Todas las entradas de: Admin

Las putas, L’Albert y el servicio público

No podía imaginarme que con esa cara seráfica, L’Albert tirara de putas con tanta profesionalidad.

Con lo que han dado de sí las meretrices, en la literatura y en la política, en la religión y hasta en la cama, ahora L’Albert quiere convertirlas en sujeto pasivo del IRPF, ¡loado sea el Señor!, una nueva financiación para la fimosis del angelito, y la gonorrea del despistado. ¡Que sea para bien!.

Este Albert, imaginó que tal y como la UE dice, el oficio aporta lo suyo al PIB, y un ESADITO, no puede, por formación, dejar a un lado tal hecho.

Así que como un Pantaleón cualquiera, empieza con la selección. Putas sí, pero solo si son voluntarias, vocacionales, vamos, con sentido patriótico, que estén dispuestas a sufragar los intereses de la deuda nacional, mientras miran al techo.

Loable acción Don Albert, que al ser a escala nacional, le va a suponer a Vd. un arduo trabajo de selección, que espero por su bien no acometerá solo, porque puede dejarle a Vd. sin fuerzas para los mitines que vienen, y debe Vd. ante todo salvar esta nación de las garras del bipartidismo reinante.

Además quiere Vd. sacarlas de la calle, que no es baladí, y supongo, (aunque no lo ha detallado Vd.), que piensa confinarlas en preciosos burdeles de lujo, con libros de contabilidad, y contratos firmados con los clientes, en los que se especifiquen filiaciones, tipos de servicios, retenciones, declaraciones de IVA, y en un futuro quizás en algunos casos desgravaciones, que a todo se acostumbra uno.

Puede ser que se le haya pasado por la cabeza, un cuerpo funcionarial de meretrices, con sus oposiciones, su MUFACE, su hora de bocadillo, de atención al público, de ventanilla, hasta con sus moscosos, que no hay que ser menos. Ya nos irá Vd. desarrollando el proyecto.

Los que me conocen, saben que hay dos libros que siempre recomiendo leer juntos. Uno de Gabo, y otro de Yasunari, premios Nobel ambos y ambos llenos de delicadeza. Historias de mis putas tristes, y la casa de las bellas durmientes….el caso de Eréndira, es muy especial, y debería también tenerse en cuenta en su anteproyecto.

No sé, Don Albert, que tratamiento fiscal daría Vd. al nonagenario que nos presenta Gabo. No solo no consuma el acto, sino que entretiene a la muchacha y hasta se medio enamorisca. Cierto, hay transacción económica, pero, ¿es prostitución según su punto de vista?, debe Vd. definir prostitución a la mayor brevedad, Pantaleón lo habría hecho de inicio. No se deje Vd. quitar la iniciativa, que se le adelantan los del PP, lo llevan a las Cortes,  el Sánchez le da al botón equivocado, y deshacer el entuerto le puede llevar un par de legislaturas.

El caso japonés es más complejo, porque las putas están dormidas, y los clientes no pueden ni siquiera tocarlas. Pero hay transacción económica, y clientes pudientes. No sé, la dificultad legislativa es manifiesta.

Supongo que en las consideraciones de rebajas en la base imponible del IRPF, se tendrá en cuenta la edad del cliente, si es pensionista o parado, y por supuesto, si las rabizas forman parte del funcionariado nacional. Espero que los funcionarios que requieran servicios, tendrán alguna consideración fiscal.

Vistas así las cosas, su propuesta está llena de ventajas, ya que la reducción del paro juvenil, sería manifiesto, así como el número de emprendedoras sacando adelante su iniciativa, dando además de comer a asesores fiscales, abogados, que deberían rellenar los contratos de prestaciones, incremento de inmuebles ocupados al sacar a tanta meretriz de las calles.

Brillante Don Albert, se merece Vd. un monumento, de esos que se ponen en la calle Avinyó, donde a buen seguro tendría su sede el ministerio de las putas, siempre con los permisos que deberían dar los herederos de Picasso.

En este punto debo manifestar que se está Vd. olvidando, de los casos en que la prostituta es del género masculino, o cuando los encuentros son entre personas del mismo sexo. Creo que en aras de la igualdad que debe regir en nuestra sociedad, en la que las discriminaciones por sexo, raza, o creencias están fatal vistas, su olvido de estos colectivos puede a Vd. costarle muy caro en las urnas, y eso, no lo queremos de ninguna manera.

Se me olvidaba mencionar el papel de los bancos en todo esto. Los burdeles, claro, deben aceptar tarjetas de crédito, que ayuda al control fiscal, y bajo ningún concepto deberán aceptarse los Bin Laden, por los servicios, que ya se sabe de donde vienen esos billetes, y Vd. Don Albert, nos ha dicho por activa y por pasiva, que de la corrupción, Vd. no es partidario.

