero con mucha gente viendo lo que pasaba, y disfrutando como niños. El ambiente bullanguero, donde se mezclan locales con foráneos, y en esas fui a enterarme de donde sale el vestido que muchas mujeres indígenas llevan.

P1060354

Las faldas amplias con multitud de combinaciones debajo, no es más que una herencia de los vestidos que usaban las españolas en los siglos XVII y XVIII, junto con el calzado, que al fijarme, no es otro que las manoletinas que pueden aparecer en los pies de cualquier torero.

¿Y el bombín que me gastan?, ¡Ay el bombín!, de la mano del ferrocarril llegó allá por los finales del XIX…que lo hicieron los británicos, y las señoras lo adoptaron, sin encomendarse a Dios ni al Diablo. En cualquier caso, es estupendo verlas a ellas tan dignas con su pollera y su bombín.

Uno de los objetivos de este viaje, que no el único, era acercarme a la extinta civilización de Tiahuanaco, que cubrió casi tres mil años de la historia del Altiplano, desde las orillas del Titicaca, hasta el mar, y a la Cordillera Real de Los Andes.

Los restos que hoy quedan, son muy escasos, porque nos referimos a la arqueología, que muy posiblemente en el corazón de estas gentes muchas de las costumbres, creencias, e incluso ritos, procedan directamente de esa civilización.

De nuevo remito a mis lectores al enciclopedismo para entrar en detalles de lo que significó esta cultura, que desde 1500 antes de Cristo, hasta 1200 de nuestro tiempo, y con unos cinco períodos diferentes, según la clasificación que han dado historiadores y arqueólogos, tuvo una influencia enorme en la zona.

P1060297

Su final, es un misterio, si por final entendemos el abandono de los pueblos y las ciudades, que según cálculos llegaron a tener casi sesenta mil habitantes, lo que a la vista de estas tierras es una barbaridad.

El expolio a través de los siglos ha sido brutal, ya que su final no se sabe realmente a qué se debió. Posiblemente a alteraciones del clima, que hicieron inviable la supervivencia, forzando a los pobladores a buscar otros asentamientos.

Lo que se guarda en el museo es una pobre muestra de lo que pudo haber existido, aunque la visión de la puerta de sol, o de los templos que se alineaban con la estrella del sur dan una sensación de que una cultura importante estuvo casi tres milenios en el Altiplano.

La famosa puerta del sol es algo magnífico, a pesar de que no se encuentra en su lugar original, con inscripciones que pueden ser hasta un calendario religioso, relacionado con las fechas importantes, solsticios y equinoccios, que corresponderían a los ciclos de las cosechas.

P1060319

La llegada de los incas, y posteriormente de los españoles, fue tras la desaparición de estos sitios. Un poco como el abandono de los templos Mayas, que por cierto tiene cierta coincidencia en el tiempo.

Es muy interesante constatar que las construcciones son similares a las de Cuzco en la calle Hatun Rumiyoc, o en las afueras en el sitio de Sacsayhuamán. Enormes piedras encajadas entre si perfectamente, que no podemos imaginar hoy en día como se pudieron ensamblar, o siquiera transportar, ya que las canteras, están a bastantes decenas de kilómetros.

Es similar a muros que he visto en la isla de Pascua, donde el manejo de las piedras es también hoy un misterio.

Por último, mi asombro visitando el sitio arqueológico cercano, de Puma Punku, ha sido constatar que bloques de posiblemente más de cien toneladas, estaban formando el suelo de los templos, con marcas de ganchos, lo que sugiere un transporte desde más de treinta kilómetros, sin que se sepa cómo pudo hacerse.

Aquí no hay animales de carga, la llama apenas puede transportar 20 kilos, y teorías de deslizamientos sobre arcilla mojada se me hacen difíciles de asumir.

Para añadir más misterio a la cosa, hay unas piedras pulidas con ángulos perfectos, de una roca llamada andesita, que no se me ocurre como han podido hacerse a la vista de los materiales que se exhiben en el museo. Parecen cortes hechos con láser, y no exagero.

P1060343

Es un tema abierto a la especulación, y aquí desde Von Danikken, al Dr. Jiménez del Oso, o los más modernos que se dedican a estas cosas, se hacen sopas imaginando que tecnologías procedentes de una galaxia muy, muy lejana, a bordo del Halcón Milenario, fueron los que realizaron estas maravillas que lo son.

Yo como soy muy bruto, me quedaré con el misterio de algo excepcional que hoy por hoy no tiene una explicación aceptable. Esta gente, asombrosamente no dejó libros de instrucciones, no hay escritura, así que de piedra Rosetta, nada. Champolion habría hecho aquí un pan como unas tortas.

Anímense sus gracias, y sin prisa, piensen en acercarse por estos parajes con los ojos y el corazón abiertos. Seguro que aprenden mucho, o abren un mundo interior de preguntas.

Buenas noches y buena suerte

 

Por el Salar de Uyuni, los desiertos del sur, y La Paz

 

Estos han sido unos días “aspros”, independientemente del calor, del frío, del polvo, de las carreteras de ripio, de la falta de oxígeno. Esos detalles con los que me he encontrado, los veréis perfectamente detallados en el ejemplar de la Lonely Planet, así, que como prometí en su momento, no voy a marear con ello.

El viaje a través del Salar de Uyuni, hasta Piedras Calientes han significado posiblemente más de 1000 Kilómetros en coche, uno de esos Toyota 4X4 que te encuentras en cualquier país del mundo que ofrezca desplazamientos por lugares similares a este que pienso comentar.

En este punto, quiero decirles a mis amigos profesionales de este tipo de viaje, que por favor insistan en que no viajen más de cuatro personas incluído el conductor. Es añadir, a todo el grupo una innecesaria incomodidad que puede incluso derivar en algo peligroso. De cuatro a cinco, va un pequeño veinticinco por ciento, que o se cobra o se invierte en seguridad, y es en una excursión de tres noches…sin comentarios.

Sé que el dato es perfectamente conocido, pero me perdonaréis si lo recuerdo.

El Salar son unos 12.000Km2, que comparados con la provincia, por ejemplo, de Barcelona, que son 7.700, da una idea de las magnitudes de las que estamos hablando.

P1060116

Esta maravilla de la naturaleza, de un blanco cegador, con horizontes de sal confundiéndose con el cielo, es explotada por la organización del famoso rally “Dakar”, para hacer pasar alguna de sus etapas.

Ignoro cuál es el impacto sobre el salar, de máquinas corriendo a más de doscientos kilómetros por hora por este mar blanco. Es posible que no tenga mayores consecuencias, pero estoy seguro que si el Salar estuviera en la Provenza, en el Ampurdán, o en el Baden Würtemberg, desde luego por ahí no pasaba.

Pero, en un país que es el 123 en renta per cápita según unos, o el 154 según otros, con unos cuantos euros bien repartidos, lo que quieras hacemos. Hasta un monumento en medio del Salar brutalmente feo, a mayor honra de la organización, y de don Evo, claro.

P1060082

La reacción de los turistas que somos literalmente imbéciles a veces, es perpetuar la ignominia con unos cuantos selfies de esos, porque, qué bonito monumento de sal en medio del Salar.

En las orillas del Salar, viven restos de poblaciones indígenas intentando sobrevivir cultivando quenoa, y paseando llamas. Encoje el corazón ver el aspecto de esas comunidades, en las que sus habitantes son viejos a los treinta y cinco. No puede haber más desesperanza en estos poblados alrededor del Salar, ni menos futuro.

Se intenta llevar turismo a esas zonas, pero salvo unos cuantos pirados, no es la solución. Según datos que he obtenido por ahí no más de cincuenta mil personas visitan la zona al año, y me temo que muy poco dinero queda para esas comunidades. Ojalá las cosas cambien a su favor.

P1060139

Por otra parte y desde el punto de vista paisajístico, esta tierra tan dura, no puede ser más bella.

Hablamos de una zona desértica entre las más extremas del mundo, equiparable a Gobi, Kalahari, Valle de la Muerte, rodeada de volcanes que se elevan otros dos mil metros sobre la altura del altiplano. Con lagos llenos de flamencos, con silencios de esos que encojen el alma, en definitiva, entornos que te hacen ver tu pequeñez, y lo poco que significan nuestras mínimas vidas, junto con la poca importancia que tienen nuestras miserias cotidianas de orondos disfrutadores del mundo rico.

P1060189

A mí siempre me han gustado los desiertos, creo que son los sitios ideales para encontrar esas cosas que no sé si existen, pero que reconocemos como trascendentales. Los silencios de la escasez de vida, su inabarcabilidad, su luz, tienen muchos matices que me hacen sentir cerca de lo sobrenatural, y reconozco que eso me ha sucedido también esta vez.

P1060191

Las personas que te reciben en este fin del mundo, en pequeños e incómodos hoteles refugio, tienen un mérito por desarrollar sus vidas en estas condiciones. Vaya por ellos mi admiración.

