POLITICOS, VOTANTES, E ILUSION

 

 

Una cosa que no han sido capaces los políticos de transmitirme, ha sido ilusión.

Los proyectos que están planteando para el futuro, el futuro cercano de los próximos cuatro años, no pueden ser más ramplones, y más lejos de mis expectativas, en lo que se refiere a la ciudad en la que vivo, la comunidad que encierra mi ciudad, y por supuesto, el país que finalmente nos engloba a todos, por no hablar (que lo haré) de Eurpoa.

Ya, cuando las europeas, me hacía esta misma reflexión, y lo que querían los políticos era que les escogiéramos a ellos, a cada uno de ellos, con un cheque en blanco, para sentarse en un Parlamento, que al parecer no tiene más poder que yo mismo, y al final no se representa ni a él mismo.

¿Alguien recuerda las promesas o los proyectos que juraban en las reuniones electorales (permitidme que no use meeting)? .

Yo, no, honradamente lo digo, y la razón es porque al final el voto fue a quien fue, con el famoso cheque en blanco, y una de las consecuencias, es que ninguno de los miembros del parlamento europeo, ninguno de los partidos que salieron a representarnos, ha gastado un solo segundo en explicar en horas de máxima audiencia, cuáles han sido sus logros en estos meses, qué proyectos les ocupan, y lo más importante, como va a afectar eso a mi vida. Silencio.

¿Alguien recuerda diez nombres de las personas que son hoy los representantes de España en ese foro? . Yo no lo recuerdo, es más, creo que ni dos diría, y desde luego, si se me pregunta por el curriculum de tal señora o señor, ya, ni flores.

Si intentamos hablar del problema, o los problemas que quieren solucionar, para mi es una página en blanco, o mejor dicho, en negro que representa más el vacío, la ausencia de color.

Si es de las posibilidades que tienen de hacerlo, en función del poder que puedan ostentar en esas instituciones, apaga y vámonos, porque a la hora de calificarla seguro que sale una sucesión de Cauchy convergiendo en el punto más cercano al cero posible.

Y ahí los tenemos, miles de personas, gastando nuestro dinero, discutiendo en múltiples idiomas, sobre el sexo de los ángeles las más veces, o implantando la nueva directiva impuesta por la multinacional de turno, o por el grupo de influencia al que le toque imaginaria esa noche, pero evitar por ejemplo que muera gente en aguas o cuchillas fronterizas, nada de nada.

A eso voy. Por ejemplo,muy pocos de los votantes de las europeas, saben qué es el TTIP. Y va a cambiar nuestras vidas, y me temo que a peor. Tratado Trasantlántico para el Comercio y las Inversiones.

Básicamente, se trata de reconocer, que las legislaciones europeas y las americanas (USA), sus normativas, y sus leyes, han permitido a las dos zonas a ambos lados de Atlántico, vivir con prosperidad y seguridad.

Sus consecuencias más básicas son la tentación de aceptar que los controles de los dos lados son válidos, y por tanto aceptados. Es decir que si tú fabricas un producto con el sello CE los americanos aceptan, sin control posterior, que es aceptable para su mercado, y viceversa.

Lo que ocurrirá rápidamente, es que se tenderá a aceptar la norma de fabricación, de garantía salarial, de control de movimientos financieros, de políticas de seguros, de auditorías, de elementos sanitarios, de productos alimentarios….más baratos, ya que tendrán que competir con los homónimos fabricados a uno u otro lado. Teniendo en cuenta el tema de las relaciones laborales en USA, o que se incluyen los países del tratado USA, México y Canadá, id contando que los salarios en España serán mexicanos, el despido y las indemnizaciones debidas, como en USA, la protección social, las emisiones de gases contaminantes y los Cop’s como allí.

Eso quiere decir que décadas de normativa europea se van a ir poco a poco, si queremos, pero inexorablemente por el sumidero.

¿Y quién gana?. Sólo las más grandes de las multinacionales, y esas salvo contadas excepciones están en el occidente Atlántico.

¿Quién pierde?. Los ciudadanos, lo juro, y si no, revisad cifras en México tras la implantación del tratado de libre comercio que les unió a USA. Y lo que es peor, ha conllevado – ignoro si directamente por su causa – que nuestra tierra hermana esté sumida en una guerra civil, por falta de riqueza.

Nuestros políticos no han debatido sobre esto en nuestro parlamento, y por lo que sé, no tienen aquellos que nos representan en Europa acceso alguno, a las actas de las negociaciones. No me ilusiona, me aterroriza.

Vayamos a las próximas, municipales y autonómicas parciales. ¿Propuestas ilusionantes?, por favor decidme alguna.

El otro día salía el candidato socialista a la alcaldía de Madrid que uno de sus proyectos era ¡quitar la hora al barrio del Pilar!.

La Sra. Aguirre no le andaba a la zaga, juraba a un grupo de personas en una residencia geriátrica, poco menos que les iban a poner chorizo a las lentejas.

L’Albert insistiendo en lo de las meretrices.

….Podemos que depende…..y los de IU,.

Y la mitad de los jóvenes sin trabajo, los mayores de 40 no van a encontrarlo nunca, los hospitales cayendo en picado, y cada vez que desde fuera miran a nuestro nivel de educación nos sonrojamos, el fondo nacional de pensiones tiritando, y nadie de los que pagamos hace nada por resolverlo. (Bueno, los muy ricos tienen ese problema resuelto).

De los autonómicos, ni hablar me apetece. El bueno de Gabilondo, remembrando al Viejo Profesor, bien está, y la del PP, no sale, que no le dejan.

A nadie se le ha ocurrido un plan, de esos que necesitan para llevarse a cabo, apéndices que hagan palidecer al caballo de Espartero. Ejemplo, un plan para elevar la renta per cápita de la región o la ciudad en un 15% anual, durante los próximos diez años. Plan desarrollado, viable, con sus costes, con sus sacrificios, con sus controles, como cualquier proyecto que llevaría a cabo cualquiera de esas empresas que están a punto de ser ya los verdaderos dueños del universo.

Un plan que asegurara niveles de ocupación, y niveles de renta per capita por encima de los 40K€ a los que votamos, a los que pagamos los sueldos y mamandurrias de esta gente que, a la hora de comunicarnos sus proyectos, parecen un programa de debate de esos de tele basura.

¿No somos capaces? Creo que no quiere hacerse, nos distraen con sus corrupciones, sus rasgamientos de túnicas senatoriales, pero proyectos ilusionantes, ninguno que, al menos, conmigo funcione, son políticas del siglo XIX, basadas las más de las veces en la lucha de clases, y eso ya no existe, amigos, murió en los cincuenta del pasado siglo, y se enterraron en 1989.

Ya he hablado en otras ocasiones de la distribución de la riqueza en nuestro país, pues tened en cuenta, que según lo que veo y leo, esto va a peor a pasos agigantados, para los más de los mortales.

Buenas noches y buena suerte

Un comentario sobre “POLITICOS, VOTANTES, E ILUSION”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*