Permítame que le sugiera, utilizar la casilla sesenta y nueve, para consignar la base de cotización en el IRPF generado por esta labor, aunque sea como homenaje a este viejo oficio.

Por lo demás espero con ansiedad, los detalles de su proyecto, para poder votarle en las próximas elecciones.

Suyo eternamente, el que suscribe.

 

El catorce de abril, y el dieciocho de julio

Dos fechas nefastas para la historia de España, que en casa celebramos durante muchos años.

En el bar Chile, sin faltar a la cita bianual, que se cumplió religiosamente desde los cincuenta hasta los sesenta del pasado siglo, según el registro inexacto de mi memoria.

El bar Chile, estaba junto al cine Chile, como todo el mundo debería saber, allá donde se cruzan el Paseo de San Juan (hoy posiblemente Passeig de Sant Joan) y la calle Rosellón (Carrer Roselló), de la Barcelona de mi infancia y adolescencia.

Recuerdo unos jardincillos realmente útiles en las tales celebraciones, ya que  la fiesta, además de mis abuelos Luis y Marina, se unían sus hijos, (mis tíos, y madre) sus respectivos cónyuges, y los cabrones de mis primos, que son un cielo, pero hay que escribirlos así.

Año tras año. Niño, ¿qué quieres? una bebida imperialista seguro que decía, y mi madre, o mi padre, o cualquiera de mis queridos mayores, seguro que contestaba, vale, una para tu hermano y para tí, a medias.

Vale, yo reparto, y él elige. ¿No hay para unas patatas fritas de esas de bolsa pequeña?. No me acuerdo, pero seguro que unas veces había y otras no, y ¿a quién le importa hoy?

Recuerdo a los mayores enzarzándose en esas peleas interminables, que tanto han gustado siempre en casa. La discusión como placer, y como expresión, al final, del cariño que aquel pequeño grupo de siete mayores y cinco niños no ha dejado de profesarse, década tras década.

Nunca se habló (creo) de política, sí de algún libro, de alguna película que en reestreno preferente, en el mismo Chile, o en el Bailén, o en el Niza, alguien había visto.

Pues a mí las españolas no me gustan nada, o las del oeste son las que de verdad me emocionan….ese Alan Ladd, que se muere tan bien, o la mala leche de la Maureen O’Hara, hasta que venía John Wayne y la calmaba.

La última sesión de teatro en Radio Nacional después del parte, fue preciosa. Pues a mí lo de Matilde, Perico y Periquín me gusta ponerlo, porque a los niños les encanta…o los cuentos de Tambor, cuando vuelven del cole al mediodía.

Nunca gustó Ama Rosa, tampoco el consultorio de doña Elena, que cuando decía aquello de «Hija , deja a ese chico que no te conviene, tú eres joven y bonita y no te han de faltar oportunidades», hacía que mi madre se partiera el pecho de risa.  ¡Será cursi la tía esta!, a ver niño vamos a repasar la cuenca del Ebro….Alagón, Cinca, Gállego, y Segre. Por la derecha el Jalón con su querido Jiloca, y los melocotones de la vega.

Pero ¿a quién le importa?. De las noticias, no se hablaba, ¿para qué?

– Son las diez de la noche, conectamos con radio nacional de España. El parte. Quince o veinte minutos de exaltación de los valores nacionales, alguna reseña internacional, en plan que malos son los rusos, y Dwigth Eisenhower, visita nuestro país. Señores radio oyentes, son las diez y cuarto de la noche, bajen el volumen de su receptor, respetarán el decanso de sus vecinos, y comprobarán que la audición radiofónica es perfecta.

¡Niño!, no te alejes mucho, no sacudas a tu primo, no pises el césped….¿cuánto es?. Bueno nosotros nos vamos a coger el tranvía de Pueblo Nuevo a la Plaza Tetuán, que se nos hace tarde y vienen cada hora.

Así se celebraban esos días, esos catorce de abril, y esos dieciocho de julio, año tras año.

Una vez, tras varias de esas sesiones, un camarero, o un empleado, o el dueño del Chile, preguntó…..la primera parte de la pregunta en voz baja, la segunda en voz natural, quizás un poco elevada.

Ustedes celebran el catorce de abril todos los años. ¿son republicanos?. Había que tener cojones para celebrar en la Barcelona de los cincuenta la tal fecha. Pero claro, estaba el dieciocho de julio, y eso tenía al pollo confundido, ¿celebran también el glorioso alzamiento nacional?

Pues no, la cosa no estaba para emociones socio-políticas. La República había condenado a muerte a mi abuelo, y Franco, hizo lo propio. Problemas de ser mando de la Guardia Civil en Barcelona. Salvó el pescuezo de milagro, y aunque perdió su carrera, y tuvo a su familia en el límite de la miseria y la desesperación, pudo sacar humildemente la cabeza gracias a la ayuda de compañeros.