La capital administrativa de Bolivia, ya sabéis, La Paz, es cuanto menos, una ciudad difícil en cuanto a su urbanismo, y vista en su conjunto puede parecer atractiva.

Quiero en este punto comentar que han desarrollado un modo de transporte público urbano original, eficaz, y perfectamente adaptado a la orografía de la ciudad.

Una red de teleféricos, que funcionan como el metro, y que unen colinas “Villa Miseria”, con los ejes más importantes de la ciudad, que cuenta con más de dos millones de habitantes.

Rodeada por cuatro nevados que la protegen desde sus más de seis mil metros de altura, son todo valles, cuestas, ríos que la atraviesan por el subsuelo, y otros que a cielo abierto, muestran de nuevo la precariedad del país, ya que son realmente cloacas sin ningún control.

P1060233

 

De La Paz colonial, queda muy poco. Apenas dos calles, y la Plaza de Armas, hoy albergando la Sede del Gobierno, y la Asamblea Nacional.

P1060245

La catedral, en medio de la plaza, es un mamotreto del siglo diecinueve, que expulsa hasta los fieles. (Hoy cuatro gatos en misa de doce).

Como no puede ser menos la estatua de un protomártir de la Independencia, un tal Murillo, las palomas guarreando, y la gente, que aquí no pasea, sentadita de domingo en los bancos. ¡Ah!, Y el edificio del Banco Nacional embelleciendo la catedral.

P1060242

Una cosa realmente curiosa de los libertadores sudamericanos, es que fueron españoles. Pocos indios liderando los movimientos independentistas, con lo que me quedo con la impresión, de que esas banderas se levantaron para perpetuar los intereses de los españoles que vivían aquí, y así evitar el control de la corona. Estoy recordando, que al final, son los poderes económicos locales los que financian ejércitos, campañas militares, campañas políticas, hasta romper los lazos que les ataban a la metrópoli.

Lo que sí es cierto, es que muy pocos nombres aymaras, quechuas, aparecen en los listados de ideólogos de estas revoluciones, y desde luego a las poblaciones autóctonas todo esto les ha importado una higa. Siguen como siempre, con su Pacha Mama, con sus ritos, sus formas de vida, sus peyotes, sus chamanes. Son ajenos al estrato hispano o mestizo. Creo que no se enteraron de que hubo españoles por sus tierras, más allá de algunas pérdidas de vidas, más o menos puntuales, que posiblemente se hubiesen dado de forma similar por luchas entre etnias si nunca hubiera aparecido el “maldito español”.

Una curiosidad en la ciudad es el mercado de las brujas, donde se venden ungüentos que supuestamente te darán dinero, o el amor de Chuchita.

Fetos de llamas que tienen mucho poder, viagras en polvo etiqueta negra, y no sé cuántas cosas más.

Como no es mi gremio, no entré a saber qué te ofrecían en las trastiendas, pero la impresión es, que el tal mercado es directamente una guarrada monumental, para turistas cortos de mollera, repito, salvo lo que pueda haber en la trastienda, que a lo mejor funciona.

P1060253

Poco más de sí ha dado esto. Sigo sin arrepentirme de haber cruzado el Atlántico, y contactar con esta tierra, que es tan familiar para mí como el idioma que hablan.

Mañana al Titicaca, a descubrir civilizaciones preincaicas en Tiwanaco, y Puma Punku.

Ya contaré, o no.

Buenas noches y buena suerte.

Sucre, Potosí, capital señorita, y tierra obrera.

Don Evo andaba hoy de celebraciones, de alguna manera la localmente famosa batalla de los Altos de la Alianza concluía hoy después de 135 años de haberse producido.

Vamos al contexto. Esta batalla fue la última en la que participó Bolivia aliada con Perú, contra la invasión chilena durante la llamada guerra del Pacífico.

La consecuencia para Bolivia fue nefasta. Perdieron el corredor que les daba salida al mar, y se quedaron con una Armada en un río y en el Titicaca.

El evento de hoy, ha servido al aymara presidente reivindicar lo que se perdió hace 135 años, y la señora Bachelet, como si llovería en Lima que diría uno del Athletic.

Ocurrió hace unos años, 6 o 7 creo, que se encontraron momificados los cuerpos de tres participantes en dicha batalla, un peruano y dos bolivianos, del regimiento de Sucre, que por aquel entonces aún era la capital de Bolivia, estaban con sus enseres, su uniforme amarillo chillón, los bolsillos vacíos, menos las hojas de coca que llevaban por lo del soroche, y los disparos que los mataron claramente expuestos en los cuerpos.

Al parecer, como estaban en territorio peruano, se llevaron los cuerpos a Lima para su estudio, y finalmente tras arduas negociaciones diplomáticas, don Evo ha traído a su oficial y a su soldado a casa.

Ha habido cortejo fúnebre desde el aeropuerto, llegada con los regimientos vestidos de época al museo del ejército, condecoraciones, y finalmente inhumación honorífica en el museo.

P1050965

 

Todo esto en la plaza de Sucre de lo más colorida, discursos de los políticos, angelitos al cielo, y chocolate a la barriga.

Sucre es una ciudad preciosa, tirada a cuerda según las ordenanzas de Carlos V, llena de antiguos conventos, mayormente franciscanos, que fueron los que se frotaron las manos en Sudamérica con la desgracia jesuítica, y que particularmente diré que sin haber estado en ella, ya la conocía, es una repetición de los cascos antiguos de muchas de las ciudades del subcontinente, como por ejemplo Quito, la vieja Lima, Cuzco, Antigua en Guatemala, Santo Domingo….hasta la vieja Habana o Santiago, en Chile, o en Cuba, la vieja Santa Fe de Bogotá. Teníamos un sistema, se aplicó, y ha funcionado por siglos, incluso con la aceptación y el reconocimiento calvinista, que ha hecho a muchas de ellas patrimonio de la humanidad.

P1050980

 

Hoy, como ayer en Santa Cruz, pues fiesta, y todos a la calle. La ciudad llena de uniformes de escolares adolescentes, confluyendo en los bancos de la plaza principal para charlar un ratito, y pasar el tiempo.

P1050952

No es que no quiera escribir, es que es un “ya visto”. La ciudad respira tranquilidad, es limpia, la gente encantadora y amable, menos cuando se suben a los coches, que se mutan en cafres como en muchas partes del mundo.

Ahora bien, la municipalidad ha decidido poner “cebras en los pasos”, en los pasos de cebra, quiero decir. Chicos vestidos de cebra que de alguna forma recuerdan al conductor que las rayitas blancas están para algo. Me parece una medida de lo más original, didáctica, y me temo que además práctica. No estaría de más que se considerase una solución parecida en muchas de nuestras ciudades.

P1050971

 

Solo mencionar, que aunque la estructura de la ciudad se ha mantenido, tal y como la soñó Carlos I, sufrió un importante terremoto en 1945, que destruyó muchos de los monumentos coloniales, y su reconstrucción se realizó en lo que ahora se viene en llamar estilo republicano, y así marcar distancias con lo que hoy es el Estado plurinacional boliviano de don Evo.

P1050958

 

Eso sí, son edificios afrancesados, en un neoclásico post napoleónico, que dan a la ciudad un aire señorial, a fe mía.

La, digamos rival de Sucre, es Potosí, la ciudad que se levantó a los pies del Cerro Rico, y que su explotación y descubrimiento por parte de los españoles allá por 1545, supuso unos de los mayores trasiegos de plata desde América a Europa.

P1060013

No solo esa fuente de plata significó un ingente capital con el que la Corona Española alimentó sus guerras de religión, sino que supuso la creación de un sistema monetario que culminó con la creación del dólar americano siglos más tarde.

La instalación de una Ceca en Potosí, donde entre otras acuñaciones se encontraba el real de a ocho, fue realmente un sistema monetario eficaz, internacional, y con una referencia clara que era el peso de plata que llevaba la moneda.

P1060026

La Ceca de Potosí, junto con las de México y Lima, fueron las únicas que funcionaron en América, y cada una de ellas llevaba impresa en una de las caras el símbolo que identificaba la Ceca, y la firma del responsable de las aleaciones.

La ciudad, actualmente se siente abandonada por Don Evo. Como consecuencia de ello ha sido declarado su estatus de patrimonio de la humanidad en riesgo de ser revocado, y con razón me temo.

El Cerro Rico, que domina la ciudad, es donde se encuentran las explotaciones no solo de plata, sino de otros minerales como estaño, cobre, y no sé cuántas cosas más que se extraen aún en condiciones realmente penosas, no solo desde el punto de vista de la tecnología de minas, sino de las condiciones de vida de los miembros de las diversas cooperativas que actúan sobre el Cerro Rico.

P1060044

Apechusga, como diría Elena en el país de los horrores. Las condiciones de trabajo exigen que se trabaje a cuatrocientos metros de profundidad a temperaturas por encima de los cuarenta grados, con unas medidas de seguridad mínimas, por no decir inexistentes, y a destajo, sin tonterías, sin filtros, jornadas de más de doce horas…

Todo esto, claro, a cuatro mil doscientos metros de altitud como poco, lo que representa un esfuerzo extraordinario.

