Dolor nepalí

DSC_0067He visitado dos veces Nepal, la última en octubre del año pasado. Desgraciadamente en la capital, decidió un tifón que estaba machacando el centro y norte de la India, descargar, no con la fuerza con que lo hizo al sur, pero si con la suficiente intensidad, para ponerme de barro hasta las orejas.

P1040460

Los que conocéis Katmandú, sabéis perfectamente lo que significa una lluvia persistente y con cierta intensidad en esa tremenda ciudad.

Hoy no voy a escribir sobre ese viaje, ni sobre el anterior, un par de años antes que me llevó hasta los pies del Annapurna.

Quiero sin embargo recordar, que esa lluvia, molesta, para un turista como yo se transformó en un drama para las gentes que estaban haciendo el circuito del Annapurna, ya que al comienzo de la temporada de excursionistas y escaladores, cuando ya no se esperaban precipitaciones fuertes, este fenómeno sorprendió a mucha gente, demasiada creo yo, entre habitantes de la zona, guías de montaña, y excursionistas.

Mientras este drama se desarrollaba, yo estaba volando hacia Paro, y con las limitaciones de las comunicaciones no llegué a enterarme con exactitud, del número de personas que murieron, pero leí algo así como 50 muertos, y 400 desaparecidos en algún momento. Supongo que de esos últimos aparecerían con posterioridad los más de ellos, pero las agencias de noticias dejaron de informar, y nunca más se supo, o supe.

Luego desde el Tíbet, llegué casi al campo base del Everest, por el lado fácil, pero el ejército chino me impidió el paso, porque, al parecer, las condiciones incluso en esa parte, con los Himalayas por en medio, y varios días después de la tragedia, el paso estaba cerrado por inseguro.

P1040303

De nuevo, sabéis quienes habéis viajado a esa zona, como son las comunicaciones, lo que cuesta hacer treinta kilómetros por aquellos caminos, y lo frágil que es la vida de quienes allí, intentan salir adelante.

Sabéis perfectamente que una alteración del medio, un corrimiento, un desbordamiento, no solo se puede llevar decenas de vidas, sino, lo que quizás es peor, dejar en la más absoluta miseria a los que sobreviven.

Cierto que necesitan poco, y que tienen la sonrisa siempre en la cara, incluso, aquellos que por su profesión, han sido contaminados por occidente, por gente como yo que aparecemos con nuestros euros, dólares o plásticos que lo pueden todo.

Gentes, que como yo, van a sus tiendas, y tratan de rebajar 100 rupias en unos zapatos de montaña, falsos, ya lo sé, pero útiles, y esas 100 o 200 rupias puede ser lo P1040394P1040437

que muchos nepalíes llevan a sus casas ese día para dar de comer a su familia.

Uno de los grupos más privilegiados del país, son los sherpas, miembros de una etnia, que tradicionalmente han acompañado a las expediciones de  occidentales, y orientales (Japoneses, Australianos, Neozelandeses) en sus excursiones por las montañas maravillosas a cuyos pies se extienden los valles por los que transcurren los Ríos que acaban rindiendo pleitesía en la India.

P1040324

Estas gentes, con las que yo he viajado, son seres excepcionales, no solo por la forma en que llevan a cabo su labor, sino por el trato que te dan, y la sonrisa con la que te regalan todos y cada uno de los momentos del día, es un privilegio estar con ellos.

Mi amigo el Sherpa que me llevó al Annapurna

Mi amigo el sherpa que me acercó al campo base del Annapurna.

Trabajan durante cuatro meses al año, ahora empieza la temporada de primavera, luego paran por la llegada de los monzones, vuelven de nuevo en octubre y noviembre, y el invierno les echa a patadas a sus poblados porque no se puede andar por las montañas.

Digo que son privilegiados, porque pueden obtener unos ingresos de siete u ocho mil euros al año, lo que les permite llevar a sus hijos a escuelas de mayor calidad, y algunos casos excepcionales a alguna universidad local.

Justo ahora hace un año, una avalancha, se llevó la vida de 16 de estos hombres que estaban preparando en el campo base del Everest una ruta para el día siguiente. Mereció algunos sueltos de prensa, y un artículo sobre los sherpas en National Geographic, que no se si compensó al menos a las familias de los muertos.

Luego, como he dicho, el pasado 9 de octubre el ciclón Hudhud, llegó hasta la montaña, y por el paso de Thorung, se llevó a esa cincuentena, (creo) de personas.

Para que nos hagamos una idea de qué es lo que esto significa, diré que en un año, casi doscientas mil personas van por las rutas del Annapurna, (bellísimas, e inolvidables), que representan la vida para el país y para muchas de sus comunidades.

Pero ya vemos que cuesta sangre. Si corresponde a occidentales, mal, claro, sobre todo si acaba con sus vidas, pero han, (hemos) ido por voluntad propia. Si corresponde a un ciudadano nepalí, el drama se multiplica por mil, y es fácil entenderlo. Si hay muerte, las expectativas de la familia se truncan, y si se sobrevive con impedimento de volver a la montaña, aún peor.

P1040379

Porque por encima de los cuarenta y poco…. estás fuera de este trabajo, tienes que  haber sacado tu familia adelante, debes tener tus hijos educados, vamos el trabajo hecho.

Dos golpes terribles el año pasado al inicio de la temporada en primavera y en otoño, y hoy un terremoto, que al parecer ha matado gente en la montaña, habrá destruido caminos, no sé lo que habrá hecho en la doliente Katmandú, aunque las noticias son terribles, con centenares de muertos, edificios derrumbados, y hasta maravillosas construcciones se han venido abajo. Parece que el Dharahara se ha derrumbado, no sé como estará la plaza Durbar en Patan, aunque las noticias son que está irreconocible.

Pienso también en Bhaktapur, o en Pokhara, que debe estar muy cerca del epicentro, o en Lumbini, más al sur donde nació Buda.

P1040359

Quiero hacer un último comentario sobre las gentes de este país, que siempre me ha acogido con cariño, y es relativo a la explotación inhumana que están sufriendo en Qatar los nepalíes que les están levantando instalaciones deportivas para un futuro campeonato del mundo de fútbol. Informaros acerca de lo que ocurre, como viven y como están muriendo esos obreros que acuciados por la miseria y con salarios infrahumanos, van a satisfacer el ansia de dinero de la gente más rica del mundo, los qataríes, y los dueños del fútbol.

Solo quiero ahora expresar mi dolor por el drama que se vive en esa tierra, y esperaré ocasión para poder colaborar dentro de mis posibilidades.

Buenas noches, y buena suerte

2 comentarios sobre “Dolor nepalí”

  1. Hey I know tɦis is off topiϲ but I was wondering if you knew
    of any wіdgets I could add to my blog that automatically tweet my newest twitter updates.

    I’ve been looking foг a plug-in like this for quite some
    time and was hoρing maybe you would have some experience with
    something like this. Pleɑse let me know if you run into
    anything. I truly enjoy reading your blog and I look
    fоrward to your new updates.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*