No, por ahí no iban los tiros de la celebración. Nada que agradecer a regímenes políticos que asesinaron a compatriotas, por ideas, por pensar que las cosas deberían ser de esta o aquella manera, tú por cura, tu por rojo, tú por patrón, tú por obrero.

Voy a la plaza Tetuán a coger el tranvía de Pueblo Nuevo, que sino he de bajar hasta el Arco del Triunfo a coger los de Badalona, y con los niños es un incordio. Ya sabes como vienen de llenos.

El Doctor Robert, aún dormía en un almacén olvidado.

La cosa no estaba para tartas, pero sí para besos, que les dábamos a mi abuelo Luis, cuando celebrábamos que  el catorce de abril de 1888, su madre lo trajo al mundo en la lejana Baeza. Se tardaba más de un día de tren en llegar hasta allí, y de hecho no se conseguía con precisión, que la estación era más Linares que Baeza.

Y se repetía la historia tres meses y algo más tarde, cuando celebrábamos que un lejano dieciocho de julio de 1900, en las costas de Ceilán, a bordo de un barco japonés, el Sadu Maru, su madre filipina, dió a luz a la hija de aquel coronel de caballería que volvía de la perdida Filipinas, tras la traición y muerte de Pepito Rizal.

Así que pasados tantos años, que, por favor, nadie me pregunte si soy de derechas, si soy de izquierdas, o si juego de centrocampista. Creo que la profesión de político es, con muy pocas excepciones, la peor forma de desarrollar una vida.

Buenas noches y buena suerte.

Hemos pagado el pato

Buceando en la página de la agencia tributaria, y viendo los resúmenes de los impuestos que hemos pagado en España los años 2013 y 2014 he descubierto que claramente los paganos de esta crisis hemos sido los currantes.

Como puede verse en la serie histórica, la renta bruta de los hogares en 2013 y 2014 es prácticamente la misma, sin embargo, la base consolidada del impuesto de sociedades ha pasado de 83,6 a 93,6, un 15% más aproximadamente.

El gasto sujeto a IVA ha crecido un 5,6%.

La base de los impuestos especiales, ha descendido un 2% .

Con este panorama, vamos a ver la factura que nos ha pasado  el gobierno.

La primera en la frente, la recaudación fiscal ha batido todos los records, alcanzando la nada despreciable cifra de de 175.000 millones de euros.

Vayamos al detalle, el IRPF ha subido 2700 millones de euros, es decir más que el aumento de la renta disponible de los españoles. Eso se llama palo en los dientes.

La siguiente es más divertida, la recaudación del impuesto de sociedades ¡ ha bajado un 6%!, recordad que la base consolidada se había incrementado en más del 15%.

Volvamos al currante, el IVA, impuesto directo al consumo que con un incremento del 5,6% de la base de cálculo, ha incrementado su recaudación en un 8,1%. Otro palo en los dientes, sube el pan, la leche y los huevos….por los impuestos.

Los impuestos especiales, es decir, alcohol, tabaco, han tenido una reducción en la base de cálculo de un 3,15%, pero el impuesto ha mantenido su ingreso bruto.

La base total del cálculo del impuesto ha subido un 2,9%, peeeeroooo la recaudación ha subido un 3,6% .

Una vez vistos estos datos, como un pobre ciudadano que soy, lo primero que veo es que los incrementos de impuestos han ido a las espaldas del consumo, y de la renta de los ciudadanos, para perdonar a las sociedades varios puntos.

Lo segundo, es que la caída de salarios, agrava aún más esta situación, ya que se aseguran que las caídas de salarios han sido en los últimos años de 7-8%.

Los datos de las empresas cotizadas en el IBEX han mostrado un incremento en la remuneración de los altos ejecutivos de casi un 50%, los mismos que andan peleando por incrementos a los trabajadores del orden del 0,6%, y llorando encima por la rebaja de las cotizaciones sociales, que entre otras cosas habrán de servir para pagar pensiones cercanas al salario mínimo.

El gobierno claramente ha gobernado en perjuicio de sus ciudadanos, por lo que no se merece ni un solo voto en las próximas elecciones y consiguientes.

La oposición no ha denunciado convenientemente esta situación, y por conveniente entiendo darle la misma publicidad que a las broncas internas por el poder dentro de sus organizaciones.

Los que vienen nuevos creo que ni se han enterado.

Hay que defenderse de todo esto, ya que al final nos han subido los impuestos, nos han quitado servicios y derechos, para salvar a la banca, pagar los intereses de la deuda derivados del despilfarro, mantener estructuras de la administración pública duplicadas y sin ninguna utilidad,(i.e. Diputaciones )., y una lista interminable de empresas públicas ineficientes que solo sirven para las sinecuras debidas.