Claro, el que pilla una silicosis, se muere, como siempre a los treinta escupiendo sangre, pero sin hospitales especializados, sin ningún tipo de seguro, nada, a pecho descubierto, y la familia ojalá tenga hijos en edad de bajar a los pozos, para seguir comiendo, y muriendo a los treinta.

Menos mal que el sistema no lo idearon los colonizadores españoles, porque vamos, teníamos leyenda negra para otros quinientos años.

Con todo el aspecto que te ofrece la ciudad, es festivo, la gente sonríe, es encantadora, como tantas veces he dicho de tantos y tantos países en los que entras en contacto con la gente de la calle.

P1060036

Me llevo un recuerdo agridulce de estas ciudades, y me alegro de haber venido. Para mí es tocar una parte importante de la historia que me concierne, y que debo conocer de primera mano, aunque hayan pasado muchos siglos. Mi conclusión, es que los españoles no fuimos unos angelitos, nadie lo es, y la vida ha sido dura siempre, pero en estas tierras, hemos dejado un idioma común que cohesiona todo un continente, sin destruir las culturas locales. Hemos dejado una estructura jurídica, que se sigue aplicando en su filosofía hoy en día, unos sistemas administrativos para la organización tanto del estado como de las ciudades, arte, urbanismo, y hasta unas creencias religiosas, que siguen vigentes. En definitiva, una forma de vida con raíces milenarias que pueden usar, adaptar, y que plenas de actualidad aún son válidas.

Seguiré aprendiendo en este maravilloso subcontinente.

Buenas noches y buena suerte

 

 

Las reducciones jesuíticas en Bolivia

P1050891

Hay que reconocer que somos unos verdaderos chapuzas como exterminadores de pueblos, culturas, civilizaciones.

Aquí en Bolivia, el corazón del subcontinente, resulta que el 15% de la población puede considerarse blanca, porque las mayorías son aymaras, quechuas, y otras treinta y cuatro etnias que andan danzando tan ellos mismos por el país, y son 10 millones, oiga, 10 millones.

Muy ricos no son, una renta per cápita que debe andar por debajo de los 5.000$, tremendamente mal repartida. Es lo que da la tierra. De eso no nos pueden echar la culpa, que Don Bolivarito hizo que nos dieran la patada en el culo hace ya dos siglos, y desde entonces no han parado de sacudirse en la guerra del Pacífico, con los vecinos del oeste, y en la guerra del Chaco con los del Sur.

Luego, se dedicaron al bonito juego del quítate tú presidente, que me pongo yo. Más de setenta en menos de un siglo, y entre ellos pájaros como Hugo Banzer, muy de la Chiquitania él, pero de recuerdo más que amargo, junto con Videlita, y Pinoccio.

Estoy hoy recién llegado a Concepción, corazón de la Chiquitania, zona no muy lejana de la frontera brasileña, donde para defender a los indígenas de las incursiones de los brasileños para hacer esclavos, jesuitas españoles organizaron las primeras cooperativas agrícolas de las que yo tengo noticia.

P1050899

Las reducciones jesuíticas, se hicieron entre lo que hoy es la Chiquitania, y las orillas del Paraná tanto paraguayas como argentinas.

Ver estas estructuras cumpliendo hoy una misión nada lejana a la que en su momento, a finales del siglo XVII imaginaron los jesuitas me hace comprender la grandeza de la labor que en esta zona se hizo.

Las reducciones, que así se reconocen, comprenden una zona fortificada donde estaba la iglesia, la escuela, y quizás los almacenes de lo más importante que pudiera tener la comunidad.

P1050951

Fuera de la zona fortificada, se hallaban las casas de los indios, los talleres, y las zonas de servicios comunes. Alguna de estas misiones, llegaron a tener más de cuatro mil personas viviendo de su trabajo, lo que dadas las condiciones de esta tierra, que recomiendo visitar, es absolutamente increíble.

Tengo perfectamente claro que las poblaciones indígenas no fueron en ningún momento forzadas a integrarse en estas comunidades o cooperativas, hubiera sido materialmente imposible, así que significaron un avance importantísimo para el asiento de estas gentes en la tierra, ya que recibieron importantes conocimientos de agricultura y ganadería por parte de la Compañía de Jesús.

P1050917

En 1767, con la expulsión de la Compañía de Jesús de los territorios de la corona española, tuvo esta obra un golpe muy duro, pero aquí en la Chiquitania, la semilla germinó, aunque fuera de mano de otra orden, los Franciscanos.

Las quejas de los terratenientes a la corona española, por la labor de la Compañía de Jesús, creo que fue una de las causas, no la única de su expulsión.

Cierto que se les habló de religión, no podía ser de otra manera, dado el carácter de los impulsores de la iniciativa, pero Sudamérica es el paraíso del sincretismo religioso, en el que por cierto la Iglesia Católica, ha sido maestra.

Así que se hacen coincidir las fechas de nuestros santos con las fechas que desde los primeros tiempos han sido importantes para el hombre durante el transcurso del año.

Hoy 15 de agosto, pues la Asunta, como aquí dicen, pero las fiestas tienen tanto de religiosas como de paganas que diría un vaticanista. Al final se celebra o la cosecha, o el olor a la primavera por estas tierras, y le llamamos como vosotros queráis, Mitra, Pacha Mama, Isis o Ceres ¿A quién le importa?.

P1050924

La situación hoy no difiere mucho de la idea original, como en su momento he dicho. De hecho, la Iglesia, está cubriendo hoy el nicho ecológico que ha dejado el estado, así que si quieres escolarización, cuidados médicos, atención a la infancia, no mires al estado, mira a la Iglesia.

Según me comentan los locales, no preguntan de que etnia eres, si eres quechua, aymara, blanco, verde o amarillo. Es por lo tanto una estructura necesaria, ya que el estado hoy es más bien aymara, y si cree que tiene que quitar tierras a pueblos que las ocupan desde tiempos remotos, para buscar petróleo, o abrir una explotación minera, lo hacen sin ningún miramiento.

Estas reducciones han sido reconstruídas con ayuda alemana, española, y la realidad hoy, es que hay a su alrededor unas comunidades que aparentemente llevan una vida digna, en un entorno limpio y agradable.

P1050920

No se puede decir lo mismo de los poblados que desde Santa Cruz hasta San Javier o Concepción te encuentras en los más de trescientos kilómetros de infame carretera. Recuerdan a tantos y tantos caminos que se pueden ver en Senegal, en Tanzania, en Nepal, en La India….en los países más pobres del mundo. Sitios mugrientos por la pobreza y el deseo de obtener algún magro beneficio de la carretera.

En San Javier y en Concepción, hay comercio ganadero, cooperativas que posiblemente estén dando trabajo y cierto nivel de riqueza a la zona. He comido razonablemente, sin ningún lujo, cierto, pero con limpieza y dignidad.

P1050915

Debo por último reseñar, que la cooperación española y alemana es muy activa en la zona, a pesar de las dificultades que el gobierno está poniendo a las organizaciones no gubernamentales que operan en estas tierras.

Palabra de agnosticón, pero al César lo que es del César.

Buenas noches y buena suerte

 

Descubriendo Bolivia, Santa Cruz de la Sierra

 

Hoy La Bitácora de Luis Miguel, toma un aire, digamos más literal, ya que durante los próximos días posiblemente se transforme en un cuaderno de viaje en el sentido más técnico de la palabra.

Así que después de una noche en el vuelo de Air Europa, disfrutando de su cutre clase business, me planté en Viri Viri, aeropuerto de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, en el corazón de América del Sur. Como recomendación a mis amigos de la profesión turística, diré que lo que vende esta compañía es espacio a bordo, sala VIP, más equipaje, y fast track. El resto es un catering de turista, entretenimiento con un Ipad, que no cogí, y un diseño de cabina anticuado en su Airbus 330/200, pero prácticamente al precio que otras compañías te cobran por ir en turista. Así que claramente diré que la relación calidad precio, es excelente.

El hecho de viajar a Bolivia, tiene su origen en varias circunstancias.

Es el penúltimo país del subcontinente que me quedaba por visitar, el otro es Uruguay….pero al Uruguay, guay, yo no voy, voy, poooorqueee teeemo naufragar, y ya sabéis que yo soy de los de lista de la compra y muesquecita, una vez realizada la misión, y eso, las Misiones, las reducciones jesuíticas de la Chiquitania, es otra de las razones del viaje.

Ya había paseado por la provincia de Misiones en Argentina para ver lo que los jesuitas hicieron por estas tierras, pero creo que el sitio donde aún guardan un recuerdo vivo y activo de la idea original, es aquí, en Bolivia. Así que ya iré contando.

La siguiente, es acabar de comprender, cuál ha sido la herencia que España ha dejado en estas tierras, que, aunque lo voy teniendo cada vez más claro, me gustará en este viaje darme la oportunidad de acabar de fijar mis ideas sobre lo que ha significado, y significa la obra que junto a los locales hemos entre todos levantado.

