Por Transcaucasia, Azerbayan

….Y en la U.R.S.S., tienen petróleo en Bakú, según rezaba mi libro de segundo de bachillerato, de forma que ya que andaba por esas tierras, no podía por menos que acercarme a orillas del Caspio, a ver que había de verdad en ello.
Y lo que me encuentro al llegar es una ciudad que parece haber sido levantada por un nuevo rico, y algo de eso hay. Un fantástico estadio olímpico, una villa olímpica, vacía claro, a espera de que alguien les mire, edificios que parece que me he equivocado de aeropuerto y me han aterrizado en Doha, por lo menos, grandes avenidas y autopistas donde se mezclan los Bentleys con los Lada….sin ningún Renault o Toyota por en medio.
P1070271
Y la cosa es que sí, que el petróleo sale a partir de 30 metros, que en tierra y en el Caspio, sacan lo que quieren, y como ya no hay Unión Soviética, pues todo para ellos, pero no para todos ellos, que aunque tienen una renta per cápita el doble que sus vecinos, resulta que solo un tres por ciento de la población, realmente disfruta de esos excesos energéticos.
Al final, como en toda Transcaucasia, este es un país de agricultores y ganaderos pobres, con unos recursos energéticos que se cifran en algo más de un millón de barriles de petróleo diarios y un buen chorro de gas , que supone una renta de unos 25 mil millones de dólares anuales, para una población de alrededor de 9 millones de habitantes. Es decir que ese 40% de la renta del país está en manos de unas doscientas mil personas.
P1070290
A poco que hurgas un poco el tufillo del socialismo rancio aparece por doquier, junto a la sociedad rural que representa la mayoría de la población. Lo ves en la forma de los comercios fuera de las grandes marcas del lujo, lo ves en los restaurantes, lo ves en el concepto de la actitud de los trabajadores, y sobre todo en la eficacia de las infraestructuras faraónicas que llenan la ciudad.
Es interesante pasear por su barrio antiguo, que como todo en estas tierras tiene más de quince siglos, sin despeinarse, y ver que les encanta enseñarte la inscripción de la legión doce que perdieron los romanos un poco más al sur, los del Craso error cuando los partos les masacraron por la ambición desmesurada de dinero de su general.
P1070287
Claro que por estas tierras de paso, salvo la inscripción en latín que se ha encontrado no dejaron más memoria.
Algunos yacimientos prehistóricos sin demasiado interés, ya que no creo aporten demasiado al conocimiento de las migraciones y asentamientos humanos desde el punto de vista arqueológico, y poco más aparte del petróleo que empezó a explotarse a mediados del XIX, con los hermanos Nobel de por medio.
P1070250
Este pueblo, que es realmente independiente desde hace unos veinticinco años, tiene, como el armenio, el dolor de una guerra, y su monumento correspondiente con los enterramientos de los caídos en 1991, a manos armenias, y claman por el genocidio que mantienen sufrieron cuando la población azerí de Karabaj fue desplazada hacia el Este.
Al final muerte y odio en los dos lados, y con mala solución, que en esta parte de Transcaucasia, el ochenta por ciento de la población es musulmana, pero me da que con unos índices de práctica muy bajos, ya que los velos y similares que he visto olían a iraníes que apestaban, y las cervezas volaban por las terrazas a velocidad de vértigo.
Y no, no era para los turistas, que debíamos ser cuatro gatos, que aquí la mesnada islámica no se lo gasta todo en Bentleys, que guardan algo para un chupito.
Poco que enseñar tienen estos azeríes, fuera de lo que concierne a lo que rodea al petróleo que en muchos sitios casi les aflora. Así que sus fortalezas, y palacios utilizaban el crudo en sus fosos para desanimar a posibles conquistadores, y hoy para sustentar a unos dirigentes, que parece llevan el país como un sultanato de las mil y una noches, por mucho parlamento que te enseñen.
Claro que esa riqueza debían canalizarla toda hacia la Madre Rusia, aunque ahora se ha redirigido hacia el Mediterráneo cruzando Georgia y Turquía. El gran yacimiento de gas que están comenzando a explotar, permitirá una alternativa a la UE, de su gran dependencia de Rusia y Ucrania en este importante elemento energético, Putin mediante.
La explotación del Caspio, no es únicamente azerí, ya que otros países de la zona también actúan sobre este que no deja de ser el mayor mar interior del planeta con sus más de doscientos cincuenta mil kilómetros cuadrados.
Los niveles de contaminación se han elevado a cotas que han forzado a las autoridades iraníes a desrecomendar el baño, y la industria del caviar, muy posiblemente acabe desapareciendo en aras de la venta de energía.
Por lo visto, la mentalidad soviética aún está muy presente, ya que en las escuelas es el ruso
la lengua principal, aunque el azerí también se estudie, y tres generaciones pensando de una forma determinada no se liberan de un plumazo.
En este punto, siempre quiero reflexionar sobre lo que ha significado el paso del comunismo sobre el entorno, y lo que está significando hoy en China. Es una lección que en occidente empieza a preocuparnos, pero que en la mentalidad del oriente que ha pasado o está en el socialismo de estado, no preocupa en absoluto.
Quiero recordar el Mar de Aral desecado por sobre explotación, el Volga donde se pueden encontrar casi todos los elementos de la tabla periódica, o los cientos de estructuras industriales abandonadas, los países que como Uzbekistán han sufrido por la existencia de un monocultivo de algodón que ha destrozado sus sistemas hídricos, un Beigin donde literalmente no se puede respirar….la lista es interminable.
Pero al final me temo que estos muchachos de Azerbayan, vivirán una edad de oro reservada a sus sultanes, y cuando se acabe esta forma de energía, los pobres seguirán siendo pobres, y tendrán menos recursos. El 3% de los ricos, no me preocupan.
Verán salir aún llamas de las montañas un par o tres generaciones más por el gas que se filtra, harán edificios más bonitos que los de Doha, los de Dubai, o los de Abu Dabi, pero no veo esa fuerza que debe tener un país para conseguir ser ese sitio donde los ciudadanos dejen de ser súbditos.
Las dictaduras parlamentarias son muy malas de digerir.
Buenas noches, y buena suerte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*