Ya lo siento

 

 

Bases imponibles de los principales impuestos Ingresos tributarios
Renta bruta de los hogares Base imponible consolidada del Impuesto sobre Sociedades
(1)
Gasto final sujeto a IVA Consumos sujetos a II.EE.
(2)
Total Bases sobre las rentas Bases sobre el gasto IRPF Impuesto sobre Sociedades IVA II.EE.
(4)
Principales impuestos Total Total sin cuotas diferen-ciales
Millones de euros Millones de euros
1995 242.386 35.969 180.392 31.601 490.348 278.355 211.993 31.418 7.605 20.337 11.489 70.848 73.110 70.375
1996 254.962 44.239 197.843 33.397 530.442 299.201 231.240 31.674 8.287 21.784 12.344 74.089 76.115 73.183
1997 264.910 53.742 212.638 35.923 567.214 318.652 248.562 33.367 12.634 24.149 12.446 82.596 85.607 83.143
1998 283.958 67.312 238.419 37.577 627.266 351.270 275.996 34.087 13.977 26.242 14.372 88.677 91.597 90.291
1999 306.831 68.203 264.483 40.127 679.643 375.033 304.610 35.460 14.636 30.735 15.425 96.255 99.968 97.605
2000 333.404 71.731 285.171 45.207 735.513 405.135 330.378 36.766 17.207 33.389 16.056 103.418 107.764 105.193
2001 360.539 81.523 302.466 47.464 791.992 442.062 349.930 41.371 17.215 34.673 16.576 109.835 114.552 111.909
2002 381.001 82.132 326.159 47.533 836.826 463.133 373.693 44.344 21.437 36.913 16.150 118.844 123.144 117.387
2003 411.384 95.236 353.743 51.858 912.222 506.621 405.601 46.451 21.920 40.579 16.853 125.803 130.176 126.491
2004 439.668 113.475 387.942 56.357 997.442 553.144 444.298 47.722 26.020 44.507 17.514 135.763 140.854 135.801
2005 480.812 116.824 419.387 62.041 1.079.064 597.636 481.428 54.723 32.495 49.870 18.022 155.110 160.705 152.117
2006 541.983 158.332 453.668 67.218 1.221.200 700.315 520.885 62.813 37.208 54.652 18.602 173.275 179.380 168.567
2007 572.392 157.627 482.072 71.766 1.283.858 730.019 553.838 72.614 44.823 55.851 19.786 193.075 200.676 181.942
2008 596.653 106.864 453.778 80.587 1.237.883 703.517 534.366 71.341 27.301 48.021 19.570 166.233 173.453 167.126
2009 586.253 95.661 437.427 72.524 1.191.866 681.915 509.951 63.857 20.188 33.567 19.349 136.961 144.023 147.453
2010 573.852 77.658 433.916 78.657 1.164.082 651.509 512.573 66.977 16.198 49.086 19.806 152.067 159.536 163.412
2011 576.212 65.889 408.555 81.834 1.132.490 642.102 490.389 69.803 16.611 49.302 18.983 154.699 161.760 162.444
2012 551.052 71.181 390.329 83.264 1.095.826 622.233 473.593 70.619 21.435 50.464 18.209 160.727 168.567 167.898
2013 (p) 543.029 81.664 366.658 78.790 1.070.142 624.693 445.448 69.951 19.945 51.931 19.073 160.900 168.847 172.165
2014 (p) 544.097 93.680 387.238 76.307 1.101.321 637.777 463.545 72.662 18.713 56.174 19.104 166.652 174.987 179.305

El funeral del cielo y los Torajas

COL_1090Los ritos funerarios hablan mucho de los pueblos, y es algo que desde que el hombre está sobre la tierra, ha sido parte fundamental de su cultura.

Hoy me gustaría dar un pequeño repaso por dos de los ritos funerarios que más me han llamado la atención, de entre los que he conocido viajando por ahí.

Básicamente, las dos formas de honrar a los muertos, pasan por la conservación o no de los restos del «Fu». Liberarlo del cuerpo que le ata a la vida, o dejar el cuerpo cerca de la familia, para así, mantener su memoria de una forma más o menos cercana o bien facilitar el reconocimiento del cuerpo por el espíritu en caso de necesidad.

El rito del funeral del cielo está ligado a la cultura tibetana, y a mí me pareció absolutamente enternecedor, a pesar de lo aparentemente difícil de entender para nuestra cultura.

Cuando muere la persona, se prepara un altar y el oficiante descuartiza el cuerpo, siguiendo un rito preestablecido, en el que se llega a aderezar el cuerpo.

De lo que se trata es de atraer a los buitres, así estos animales devoran al cadáver, llevándolo al cielo.

Los restos óseos que no son devorados, los recoge la familia los pulverizan y los preparan de nuevo,aderezándolos convenientemente, con una harina «tsampa» para que los buitres acaben llevando al cielo todo el cuerpo del muerto.