Por eso querré visitar Sucre, Potosí y La Paz, tres ciudades que creo conservan aún la tradición española, con ese maravilloso filtro que ha recibido de las culturas autóctonas.

Luego, en el Altiplano, me apetece ver el otro lado de Atacama, y el increíble salar de Uyumi, esto en plan amante de la naturaleza.

La parte boliviana del Titicaca, me es desconocida, aunque ya navegué desde Puno este increíble lago, pero la razón es visitar tanto las ruinas de Tiwuanaco, como las de Puna Punku, llenas de secretos aún no descifrados, y que mantienen buena parte del negocio del periodismo de misterio, al que por cierto soy aficionado, pero sin exagerar.

La última parte de este viaje será visitar la Amazonia boliviana, con lo que tendré una idea somera de lo que significa la cuenca fluvial más grande del mundo tras haber andado por Iquitos y por Manaos.

Salvo algunos datos, que dedico a mis amigos, profesionales de turismo y viajes, no pretendo hacerle la competencia a Lonely Planet, que lo hace mejor que yo, con más tiempo, y con la tele. Yo me voy a limitar a dar mis impresiones de un viaje invernal a esta tierra.

Ya sabéis que me gusta viajar solo, pero esta vez, y después de oír el año pasado a los chilenos soltar pestes de la inseguridad en este país, decidí buscar un viaje en el que, al menos, durante buena parte del mismo, viniera un pequeño grupo de personas. Y así ha sido.

Santa Cruz de la Sierra parece cuando desde el Aeropuerto te trasladas al centro, una ciudad nueva, con comercio activo, y con un diseño a la milanesa, en círculo, a excepción del centro, que está trazado a cordel, lo que denota su origen hispano. No voy a entrar en detalles, ya que todo eso está en el Espasa.

20150814_210944

Me gusta ver la gente caminar por la calle en los días laborables, dice mucho de su sociedad, y es lo que he hecho. En la plaza de detrás de la Catedral, había hoy una exhibición de ciencias médicas, donde te tomaban la presión arterial, o te enseñaban lo que era una fractura abierta, sin desdeñar un puesto dedicado a las infecciosas, u otro donde te vacunaban contra la rabia.

 

20150814_112224

Siempre que en Sudamérica me he acercado a la ciencia, y lo he hecho muchas veces, y de formas muy diferentes durante mi vida profesional, recibo una sensación de superficialidad, seguro que sin razón. Es la actitud que me transmiten una mezcla de acercamiento naif y entusiasmo por ser parte del entramado. Espero que me perdonarán, pero es como si fueran felices por acercarse a un tema que ha sido mágico por siglos, y que puede dar un status social cercano al del antiguo chamán.

Claro que saben perfectamente que no es así, pero yo lo percibo, y que quede claro, que no dudaría, en caso de necesidad, poner en sus manos mi salud. Es otra cosa.

Como los españoles fuimos muy malotes, y nos dedicamos a exterminar a las poblaciones autóctonas, aquí solo quedan decenas de etnias originales, que incluso, mantienen, con la normal adaptación al siglo actual muchas de sus costumbres, vestidos, fiestas…ahora uno alto con los ojos azules, si lo ves por aquí es turista. Fijo.

El comercio poco animado, y de un nivel medio bajo. Se nota que el país está luchando por salir de la extrema pobreza que ha sufrido desde la independencia pronto hará dos siglos. No sé cual es el nivel de mérito del gobierno actual, pero he visto una ciudad limpia, con todos los servicios funcionando. Poca o ninguna miseria, ya la veré, seguro. Pero hoy no ha tocado.20150814_210900

Por la noche la plaza de la Catedral, estaba llena de familias, chicos con sus novias, paseando, sentados en los bancos, mientras vendedores de café con leche iban paseando para colocar su mercancía. Vendedoras de manises, con su ropa tradicional, y hasta puestos con aquellas manzanas cubiertas de caramelo rojo, y con un palito, como en mi infancia veía por alguno de los pocos parques de Barcelona.

20150814_212932

El ambiente provinciano español, sin duda. Es el paseo vespertino por Santa Clara, o por el Espolón. Me ha encantado. La gente en su mayoría vestida con sencillez, pero muy dignamente. Da gusto verlos.

Así que el comienzo ha sido agradable, y espero que lo que siga ande por la misma línea, ya veremos. Por el momento mañana a ver las reducciones jesuíticas.

Buenas noches y buena suerte

Una China en el zapato

 

Algunos datos:

  1. China ha sufrido un retroceso de más del cincuenta por ciento en sus dos índices bursátiles más importantes en el último mes, después de haber subido en un año más de un 150%, lo que ha llevado a las autoridades a intervenir los mercados, suspendiendo la cotización de muchas empresas, y a la prohibición de operar en opciones putt.
  2. Las cifras de crecimiento que ofrece el gobierno chino, están empezando a ser sospechosamente por debajo de las previsiones del 7% que era el objetivo.
  3. Ayer el gobierno chino devaluó el yuan un 1,86%, y hoy lo ha vuelto a hacer en un 1,62%.
  4. Las exportaciones chinas bajaron a fin de julio en interanual un 8,3%, y las importaciones un 8,1%.
  5. Las monedas de la zona se han devaluado del orden del 12% en el último año.
  6. El Standard and Poors y el Dow Jones, están planos o con subidas muy modestas en este ejercicio.
  7. Se está creando trabajo en Estados Unidos, a ritmos más fuertes de lo esperado por los consensos de los mercados
  8. Es muy posible que el tesoro americano aumente los tipos de interés en setiembre, o antes de que acabe el año.
  9. El precio del petróleo Brent ha pasado de 100$ a 48$ en un año.
  10. La guerra en Oriente Medio, no solo no se ha terminado, sino que en este último año se ha recrudecido.
  11. El euro se ha depreciado frente al dólar en un año un 21,8%

Como ya he comentado otras veces, China ha salido de la Edad Media con la llegada de Mao. El siglo pasado fue parcialmente colonizada por Japón, sufriendo en Manchuria una de las más terribles dominaciones del siglo XX, por parte de una potencia extranjera.

Yo como occidental que soy, tengo muy serios problemas para entender la forma de pensar de los chinos, a pesar de haber intentado a través de lecturas, y de dos viajes a sus zonas periféricas acercarme, aunque sea someramente a su cultura.

Es decir el conocimiento de su moral, de su forma de pensar, de su forma de honrar la palabra dada, el concepto de vida y de muerte, son tan lejanos a nuestra cultura, que a la hora de hacer negocios, y de asociarse con ellos, lo más fácil es equivocarse en el “yo entendí que…”

La brutal expansión y crecimiento de China, en este siglo, ha sido desde mi punto de vista, algo basado en acciones, que en Estados Unidos y la dulce Europa, tenemos claramente prohibidas por nuestras legislaciones.

La connivencia de los gobiernos occidentales con las grandes empresas multinacionales, han permitido que China haya hecho un dumping social sin precedentes, destrozando más de dos siglos de lucha de los trabajadores, y de los ciudadanos por crear unos entornos habitables, por tener unos derechos laborales consolidados, y por crear en definitiva sociedades en las que el individuo, no diré que tenga algún poder, pero al que se le  tiene una cierta consideración, y con todos los matices, de alguna forma puede disfrutar de una vida digna, incluyendo todas las excepciones que se quieran, y por supuesto siempre en comparación con aquellos países que aún no han llegado siquiera al siglo XVII.

Después de desarrollar sistemas de producción de alta calidad, sujetos a las más estrictas normativas ambientales, sociales, técnicas de cada proceso…..

Después de establecer sistemas de protección de los trabajadores, en cuanto a su entorno de trabajo, a la compaginación de la vida privada con la laboral, al establecimiento de salarios dignos referidos al entorno en el que viven, de intentar y muchas veces conseguir sistemas que garanticen una vejez digna en todos los sentidos….

Después de erradicar el trabajo infantil, la esclavitud más o menos encubierta, de reducir de forma drástica los accidentes laborales….alguien que probablemente veranea en Nantucket, decide que ya vale, que si las cosas siguen así los beneficios tan necesarios para cambiar el yate, el reactor privado y el fee del club de golf local, a lo mejor se quedan cortos.

El mundo occidental decide pues ponerse en manos de China, que se salta a la torera todos y cada uno de esos logros de nuestra civilización, y pasarle la producción de bienes que se consumen en el llamado mundo occidental, sin importar si hay niños que trabajan, si se echa la mierda directamente al Yang-Tse, si en las fábricas se usa carbón, y luego no se puede respirar…solo importa que el producto salga más barato, aunque deje a mis clientes tradicionales sin poderlo comprar, porque han perdido su trabajo.

Todo esto se ha hecho con la vista puesta en el cortoplacismo que define a la empresa global del siglo XXI, y si, ciertamente, los pocos ganadores de este demoníaco juego, han obtenido en el escenario creado unos beneficios espectaculares.

Los datos que he mostrado al principio, me hacen pensar en la posibilidad de que esto pueda reventar en algún momento, y no soy capaz de imaginar las consecuencias que para el entramado económico mundial pueda tener un retroceso importante en este esquema.

El punto 1) que he mencionado parece que tiene ciertos paralelismos con la situación de las bolsas americanas previas al crack del 27, inversores locales que se toman las inversiones bursátiles, como si fueran partidas de ruleta en las mesas de Macao. Es decir, compras y ventas compulsivas sin conocimiento ni de las empresas en las que se invierte, ni de los mecanismos que dirigen os mercados financieros. Es como tirar la ficha en el tapete verde, y esperar que la bola caiga en el número deseado.

A esto se le añade que al final estos mercados están manejados por los políticos chinos que los intervienen a voluntad, cambiando las reglas del juego en cualquier momento.

Los cuatro siguientes puntos, están relacionados con el frenazo de la economía. El inicio de una guerra de divisas, que evitará el crecimiento de las importaciones, y aumentará previsiblemente las exportaciones, es un síntoma claro. Los chinos son ahora más pobres, con lo que el turismo bajará algo ahora que estaba empezando, siendo este el menor de los problemas, ya que no sabemos la situación de sus bancos, la situación de posibles excesos en la construcción de viviendas, y lo que es peor, con una información acerca de su economía ofrecida únicamente por su gobierno sin ningún control externo, y un cambio de divisa no sujeto a las fluctuaciones de los mercados.

Parece que de alguna manera, Estados Unidos a la vista de los datos que muestro, es el gran beneficiado.

Dejando a un lado que la dependencia de Estados Unidos en el tema de la energía ha dejado de ser un problema gracias al fracking, la posible subida de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal, evitará en buena medida las tensiones deflacionistas que una decisión como la que acaba de tomar el gobierno chino, a buen seguro afectarán a Europa.

El banco central europeo, inmerso en la compra de deuda a razón de 60.000 millones de euros al mes, poco va a poder hacer en este escenario, en el que además la caída del precio del petróleo, va en contra del objetivo del señor Draghi, a pesar de la devaluación de la moneda europea frente al dólar el último año.

Por último, todas las situaciones de guerra, en todas sus formas que actualmente se están desarrollando, pueden ser una pobre broma si China se siente amenazada en sus planes expansionistas.

No es una casualidad, que el Sr. Abe, presidente del gobierno japonés, esté intentando modificar dos puntos que parecen inaceptables para la sociedad nipona, a saber, la reapertura de las centrales nucleares, junto con el posible cambio en su constitución para poder enviar tropas fuera del territorio nacional. Energía barata, y control de posibles fuentes nuevas en el Mar de la China.

En esa Europa que no existe en el mapa geopolítico como tal, nos desangramos con temas locales referidos a los independentismos en Francia, Italia, Bélgica, España, Dinamarca, por citar unos pocos, se nos va la vida por unos miserables 86.000 millones que añadir a la deuda griega, y por enviar algo de dinero a los ucranios para que sigan siendo la mosca cojonera de Rusia, y de paso, poder asegurar a Centroeuropa un suministro de gas ruso este invierno, cuando los gaseoductos que conectan con el norte de Africa deberían ser la garantía que necesitan los alemanes, holandeses, austríacos, belgas, franceses…

Aquí tenemos como gran reto resolver el tema de un par de cientos de miles de inmigrantes procedentes de las guerras que no hemos sabido evitar, pareciéndonos imposible diluirlos en una población de más de cuatrocientos millones de personas. La impresión es que la gran partida mundial se juega al otro lado del mundo.

Como sabéis, yo no tengo ni idea de estas cosas, y seguro que lo que he escrito es erróneo, pero desgraciadamente para mí, es el fruto de lo que he entendido de las lecturas que he hecho y de las informaciones que han llegado hasta mí.

Si alguien quiere corregirme, por favor que lo haga, y así aprenderemos los amigos que me leéis, y yo.

Como colofón, diré que ya han salido analistas de prestigio de grandes instituciones financieras metiendo miedo al populacho, para que se deshagan de los activos financieros que los mercados pueden desplomarse en cualquier momento. Tiempo para ellos de comprar barato.

Iré a ver a la Sibila a que me interprete las vísceras de estos animales.

Buenas noches y buena suerte

 

En la barra de Boadas

 

Si no fuera porque el malogrado Alvite, utilizó antes que yo  aquel “Noches de Harlem”que luego colgó de la serie Mike Hammer, os pediría que mientras leéis esto, lo buscarais en vuestra discoteca para acompañaros la lectura.

Ya que no debe ser, buscad esa grabación clásica de Stan Getz, “Samba Jazz”, y dentro encontrad Desafinado, o Samba de una nota so, que también acompañará bien. Y por supuesto lo que salga se lo brindo al Alvite allá donde esté con todo mi cariño y mi respeto por los ratos que aún me hace pasar con sus Crónicas desde el Savoy. Cosas de los podcast.

Aquella tarde al doblar la esquina de la Rambla, para entrar lo justo en la calle Tallers, sabía que no iba a ser una tarde cualquiera, cosa que tampoco me importaba demasiado, así que abrí la puerta, tuve cuidado con el escalón, que al entrar no tenía mérito, cosa que al salir se tornaba a veces en misión imposible.

Había poca gente, y el fondo izquierdo de la barra tenía un sitio libre. Siempre me han gustado los fondos de la barra a la izquierda, si acaban en pared. Como en el Florida de la Habana, que si no fuera porque me colocaron en medio una estatua de Don Ernesto, hubiera marcado el sitio con una meadita, como un buen lebrel, antes de darle al daiquiri como Dios manda.

El barman me tiene muy visto, y empezó a preparar un Negroni, como a mí me gusta, fuerte, frío, seco, con su guinda, de esas que te venden en la calle Hospital a finales de enero cuando Sant Pons.

Había cuatro turistas algo gritones que posiblemente habían descubierto Boadas en una Lonely Planet.

El barman me echó esa mirada de ¿qué le vamos a hacer?, con la parroquia local, hace tiempo que el negocio estaría cerrado. Acusé el golpe, no demasiado, la verdad.

Tenía pues que agradecer a aquellos bárbaros del norte, que me pudiera tomar mi Negroni, en la barra, al fondo, a mano izquierda, pasado el mingitorio de imposible puerta.

En el segundo Negroni, alguien dijo mi nombre….Luismi.

-Mierda, pensé, es Pau, con ganas de cháchara.

A Pau lo conocí, como a casi todo el mundo, mucho después de haber conocido a Boadas, es un buen tipo, aparentemente expansivo hasta que se echa al coleto la segunda copa, y se te pone íntimo.

Y le ví esa cara.

– Se me va a confesar, y ya he visto esa película, pensé nada más verlo.

Soy muy previsible, los que me conocen saben dónde encontrarme, aunque gracias a Dios no siempre cuando.

Pau tiene la virtud de caer bien a las mujeres, triunfa con ellas, yo no lo he entendido nunca, creo que es por pesado, por insistente, pero el gato se lo lleva al agua.

Eso sí a Pau lo abandonan con la misma facilidad, es, ¿cómo diría yo?, un trago corto, un tequila a pelo, se lo toman, les reconforta, pero no vuelven a repetir.

Pau lo sabe, y no lo lleva mal, sabe que a reina muerta, reina puesta, que aún tiene labia, que aún da el pego, que aún se lo beben de un trago.

-Luismi, ando jodido.

Pau, no te pide dinero, lo tiene y de sobras, de salud y de aspecto va perfecto, una fantástica moral laxa, de esas que pueden convertirte en político en cualquier momento, y de amores ya hemos hablado.

-Tómate algo hombre, y me cuentas.

Pau ha sido más del cocktail del día, que era lo que yo hacía, hasta que dejaron de interesarme las aventuras, y me amoldé en mi rincón con mi Negroni.

-Estoy con una mujer maravillosa.

-Como todas las tuyas, son siempre fantásticas. (Siempre le decía lo mismo, aunque él y yo sabíamos que desde que Lauren Bacall dejó el cine negro, las mujeres son simplemente bellas).

-¿La conociste ayer?

-No, llevo casi un año con ella y me he enamorado.

Solo se me ocurrió decirle que lo sentía, que por fin Aracne atrapó a la mosca, vaya, que me alegraba.

El barman ya le había preparado el segundo “del día”, que es un profesional como la copa de un pino, y con la excusa de los cacahuetes, decidió pegar la oreja a la historia de Pau.

-La conocí de la forma más vulgar, en el sitio más vulgar, tuvimos la conversación más vulgar, y no hubo por mi parte más magia que la que he tenido siempre con cualquiera de las mujeres que he conocido.

Hicimos el amor, con la eficacia que siempre me ha caracterizado, y cuando pasó el primer mes, y ella debía dejarme, no lo hizo, Luismi, no lo hizo.