En algunas comunidades, en el momento de la muerte, se intenta concebir un nuevo ser dentro de la familia, en la creencia de una reencarnación inmediata.

El concepto de liberación del alma del cuerpo que la contiene, junto a la creencia de una reencarnación, a mí me parece  reconfortante para los que se quedan.

Una visión totalmente opuesta a estas prácticas se dan entre los miembros de los Torajas de las Célebes. (Sulawesi)

Cuando alguien fallece, al «Fu» se le mantiene en su habitación rodeado de sus cosas, hasta que la familia reúne el dinero para llevar a cabo los complejos ritos funerarios. Es tan caro el rito que en ocasiones, las familias venden campos de arroz, casas, y piden dinero a familiares y amigos.

Hay que comprar un buey, como el de la foto, un bicharro de casi una tonelada de peso y un precio que puede costar a la familia varios años para conseguir la cantidad necesaria.

 

COL_1312

 

 

Cuando al final se puede comprar el buey, se organiza una fiesta funeraria, con asistencia de todo el pueblo, donde se honrarán también a los otros fallecidos que en el período se hayan producido.

 

COL_1267

El recinto puede acoger a quince o veinte funerales, las familias están en una especie de «palcos» donde reciben regalos, (yo regalé unos cartones de tabaco) y ofrecen comida y bebida a los invitados.

El recinto es circular, de unos cincuenta o sesenta metros de diámetro, y allí se sacrifican los bueyes, cerdos, y en algunas ocasiones pelean gallos.

La muerte del buey, es para que el animal acompañe al muerto a su paraíso, (el Puya), y en función de la riqueza de la familia, más animales se sacrifican.

Todo esto está acompañado por cantos, bailes en una ceremonia con predominio del color rojo de la sangre y los vestidos.

Los Torajas piensan que el alma no abandona el cuerpo de forma inmediata, y que el tránsito es algo complejo, que puede durar años. De esta forma mantienen una especie de muerto viviente en casa.

Claro que la cosa no acaba aquí. El cuerpo es trasladado a cuevas donde se deposita, o en ataúd o simplemente envuelto en las telas de momificación que lo han mantenido en su casa durante años.

En los acantilados de las cuevas, se colocan unas efigies de los finados realizadas por artesanos de la comunidad, como muestro en la foto.

COL_1259

 

 

Posteriormente hay que hablar con los canteros que deben hacer una especie de menhir ( ved foto), que se planta en un bosque de menhires. Y ahora si, requiestcat in pace.

 

COL_1148

Si muere un niño, al que no le haya salido aún el primer diente, la ceremonia es preciosa.

Se pone el cadáver en el tronco de una árbol, que lo llevará hacia arriba. Es la forma de retornarlo a la madre tierra.

Otro día hablaré de otros ritos, y de las diferencias entre las calidades si de pobres o poderosos se trata, que no todos debemos ser tratados de la misma forma.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Señor pesquisidor

Andaba esta mañana paseando por el Retiro madrileño, oyendo en mi cacharrito electrónico a Canales y a Callejo, que andaban de cháchara sobre los libros prohibidos, las censuras, y todas esas cosas, que con tanta maestría comentan en su programa de La Brújula de la Escóbula.

En estas, uno de ellos mencionó la figura de los pesquisidores, diciendo literalmente que en la España del XVI había mucho desocupado que se dedicaba a buscar en los libros que aparecían, no solo textos heréticos, sino posibles intenciones ocultas del escritor, que pudieran llevar al Señor Inquisidor.

La historia de tapar las opiniones que el poder ha considerado contrarias a sus intereses, ha continuado hasta nuestros días, adaptando sus formas a las tecnologías disponibles y a las parcelas de poder que se sintieran atacadas.

En el siglo XVI, los grandes poderes eran la iglesia, la monarquía, y la nobleza, que estaban bastante bien imbricados. El pueblo, que estaba, pero no existía, era una simple herramienta en poder de esas fuerzas que dominaban y poseían el estado. (como hoy, vaya)

Es evidente, que la difusión de ideas fuera de control, eran algo tremendamente peligroso, y que debía ser combatido, utilizando a los pesquisidores que buscaron intenciones judaizantes, o que fueran contra la doctrina de la iglesia, o que pudieran socavar el poder de los reyes y la nobleza.

Era esto tan importante, que España se desangró durante siglos, en guerras de religión contra buena parte de Europa, aunque bien habían intereses económicos y de dominación territorial.

Comentaban en esta charla, los listados interminables de textos que se prohibieron completos y los que parcialmente se prohibieron. No voy a entrar en ello, ya que la lista es interminable y llega hasta nuestros días, en aspectos que no nos podemos ni imaginar, y en ámbitos que creemos exentos de estas acciones.