Eso me desconcertó, no me había pasado nunca. Siempre he pensado que era un pañuelo de papel, que una vez te has sonado, lo último que esperas es que de nuevo te metan en el bolso.

Pensé, Pau, te haces viejo, ya no tienes piernas para correr, porque ahora te toca a ti. Antes, es que no te habían dado tiempo, que te tiraban a la papelera de Escudillers antes de que te dieras cuenta, y no te importaba.

-Bueno, Pau, la cosa no es tan mala, hay gente que incluso llega a disfrutar del amor, no serías el primero, y además ese amor que supongo sereno, en tu madurez, seguro que te ofrece unas posibilidades de disfrutar la vida de una forma diferente, junto a una persona que al final te ha enseñado un camino por el que la vida no te había dejado transitar, o simplemente que tú no habías querido.

La expresión de Pau no podía ser más sombría, perdió la mirada en el fondo de la copa de cocktail, allí estaba inerte la cereza, verde en esta ocasión, que Sant Pons había llevado a Boadas.

Pensé de nuevo en la Flaca, ¿tenía los ojos verdes?, a lo mejor el amor de Pau también los tenía. A saber, que en estos silencios entre copas son muchas las cosas que se vienen a lo que el alcohol aún no ha eliminado del cerebro.

Decidí no romper el silencio, transcurrieron unos minutos, lentos, de la forma en que el tiempo pasa en Boadas, el barman mezclando colores, los rusos a punto de cantar algo de los bateleros del Volga, alguien entrando o saliendo del mingitorio, un tropezón en el escalón de la entrada, ¿más cacahuetes?.

Pau levantó la vista, me miró con los ojos que deben poner los cabestros sanfermineros….y me espetó.

-Hace una semana que no sé nada de ella.

Casi le doy la enhorabuena.

-Chico, pensé decirle, ya sabes, que quién pierde una gran mujer, no sabe lo que gana.

Me tragué el chiste,  Pau estaba jodido, y si Murakami lleva razón y Pau,  enamorado, es ahora un hombre sin mujer, su fin puede ser terrible.

Pero ya se sabe, estos escritores son unos exagerados.

-No te preocupes, aparecerá, ya verás.

Pau puso cara de que no, que eso no iba a pasar.

El barman vino a salvarme.

-Señor Rodríguez le recuerdo que le esperan para cenar en Vía Véneto.

Venga, Pau, ánimo, tengo que irme. No te preocupes, llámame un día de estos, y nos vamos a cenar los tres.

Las mentiras piadosas nunca han sido mi fuerte.

Buenas noches y buena suerte

La Fiesta “Nassioná”

 

Claro, viene uno de su tierra con eso de los desplazamientos veraniegos, (yo no puedo hablar de vacaciones mayormente por no ofender), y ve que en Las Arenas ahora venden puntillas,  cañas miserables de a tres euros, y en la Monumental, nada, que como no está claro que sea un chaflán no han dejado al Nuñez hacer unos pisitos. Tampoco está el hombre para muchas bromas.

Una tierra de libertad como la mía, que se siente oprimida, mayormente por la parte dels segadors que baixan del Bagués, que a los urbanitas no les veo más oprimidos que a los londinenses, parisinos o incluso a los ciudadanos de Benidorm, que haberlos hailos, va y permite que sus próceres prohíban la fiesta “Nassioná”. Me desagrada la prohibición, soy de los de “prohibido prohibir”.

Pues han dejado a los catalanes del Candel, hechos unos zorros, y a las revistas del corazón sin la posibilidad de que un redivivo Mario Cabré vuelva loco de celos a “Uncle Frank”, a costa de las caderas de Ava Gardner. Una pena oye.

Mi relación con la fiesta “Nassioná” ha sido como todo en la vida, lo suficientemente superficial como para parecer un experto, y empezó siendo muy niño los domingos por la noche, en Radio Nacional, después del parte de las diez, cuando decían aquello de “bajen el volumen de su receptor, respetarán el descanso de sus vecinos, y comprobarán que la audición radiofónica es perfecta”.

Acabada la frase aparecía la voz de Don Julio Gallego Alonso, dando la crónica taurina, explicando con todo detalle, las chicuelinas, las medias verónicas, las puestas en suerte, los subalternos, la suerte suprema. De verdad, y sin ninguna exageración, me parecía casi poesía a mis seis o siete años, lo que aquel señor decía con su exquisita voz en mi receptor.

Oí apellidos como Bienvenida, Chamaco, Viti, no sé, unos cuantos más, que para mí eran casi como Diego Valor, que Superman era muy caro, y en casa no entraba con los periódicos que mi abuelo Luis compraba los domingos. Aquello era fantástico. De hecho era el lado más amable y bonito, más manipulador si se quiere, y encima yo ¡Hala!, a relacionarlo con momentos entrañables cerca del receptor familiar de radio.

Uno fue creciendo, y llegó la televisión, esa que funcionaba a golpes en los laterales, y orientando los cuernos (nunca mejor dicho en este caso) de la antena, y aparecían las primeras corridas televisadas.

Otra vez el envoltorio era de primera calidad, ¿Quién no recuerda al mítico Matías Prats?, era capaz de distraerte contándote como era la ubre de la que mamó el segundo de Torrestrella, o porque al banderillero barrigón que a duras penas ponía uno de los palitroques, lo llevaba en el asiento de en medio del Mercedes, cuando la cuadrilla iba de pueblo en pueblo.

Recuerdo sus historias cuando hablaba de los Ordoñez y de la plaza de Ronda, o de la corrida de San Pedro en Zamora, que parecía estabas paseando por Santa Clara.

De lo que pasaba en el ruedo, casi ni te enterabas, entre los golpes a la tele, los disculpen la interrupción por causas ajenas, y la narración de Don Matías, volvías a las crónicas taurinas de Don Julio.

Cuando hice creer a los que me rodeaban, que era un tío leído y escribido, y empezaban a llegar a mis oídos a mitad de los setenta, algún comentario antitaurino de gentes que llegaban del calvinismo mayormente. Eché mano del culto Mediterráneo al toro, de que si Jasón, que si Aracne, que si los vasos cretenses, que si los uros (Bos primigenius primigenius) casi prehistóricos, vamos que no entraba con lo de Altamira porque eran bisontes, y al final no parecía más que el tabaco del apoderado de agencia bancaria, que ya era un grado.

Entraba por encima de los bueyes apis ejipcios, y clamaba por una tradición que mantenía muy seriecito yo, nos llegaba desde el Norte con los siempre montaraces vascones, desde el este gracias a las colonias griegas en Ampuries, o desde el sur, posiblemente del maridaje entre las culturas tartésicas y fenicias. El dios toro. Y ya se sabe, al Dios hay que matarlo siempre, de forma ritual para que siga siendo Dios. Hay que hacerlo en su templo, con sus sacerdotes oficiando, y delante de la chusma. Blanco y en tetrabrik.

Era una España, como siempre, dura, áspera, tacaña con sus hijos, como ahora, como siempre, y como el Padre Pío, no hacía más que amenazarnos con la ceguera, teníamos que buscar otros dioses, cuanto menos alternativos, que no estaba claro si eso de la apostasía, realmente te llevaba directo a las calderas de Pedro Botero o no, con lo que escuchabas a Don Matías, que daba gloria oírlo, admirabas a los oficiantes vestidos de grana y oro, y el sacrificio final venía a ser el vertido de la sangre del dios que se renovaría de nuevo a las cinco de cualquier tarde. Era una forma de quitarle la individualidad a animal, llevándolo al concepto genérico, toro de lidia, que tiene mucho de inmortalidad.

Encima tienes en tus manos la Biblia que para el toreo fue el Cossío, o el poema de Lorca a la muerte de su amigo Ignacio Sánchez Mejías, o los ríos de tinta por la muerte de Manolete. Los grandes morían en la arena. La cosa tenía su épica, su márketing, dirían hoy los puestos.

“Nassioná”, además me traía esa nostalgia de la españolidad allende los mares, nuestra fiesta era también una fiesta bolivariana, y  azteca, que los sanmartinianos nunca entraron en estas. La influencia italiana digo yo, que eran más fisnos, vaya.

Recuerdo el alboroto por la llegada de un torero español al Tequendama, hotel en Santa Fé de Bogotá donde me hospedaba,el mismo que había visto en el Colón sevillano, mientras me endosaba un buen rabo de toro, en el Burladero.

Lo de la Monumental mejicana, me trae sensaciones agridulces. Me molestaba que fuera más grande que Las Ventas, (no sé porque), pero por otro lado, tenía a mis oídos el nombre del mítico torero Carlos Arruza, sobrino del poeta León Felipe, una cabra maravillosamente loca, que fue la imagen del exilio republicano en Mexico, y el poeta Don Mario Moreno, que hizo poesía del desheredado con la imagen. Eran para mí seres épicos, y ya disimularán ustedes.