Estos pesquisidores de libros, de ideas, de herejías, eran importantes, no diré que piezas fundamentales, pero importantes para mantener esa estructura de poderes imbricados de iglesia, monarquía, y nobleza.

Claro, que siempre hay poder que preservar, y pesquisidores que contratar o utilizar.

Las formas de difusión de ideas hoy, parecen imparables, teniendo a nuestra disposición los libros, los medios de comunicación, y las redes sociales.

Pero si miramos con cuidado, veremos que los pesquisidores, hoy se han multiplicado en función del nuevo abanico, y actúan uno a uno y por su orden.

Antes el pesquisidor te señalaba, la justicia actuaba,  tu idea no se publicaba, y cuidadín, cuidadín, para la próxima intentona. Ahí se acababa todo, las otras posibilidades no existían, ya que los medios de comunicación eran romances de ciego, el púlpito, los corrales de comedia y la charla del mercado o la taberna, que eran muy controlables y poco daño podían producir.

Hoy, en la llamada sociedad de la información, los pesquisidores pueden estar sentados en el consejo editorial que bloquea un libro «molesto», y si se le escapa, algún pesquisidor, oficial, o no levantará la voz, y actuará la, llamemos, pesquisa oficial. Esta bloqueará la idea, vía educadores,  vía judicial, o vía económica, si alguien se diese por ofendido. Hay versiones más bestias, como, por ejemplo, que el muftí de turno emita una fatwa y vas listo.

Emitir ideas por los medios de comunicación de masas, es imposible cundo sean consideradas por los pesquisidores de las compañías contrarios a sus intereses.

El bloqueo, por tanto  es muy fácil, ya que en general, se posicionan casi todos, a la derecha o a la izquierda, contrarios o a favor de tal o cual creencia religiosa, a favor de unos países u otros, y si alguno de estos medios, por lo que sea, molesta demasiado al poder, se elimina, y a otra cosa.

Ejemplos los hay en España, y en el mundo que nos rodea, tantos tantos, que se tornan incontables, (ved el informe de la profesión periodística 2013 de la asociación de la prensa de Madrid), y si queréis analizar y descubrir cuales han desaparecido por inútiles, y cuántos por no ser «convenientes», pues hacedlo.

Por fín, las redes sociales, en las que hay un pesquisidor casi detrás de cada uno de los mensajes que se cruzan los participantes. Los de Caralibro, los de Silbador, controlarán la conveniencia de nuestros mensajes, de nuestras ideas, y las forzarán a ir por el camino que sea considerado adecuado y correcto por el poder.

Jamás a estas plataformas se les ocurrirá ser la vía de transmisión de la transgresión, o de la idea revolucionaria. Se juegan demasiado.

¡Ah! y si se escapa algo, tenemos a los pesquisidores de las policías, los centros de espionaje (inteligencia les llaman), para asegurarse que nada se filtra, o casi nada.

Como colofón, diremos, que al final, como siempre, lo que se nos niega es el conocimiento apócrifo, la realidad de lo que ocurre a  nuestro alrededor, en definitiva aquello que de verdad nos pueda hacer libres. Esa verdad, ese conocimiento, ha estado siempre en las bibliotecas de los reyes, en las escribanías de los conventos y en los palacios de la nobleza. Hoy, en sus correspondientes.

Buenas noches y buena suerte.

 

Qué gastan en nuestro nombre

Hoy voy a meterme en camisa de once varas, y todo a colación de una charla en Caralibro de hace unos días, comentando las opiniones de una periodista de la SER  sobre que el PIB no lo mide todo.

Hubo algunos comentarios, y yo mismo en caliente, y echando mano de memoria hice algunas acotaciones que hoy quiero enriquecer con datos. Fernando Ramos D’Angelo, hizo también una ajustada y real puntualización, recordándome que el tráfico de drogas y la prostitución, eran desde hace poco, magnitudes estimadas (que no reales) que se agregaban al PIB.

Uno de los acuerdos que hay en el mundo, es estimar la renta de las personas, para definir la pobreza o riqueza de un país, a la renta «per capita». Es decir dividir el producto interior bruto, por el número de habitantes del país….»et voilà».

Lo primero que se me viene a la cabeza, es que mientras más prostitución haya, y más drogas se vendan, más rico seré yo, (a efectos estadísticos, claro), pero también seré más rico si los empleados públicos gastan mi dinero de forma irresponsable aupados por los políticos.

Mala gestión se llama esa figura. Al parecer, los sobre costes relacionados con los gastos de las compras de las Administraciones Públicas, han supuesto de forma continuada, ( y sigue sin arreglarse ) un gasto innecesario de más del 20% de lo contratado.

Hay varias razones que explican esto. La primera es que no siempre se hacen licitaciones públicas para realizar las compras, o contrataciones necesarias para el funcionamiento de nuestro país.

La segunda, y no menos importante, es que España sigue siendo una tierra de monopolios, quizás oligopolios. Eso facilita el que se puedan acordar precios, en el palco de Can Barsa, o en el Bernabeu, que tanto me da. Evidentemente con un pelín de ayuda de los políticos concernidos, el bloqueo de licitadores extranjeros, es cosa fácil. Se complican los pliegos, se reducen los plazos, se exigen fianzas depositadas en bancos locales, a ser posible en ventanilla, y la cosa queda para los de aquí.

No estoy diciendo que ese sea el «modus operandi» en el 100% de los casos, pero que se hace, lo puedo garantizar.

Hay una tercera causa que influye también, y es la forma en que nuestra administración paga a sus proveedores. Todos sabemos que la ley marca plazos máximos de 30 días, y en la página del ministerio de hacienda pública se reconocen 57 días en la última publicación referida a enero de 2015.

Sobre esos 27 días fuera de plazo, los proveedores, tienen derecho a reclamar judicialmente intereses de demora. Yo lo he hecho durante años y nunca, sin excepción, he tenido una sentencia negativa. El resultado ha sido que la factura por el servicio, ha tenido que incrementarse en varios puntos porcentuales en concepto  de los tales intereses.

Cuando el Estado, está comprando deuda en los mercados internacionales a intereses negativos, el que se mantenga la morosidad, con su coste añadido es vergonzoso.

La siguiente razón es que cada uno gasta lo que quiere. Me refiero a las Comunidades Autónomas, y a algunos ministerios en algunas ocasiones.

Me explicaré. En cualquier empresa de este mundo los gastos están extraordinariamente controlados, y los poderes que se otorgan a los que firman pedidos a proveedores de obras, abastecimientos, o cualquier tipo de gasto o inversión, están cuantificadas.

Por ejemplo, en un departamento de una empresa, en cualquier ubicación, se necesita realizar una obra….lo más probable, si la gobernanza es buena, es que los presupuestos, en función de su cuantía deban ser aprobados por empleados de diversos niveles, que preguntarán «ad nauseam» antes de de firmar, por los detalles de la operación, y todos y cada uno de ellos con límites en el gasto que pueden autorizar.

En nuestro sistema de Autonomías, los gobiernos locales hacen de su capa un sayo, y no necesitan aprobaciones fuera de su ámbito, con los que sus déficits toman dimensiones inasumibles. Claro, luego se pide dinero a la administración central, esta apoquina, y a seguir, porque a ningún cargo electo, se le puede «despedir» por tales acciones.

El segundo uso aceptado internacionalmente del PIB, es para calcular la deuda que tiene un país en función de su riqueza. Bien, es una forma.

Pero imaginemos que el cálculo se realiza sobre lo que se recauda, que al final es de donde sale el dinero para devolver los préstamos.

Recaudación de Impuestos en España en miles de millones de €
2009 2010 2011 2012 2013
148.017 153.971 152.311 154.430 164.260

Pensemos también que de intereses, se nos están yendo al año entre 25 y 30 mil millones de euros, y hay que pagar Sanidad, Educación, Justicia, salarios públicos, inversiones y mantenimientos de infraestructuras, ejército, policía…..y subvenciones.

El déficit español reconocido, es del 5,5 % aproximadamente sobre el PIB, es decir alrededor de 60.000 M€, una barbaridad, y como el gasto no baja, porque nuestros gobernantes jamás han sido capaces de usar el raciocinio con el dinero (vamos, esto viene desde que se fueron los romanos), nos encontramos en una situación de deuda que jamás podremos devolver, y deberá ser reestructurada de forma periódica. (Ya sé que todos los países lo hacen, México acaba de lanzar deuda a 100 años), pero no me consuela. Eso sí, en términos de % sobre el PIB, suena aceptable.

Hoy, el Estado Español, debe más de (1×10)12 euros, es decir, unas siete veces lo que recauda al año, y el Estado somos todos.

Todo esto significa, al final, que el Estado devora el dinero disponible, con lo que las posibilidades que deja a los ciudadanos para crear riqueza son mínimos, las desigualdades aumentan exponencialmente, y se crea pobreza entre la ciudadanía, que si admitimos que estamos en democracia es la dueña del cotarro.

En mi modesta opinión, necesitamos, a la mayor brevedad un giro de timón que al menos frene esta terrible tendencia, y viendo programas y programas de partidos políticos, no veo que tenga interés para nadie.

Lo que veo, son peleas dignas del gremio de la hortaliza, ladronzuelos, y aspirantes a serlo, y ciudadanos que no entendemos lo que pasa, porque los gritos de la tele basura no nos dejan pensar.

Los datos los he obtenido de páginas oficiales del ministerio de hacienda, lo demás obviamente, lo que oigo y leo aquí y allá, mi filtro, y mis errores.