Escuchabas crónicas desde Quito, desde Lima, desde Cali. Era como si de nuevo revivieran en mí las historias épicas no solo de los cabestros que como Pizarro, Almagro, Aguirre, salieron de la piel de toro, hacia aquellas tierras, sino de gente que hizo, como Urdaneta, posible el tornaviaje, o aquellos jesuitas que salvaron a tanta población autóctona de caer en manos de los esclavistas que venían desde Brasil, desde Uruguay, en busca de mano de obra.

Siempre pensé que los desvaídos azules de las banderas sanmartinianas tenían algo de taimado, frente a los colores sólidos y claros de los bolivarianos, que si te mataban, lo hacían por derecho, y con su buena ración de sangre.

Yo a los toros fui una vez a las charlotadas del bombero torero en Las Arenas, (que incluso a mis pocos años me pareció algo patético), y ya en la puta mili como policía militar que era, a las corridas del Pilar.

A las Ventas he entrado una sola vez, y fue para oír un concierto de Mark Knopfler, lejos de toriles, y del tendido del siete.

Esa actitud ha sido provocada por varias razones, la primera mi tradicional tacañería de ser del Maresme (valía una pasta una andanada de sol), y la segunda, porque empezó a caérseme el sombrajo, cuando empecé a ver la letra pequeña de la tal fiesta “Nassioná”, que para mí la mataron “El Cordobés” y el papel couché, que perdió con Paquirri la ocasión de crear otro Ignacio Sánchez Mejías, u otro Manolete. Prefirieron centrarse en lagrimón de la Pantoja, y se perdió la poesía, la religión del acto casi religioso que a mis ojos se oficiaba tarde tras tarde, de marzo a octubre.

Fuera del templo que podemos aceptar que era la plaza de toros, donde se oficiaba un rito, digan lo que digan los antitaurinos, está el sacrificio extramuros del toro, en esas salvajadas que en nuestros pueblos quieren tener un carácter iniciático, para los mozos que tienen que desbravarse, que tienen que ser reconocidos por futuras matronas bigotudas y cumplir el rito de la transmisión genética.

Los embolaos, los enmaromaos, los alanceados, las vaquillas que acaban tirando desde un puente, a la que se descuida la autoridad competente, y que cuando se da cuenta, algún alma caritativa le dice:

-Fue su hijo señor alcalde.

-Vaaaayaaaa estos chicos….habría bebido la vaquilla, y se cayó, que el vino de aquí es muy peleón.

Dicho esto, debo reconocer que hoy no soy capaz ni siquiera de ver en telediario, el resumen del paseíllo de la segunda de feria, por muy Real Maestranza de Caballería que haya de escenario. No me gusta el espectáculo de sangre, ni de toro ni de torero, no me gusta la gente que va a los toros, no me gusta la forma en que Don Manuel Molés habla de la fiesta “Nassioná”, no me gusta el trasiego de billetes de 500€ en refajo, para pagar entradas o para contratar una corrida en un pueblo.

Creo que los años han conseguido que los pájaros se me vayan de la cabeza, el Padre Pío, o se equivocaba, o me mentía, porque no me quedé ciego. Los versos de Lorca, son hoy imposibles para cualquier poeta que quiera hablar del Fundi, por ejemplo, que ya es cuestión del Hola, y las palabras de Don Julio Gallego Alonso, son irrepetibles, nadie las entendería, por no hablar que el Cossío no cabe en un twitt. Es otra religión que para mí ha muerto. Desnuda de espíritu, solo queda sangre y dinero.

Los taurinos de hoy, te dicen que si desaparece la fiesta “Nassioná”, desaparecerá también el toro de lidia. En ecología diríamos aquello de que espabile, y si no, su nicho ecológico lo rellenará otra especie.

Por último, quiero destacar otro aspecto de la fiesta “Nassioná”, y era aquella supuesta parte social, romántica, del chico pobre, sin posibilidades de tener una vida digna, que se jugaba la vida capeando toracos en las dehesas, esquivando los cuernos de los morlacos, y los disparos del mayoral (más cornás da el hambre).

Eso ya tampoco tiene sentido, que torear a la luz de la luna, en pelotas, como Dios manda, no es seguro. Te sacan las cámaras de seguridad, y te ven el culo en Internet a los dos días. Está muerto para mí todo aquello que podía tener en su momento una cierta simbología, ahora como en muchas de las  religiones, queda solo sangre y dinero, la espiritualidad ha muerto.

Tiene esto un puñetero paralelismo con el boxeo, en todas sus formas, piénsenlo sus gracias, que otro día lo hablaremos.

Hagamos caso a Gracián, aunque sea en la segunda parte de su aserto.

Buenas noches y buena suerte

HIBAKUSHA

 

Muchos, por no decir todos los periódicos que han caído hoy en mis manos, hablan de la mayor salvajada que un país ha cometido contra otro, y su setenta aniversario. La venganza de los miserables asesinos que tomaron esa decisión, seguro que les dejó el alma serena pensando que el asesinato de población civil inocente compensaría el ataque contra su base militar en Pearl Harbor.

hiroshima 1-845x1024

No quiero hablar más de ese país y su gente que aún siguen buscando razones para la tal barbaridad, son unos asesinos quienes lo hicieron, sus linajes serán linajes de asesinos por los siglos de los siglos.

Hirosimath3X9JYTQ9th2DI01C80(Hiroshima hace sesenta años- ¡¿Qué grupo terrorista hizo esto?!

Hibakusha es el término que en japonés se utiliza para denominar a la gente que ha sido bombardeada, y nadie como los habitantes de Hiroshima y Nagasaky, fueron bombardeados de forma tan criminal.

Con el tiempo, esta bella palabra Hibakusha, se ha transformado en la definición que agrupa a los que aún sobreviven los bombardeos de principios de agosto de 1945.

Todo mi respeto para esa gente que a través de estas décadas, han luchado por las soluciones pacíficas de los conflictos entre países, por la desnuclearización de los arsenales de cualquiera de los ejércitos del mundo.

Japon-recuerda-a-las-victimas-_54196406852_53699622600_601_341Memorial en Hiroshima al bombardeo criminal.

Han formado lobbys que han influído de forma notable en los sucesivos gobiernos japoneses, que como es sabido tienen en su constitución la prohibición de la intervención militar fuera de sus fronteras, aunque ahora con los problemas del mar de la China, la cosa parece que está en entredicho.

thNXF84WN8Punto de la ciudad en cuya vertical a seiscientos metros estalló la bomba.

No he estado en Nagasaky, pero si en Hiroshima, y debo reconocer que la ciudad me impresionó. Fue un viaje desde Tokio casi relámpago, dormí una noche en la ciudad y aproveche luego para disfrutar de la costa, y del maravilloso templo de Itsukushima, durante una ceremonia de té, con cientos de damas con su kimono de fiesta, sirviendo el té a sus allegados. Precioso.

La delicadeza de la puerta ceremonial en el mar, es inolvidable.

221

Eso fue lo que me salvó el día.

No quiero en cualquier caso que alguien pueda pensar que soy de los que piensa lo de pobrecitos japoneses….en la misma ciudad de Hiroshima en el museo donde se cuentan los desastres del bombardeo, con imágenes siempre menos crudas de lo que la realidad debió ser para aquellos seres humanos, hay unas terribles imágenes de lo que hicieron ellos en la guerra de Manchuria, como continuación de la primera guerra que supuso en 1894/1895 la humillación de China, y la desaparición de su último emperador. El famoso estado de Manchukuo en Manchuria, supuso una verdadera masacre y humillación del pueblo chino. Pero eso es otra historia. Los japoneses fueron también unos asesinos, pero hoy no están orgullosos de lo que hicieron.

Hechos ya todos estos comentarios, quiero reflexionar un poco acerca de la palabra Hibakusha, porque de alguna manera, y ciñéndonos a su etimología, creo que todos somos Hibakusha, con la diferencia de que no nos decidimos a unirnos, y a ejercer realmente una presión de lobby en su más dura acepción.

Somos Hibakusha, cuando a través de cualquier medio de comunicación nos bombardean con mensajes, políticos, económicos, de cómpreme usted señorito esto o aquello que se lo pongo en el ojal.

Somos Hibakusha cuando tenemos que ver como las empresas energéticas roban nuestro dinero, a pesar de las contínuas bajadas de los precios de la energía.

Somos Hibakusha cuando nos niegan la curación de nuestras enfermedades por razones económicas.

Somos Hibakusha cuando se nos arrebata nuestro trabajo para que las compañías repartan más dividendos a sus accionistas. (Indra ha subido más de un 9% en el momento en que se ha comunicado la supresión definitiva de 1700, aproximadamente, empleos).

Somos Hibakusha, cuando nuestros hijos, no reciben la educación adecuada por peleas ideológicas de aquellos que tienen la responsabilidad de ofrecernos la mejor del mundo.

Somos Hibakusha, cuando después de haber pagado una hipoteca para pagar tu casa, durante 29 años, al fallar los tres últimos meses, un banco se la queda, y tú a la calle.