Para terminar, una pequeña reflexión – Nuestros políticos tienen  todos camisa, pero esa camisa no sirve para curar a su pueblo.

(La camisa del hombre feliz, León Tolstoi)

BUENAS TARDES MUNDO

montgat-anys-60           Esto es lo que debió pasar por mi cabeza a eso de las tres de la tarde de aquel día a mediados de diciembre de 1950, cuando el Mediterráneo me dio las buenas tardes (supongo), mientras berreaba, desde el ventano de la estación de Monsolís.

Así que repetiré el grito de hace tantos años en escala humana y tan pocos en escala cósmica, y dejaré mi declaración de intenciones para esta bitácora, que en este formato, impensable en aquellos tiempos, arranca hoy.

Como ser agradecido es de bien nacidos, debo agradecer a la Dra. Revillo, (Pepa a partir de ahora) el que me haya lanzado por esta derrota, ya que un día en eso del Caralibro, que frecuentamos, me dio por decir algo así como debo abrir un blog (palabro horrendo que no volveré a utilizar, queda pues bitácora, que es más chulo, y lo pronuncio mejor), y me contestó….pues lo seguiré, así que va por tí Pepa este arranque, ya que es estupendo saber que antes de empezar tiene uno una seguidora, a la que además, admiro por muchas razones.

Una bitácora es un testigo de viaje, y para mi la vida es un viaje, un viaje en el que cabe casi de todo, aquello que te instruye, lo que te preocupa, los amigos, lo que piensas, lo que crees, aciertos, errores, sueños, la familia….tantas cosas.

En la bitácora hay que reseñar las tempestades que te pueden llevar al fondo, y las calmachichas, que te impiden avanzar, las nuevas derrotas, los puertos, los olvidos y lo que cumpla.

Por lo tanto escribiré sobre aquello que me estimule, sobre un libro, una noticia, un político, o el Sr. Arzobispo de la diócesis si se tercia, pero eso sí, con la menor acritud posible, y si se tercia, con ninguna, que siempre el sentido del humor, y la ironía producen mejores efectos.

También es importante saber que esto no tiene ningún ánimo de lucro, ni afán de popularidad, más bien tiene un objetivo de desahogo, y de compartir puntos de vista con mis amigos, que obviamente tienen la puerta abierta a esta, su casa.

Siempre me he definido como feo, agnóstico y sentimental, una suerte de Bradomín descafeinado, diría yo, y desde esa plataforma veo el mundo, la vida, y los aconteceres, la mayoría de los cuales no entiendo, ( y eso que a veces me sorprendo esforzándome ), pero en mi soberbia de ignorante, a veces me vuelve loco comentarlo y sentirme como un Cronkite cualquiera.

Para que la cosa no quede solo con el rollo de inicio, os contaré un cuento que oí por la radio.

En un país maravilloso, el sultán quiso dar una fiesta a un grupo muy seleccionado de sus vasallos, a lo mejor y más granado de su reino.

Para ello, entre otros muchos fastos, decidió regalarles con un postre delicioso que, como nadie, hacía el jefe de sus cocinas.

Mandaron pues a una de las sirvientas a comprar la leche, cosa que hizo con diligencia, y para llevarla a palacio, la colocó sobre su cabeza emprendiendo el camino de regreso.

En ese momento, un halcón vio en el suelo una serpiente, y se lanzó a cazarla, ya que era la hora de comer. La agarró por el cuello con todas sus fuerzas emprendiendo el vuelo, y mientras la serpiente moría, soltó todo el veneno que almacenaba.

Desgraciadamente, el veneno cayó en el cántaro de leche que iba abierto, sin que la mucama se apercibiese del hecho. Entregó su carga en las cocinas, se hicieron los dulces, se sirvieron, se comieron, y hete aquí que consecuentemente más de veinte de los invitados pasaron al otro lado.

Se trató, claro de buscar el culpable, y se reunieron los leguleyos del reino, y unos señalaban al sultán, ya que el desastre se había producido en palacio. Otros, claro, echaron la culpa a la doncella, por llevar abierto el cántaro, o al jefe de cocina, por no darse cuenta de que estaba echando veneno en el postre.

No faltó quien mirara al halcón, que al fin y al cabo no hacía más que seguir a la Naturaleza y saciar su apetito, o a la serpiente por llevar veneno, a pesar de que ella no hacía más que tomar el sol cuando fue atacada y muerta.

En estas llego un sabio sufí de la lejana ciudad de Konya, y en vista de su prestigio, y de que nadie era capaz de imponer su criterio, le consultaron el caso.

La sentencia fue tremenda para los concentrados a la espera. El sabio sufí determinó que los culpables eran los que habían muerto envenenados, pues tenían un mal Karma que a tal les condujo.

Y colorín colorado la bitácora de hoy ha terminado.