Somos Hibakusha, cuando hemos pagado unas vacaciones y el tour operador quiebra, o una huelga hace imposible que las disfrutemos.

Somos Hibakusha, cuando las administraciones incumplen descaradamente las leyes, para meter la mano en nuestros bolsillos.

Somos Hibakusha, cuando se utiliza el cuerpo de bomberos para desahuciar a un anciano, que como dice el bombero gallego hoy juzgado por negarse a hacerlo –Mi trabajo es salvar personas, no bancos.

Somos Hibakusha, cuando políticos en el poder, y solo por sus ambiciones personales (económicas claro) toman decisiones que pueden arruinarnos a todos menos a ellos.

Somos Hibakusha, cuando deliberadamente se manipulan las compras de las administraciones del estado.

Somos Hibakusha, cuando matan a una mujer, y los jueces y la policía no ha sabido evitarlo, o no han querido.

Somos Hibakusha, cuando nos mienten en las etiquetas de las cosas que compramos, para obtener nuestro dinero con engaño.

Somos Hibakusha, cuando nuestros gobernantes en su ambición desmedida, aumentan la carga impositiva que soportamos, mientras nos bombardean con el mantra de que los reducen.

Somos Hibakusha, cuando desde las confesiones religiosas nos bombardean con consignas, para que dejemos nuestro óbolo, y vivamos como alguien ajeno a mí, quiere que viva.

La lista es interminable, somos seres bombardeados, no con una bomba de hidrógeno, pero cientos de veces al día con bombas que no percibimos como tales, y sobrevivimos (algunos) al bombardeo.

Como estoy panfletario, y cabreado, no voy a seguir con esto. Solo que creo sería de gran utilidad para todos formar grupos de presión que pudieran tener al menos una parte del poder que tienen los Hibakusha originales, y que el hecho de sobrevivir a las bombas nos lleve a conseguir su desaparición, o su transformación al menos en bombas de chocolate.

Echemos nuestros faroles con luces a nuestro río para recordar lo que somos, lo que hemos sido, y por lo que tenemos que luchar.

thNYQX23Y5

Buenas noches y buena suerte

El Proceso

 

La viñeta de hoy del periódico de Cataluña, no tiene precio.

Una señora en su tumbona de la playa, leyendo un libro. En la tapa se lee el título, “El proceso”.

Un hombre le pregunta

-¿Kafka?

– No, Mas, le responde la señora sin dejar de leer.

Recuerdo hace mil años, cuando me tocaban leer esas cosas, que todo tiene su tiempo y su edad, que Kafka siempre me transmitió una inquietud, y una ligera angustia al leer sus libros, y analizar después sus ideas.

En clave de humor, pero no exenta de mensaje, recuerdo en mi viejo televisor, aquel programa de Don Narciso Ibáñez Serrador, donde alguien sufría una especie de proceso, mi recuerdo es borroso, lo mismo era un expediente administrativo, cuyo resultado era siempre que alguien le exigía un documento “por triplicado” “por triplicado”. Tremendo.

La experiencia de andar dando tumbos por estos mundos de Dios, me han demostrado siempre, o casi siempre, que los procesos, no acaban nunca, salvo las excepciones bestias, por ejemplo un consejo de guerra, el famoso 1001, o algunos de los de la Inquisición que acababan con el reo criando malvas. Porque los demás, montones de legajos, cierres en falso, olvido.

Las consecuencias, dicen de una justicia excesivamente garantista, que aunque te pillen con el “carrito del helao”, hay que demostrar que era un carrito, que llevaba “helao”, que tú lo llevabas, y que no fue una falsa percepción de quien te pilló, de que se respetaron estrictamente, y según el punto de vista del protocolo que debe seguir el juzgador, todos y cada uno de tus derechos, y por orden, incluso aquellos que tú has ignorado al pasear con el tal carrito.

Algunos nos acordamos de Filesa, otros de Matesa, o aquel de la colza, el de los marqueses de Urquijo, o más recientemente el del 23-F, los atentados del once de marzo en Madrid, tantos y tantos relacionados con la maldita manía de matar de gentuza que decía ser vasca, y que los vascos de verdad nunca se atrevieron a decir, que ni de coña, que si esos eran vascos, la gente normal era otra cosa, y que nos llamen como quieras.

Ahora, andamos a vueltas, con nuevos procesos, que no se acaba nunca la historia, que si los duros de los pujolines, que si la pasta de los ERES en Andalucía, que si el lio del bigotes, que si el Fabra, que si la Púnica, que si el señor Momentín. Venga legajos, años, cientos de miles de folios, que nos cuestan un pico en árboles, y encima dejan de echar oxígeno a la atmósfera. Procesos, por triplicado, por triplicado, por triplicado.

Y nos viene ahora el Señor Mas y su colega de Esquerra, (cada vez que oigo hablar de él me acuerdo de La Casa de las Mantas, Jonqueras 5, por cada manta que compre le regalamos otra), con otro proceso. El Process, que de forma tan brillante ha destacado hoy en su viñeta, el dibujante político del Periódico de Cataluña.

La propuesta del Process, no lleva aparentemente aparejada, la manu militari, que con un buen consejo de guerra, propuesto en paralelo por estos dos señores, seguro que lo cerraban en un plis, pero claro, los coronelotes que necesitamos, han jurado cosas muy raras, como nosotros, cierto, como defender la Constitución, la Bandera Española, la integridad de la Patria, y ellos tienen un sentido del honor que les fuerza a cumplir su palabra. (No anirem en lloc si tothom pensa asi).

Así que esa vía cerrada. Pues al legajo, y a que respeten nuestros derechos, uno a uno y por su orden, exactamente aquellos que nosotros pensamos pisotear a quienes no piensen como nosotros.

En fin chicos, vosotros veréis, yo estoy en mi tierra ahora, y lo que huelo, es que el Process va para rato, que aquí las cosas no las tiene tan claras la peña como les gustaría a los promotores del Process….y a lo mejor, no hemos caído en lo que realmente se pretende.

Y es que el Process no termine nunca, que sean montañas y montañas de legajos, de medias verdades, de mentiras del todo, y sus promotores viviendo por todo el morro, como los malos abogados, de liar el process, de alegatos encendidos, de vender esteladas, ( que nadie entiende muy bien de donde viene) cada 11 de setiembre, que la Meridiana queda muy mona, y el Camp Nou, ni te cuento, pero parece el día del Corpus a punto de pasar la procesión.

También se pueden permitir cada vez que se dé la ocasión, el contrariar a Cervantes, en aquello de  archivo de cortesía, y hacer la gamberrada de niño travieso de familia bien en el palco de cualquier estadio….Ves y no me han castigado

Queridos Mas y Jonqueras, si no fuera porque quiero mucho más que vosotros a esta mi tierra, me gustaría que os salieseis con la vuestra, y a la primera, a ver cómo organizábais el pifostio del día después. Qué hacer con los que han votado que no, y que pueden ser la mitad. ¿Se les echa?¿Se les fuerza a una nueva nacionalidad?¿Se les quitan los ahorros que tengan en el Sabadell y en La Caixa?¿Emitimos pasaportes para que vayan a comprar la gasolina a Fraga que es más baratita?¡Ah, no! Que en Fraga, que son europeos, no aceptan la “pela” para pagar la gasolina.

¿Y los que como yo que somos catalanes, que queremos a nuestra tierra, pero que se nos ignora, porque vivimos en tierras lejanas? Me dan ganas de llamar a la OTAN para que defienda mis derechos…¿o yo no los tengo?. Creo claramente que falta un referéndum universal, planetario quiero decir, para definir qué es ser catalán, que aunque uno crea que lo es, vienen ustedes con la boca llena de democracia y nos dicen que como nuestro sentimiento es diferente, lo que sentimos no es de catalanes, que nos fijemos en Mohamed el del campo de flores del Maresme…que ese sí que lo es, y de corazón.

Y mi Barça, ¿ya no jugará con el Madrit?. Con lo bien que me lo pasaba….¡Ah que la PIFIA hará la excepción a su medida! Sería un alivio, pero nos veo jugando con el Europa, la Gramanet, y el San Martín de Provensals, y con el cupo de extranjeros más que sobrepasado.

A lo mejor ponen ustedes esa carita de niño malo travieso pero con pelas del palco del Camp Nou, porque lo que realmente quieren es que el Español (Real Club Deportivo), tenga que cambiar de nombre porque si no le quitan la licencia.

A saber, que los caminos del Process, como el de Kafka y los otros mencionados, son inexcrutables.

Yo queridos Mas y Jonqueras, estoy ya aburrido con ustedes, realmente creo que siendo unas magníficas personas, como políticos y líderes son una ruina, y necesito que en este mundo global, mi tierra no sea lo importante, sino los seres humanos que tienen relación con ella, y les garantizo, que a muchos, a muchos de ellos, sea cual sea el final del Process, que nunca acabará, les van a partir ustedes el corazón. Pero eso no les importa, todo sea por acumular legajos, y que alguien les pague por ello.

Buenas noches y buena suerte